Batrachochytrium dendrobatidis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Batrachochytrium dendrobatidis
Batrachochytrium dendrobatidis.jpg
Zoosporangio de B. dendrobatidis
Clasificación científica
Reino: Fungi
División: Chytridiomycota
Clase: Chytridiomycetes
Orden: Rhizophydiales
Familia: Incertae sedis
Género: Batrachochytrium[1]
Especie: B. dendrobatidis
Nombre binomial
Batrachochytrium dendrobatidis
Longcore, Pessier & D.K. Nichols (1999)

Batrachochytrium dendrobatidis también conocido como Bd o el hongo quítrido de los anfibios, es un hongo quítrido que amenaza la población mundial de anfibios, a los que causa la enfermedad denominada quitridiomicosis. Se trata de un hongo dulceacuícola que ataca a la piel de los anfibios, la cual es imprescindible para su homeostasis hídrica y gaseosa y defensa inmunológica. Está incluida en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo[2] de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Dado que la pandemia de quitridiomicosis sucede desde la década de los 80, se ha discutido el posible papel humano en la difusión del hongo. Hoy se asume que Xenopus laevis, una rana empleada para efectuar los test de embarazo, pudo actuar como vector propagador del hongo por todo el mundo, si bien esta técnica empezó a difundirse en 1930 y hasta hace poco más de veinte años no se ha recrudecido la enfermedad. De hecho, hay investigadores que opinan que el hongo siempre ha estado en contacto con las poblaciones de anfibios y que sólo ahora, cuando están inmunodeprimidas por efecto del impacto humano en los ecosistemas, su micosis se hace más patente.

Etimología[editar]

Micrografía electrónica de barrido de una zoospora y esporangios del hongo quítrido (Batrachochytrium dendrobatidis)

El nombre del género se deriva de las palabras griegas batrachos (rana) y Chytra (vasija de barro), mientras que el califocativo específico proviene del género de ranas en el que se detectó por primera vez el patógeno (Dendrobates).[3]

Distribución[editar]

El Bd es originario de Sudáfrica, donde al parecer era una infección estable en las poblaciones silvestres de la rana africana de uñas Xenopus laevis.

A partir de los años 30, probablemente a causa del comercio de ejemplares de X. laevis comienza a propagarse por el todo el mundo hasta convertirse en el responsable del mayor declive de anfibios a nivel mundial.[4]

Fisiología[editar]

La temperatura óptima de desarrollo del B. dendrobatidis se encuentra entre los 17 y los 25 grados, pudiendo sobrevivir a temperaturas por encima de los 4 grados y hasta un máximo de 27 ºC, momento en el que el crecimiento se detiene. Temperaturas superiores a los 30 grados parecen causar la muerte del hongo.[4]

Referencias[editar]

  1. «Batrachochytrium dendrobatidis» (en inglés), Index Fungorum, CAB International, Centraalbureau voor Schimmelcultures (CBS) y Landcare Research New Zealand Limited (eds.), http://www.indexfungorum.org/Names/NamesRecord.asp?RecordID=450228, consultado el 24 de mayo de 2010 
  2. Lowe S., Browne M., Boudjelas S., De Poorter M. (2000). 100 de las Especies Exóticas Invasoras más dañinas del mundo. Una selección del Global Invasive Species Database. Publicado por el Grupo Especialista de Especies Invasoras (GEEI), un grupo especialista de la Comisión de Supervivencia de Especies (CSE) de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), 12pp. Primera edición, en inglés, sacada junto con el número 12 de la revista Aliens, diciembre 2000. Versión traducida y actualizada: noviembre 2004.
  3. Longcore JE, Pessier AP, Nichols DK. «Batrachochytrium Dendrobatidis gen. et sp. nov., a Chytrid Pathogenic to Amphibians» (en inglés). Mycologia 91:  pp. 219–227. http://www.jstor.org/discover/10.2307/3761366. 
  4. a b «EL HONGO QUITRIDO. Batrachochytrium dendrobatidis». Jangala magazine. Consultado el 10 de noviembre de 2014.

Bibliografía[editar]

  • Berger L, Speare R. Chytridiomycosis: a new disease of wild and captive amphibians. ANZCCART Newsletter 1998;11(4):1-3.
  • Blaustein AR, Dobson A. A message from the frogs. Nature 2006;439:143-144.
  • Pounds AJ, Bustamante MR, Coloma LA, Consuegra JA, Fogden MPL, Foster PN, la Marca E, Masters KL, Merino-Viteri A, Puschendorf R, Ron SR, Sánchez-Azofeifa GA, Still CJ, Young BE. Widespread amphibian extinctions from epidemic disease driven by global warming. Nature 2006:439:161-167.
  • Stuart SN, Chanson JS, Cox NA, Youn BE, Rodrigues ASL, Fischman, Waller RW. Status and trends of amphibian declines and extinctions worldwide. Science 2004;306:1783-1786.