Banco Pichincha

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Banco Pichincha C.A.
En Confianza
Tipo Sociedad anónima
Industria Finanzas
Fundación 1906
Sede Bandera de Ecuador Quito, Ecuador
Productos Servicios financieros
Sitio web www.pichincha.com/
[editar datos en Wikidata ]
Cajeros Automáticos - Sucursal Centro Comercial El Bosque.

El Banco Pichincha (BVQ: PCD) es el mayor banco privado, por capitalización y número de depositantes, en el Ecuador. Banco principal del Grupo Pichincha, grupo empresarial que incluye las compañías de asociadas con el banco y empresas relacionada a Fidel Egas Grijalva y familia, que incluye Diners Club del Ecuador, Picaval, Teleamazonas (hasta 2012), Delta Publicidad, entre otras.

El banco tiene más de un millón y medio de clientes, más de 1500 millones de dólares en su portafolio de prestamos, y más de 200 agencias en el país.

Las transacciones electrónicas del Banco Pichincha se hacen a través del sistema INTERNEXO, que remplazó el sistema TODO1.

En enero del 2007, el Banco Pichincha firmó un contrato de $140 millones con Tata Consultancy Services (TCS) por 5 años, en el cual se modernizara los sistemas de información y mejorara la eficiencia. [1]

Como parte de este acuerdo, la mayor parte del personal del Banco Pichincha ha sido contratado por TATA, respetando su situación laboral y manteniendo intacto el nivel de servicio y la orientación tecnológica del banco.

Historia[editar]

52 quiteños se reunieron en la Casa Municipal de Quito. Veinticuatro días después, el 11 de abril de 1906, Manuel Jijón Larrea (el principal gestor de la iniciativa) estaba frente al escribano Fernando Avilés, ante quien quedó establecido "un banco de emisión, circulación y descuento, sobre las bases contenidas en el estatuto", y se fundó la Compañía Anónima Banco del Pichincha (hoy Compañía Anónima Banco Pichincha).

Ese día, la escritura pública de establecimiento de la compañía se suscribió en acto solemne realizado en el salón municipal de Quito, el 11 de abril de 1906. Manuel Jijón Larrea fue designado presidente de la institución, ya que había sido el eje de la iniciativa. Era un gran hacendado y también productor textil. Fue uno de los empresarios más innovadores de su tiempo. Fue también el propulsor de la Cámara de Comercio, Agricultura e Industrias de Quito, escribió el historiador Enrique Ayala Mora.

El 23 de abril de 1906 se integró el primer Directorio, en la casa de Fernando Pérez Quiñones. En esa ocasión, se encargó la Gerencia a Ignacio Fernández Salvador, el que fue sucedido por Carlos Pérez Quiñones en 1907; Manuel Freile Donoso consta también como gerente fundador.

Constituida de esta manera, la entidad fijó desde sus inicios su prioridad: trabajar en el mercado de divisas. Gracias a las gestiones del entonces vicepresidente, la institución consiguió colocar fondos en el extranjero por un capital inicial de 600 mil sucres, lo que marcó el comienzo de la vida legal del Banco Pichincha.

Reunido en sesión del 4 de junio de 1906, este directorio aprobó el primer pedido de billetes por un valor representativo de un millón de sucres. El dinero llegó en febrero del año siguiente y comenzó a circular inmediatamente, en virtud de las emisiones que se hacían de acuerdo a la ley y las exigencias comerciales vigentes. Junto con los billetes, llegaron también títulos de acciones, cheques, letras de cambio, libretas para los estados de cuentas corrientes, útiles de escritorio, y otras herramientas necesarias para el trabajo bancario.

La primera agencia bancaria se estableció en la intersección de las calles Venezuela y Sucre, en la propiedad de Juan Francisco Freile. En ella, se daba empleo a siete personas. "Los primeros empleados eran escogidos primordialmente, por su excelente caligrafía", dice un documento consultado. Aunque también contaba su habilidad para el cálculo y las matemáticas, porque no habían máquinas para los contadores. La primera llegó al país recién en 1930.

En sus inicios, la entidad dio mucha importancia al comercio con el exterior, por eso trabajó muy de cerca con la firma Glyn Mills Currie, "una de las más reconocidas de Londres". Y fue clave para financiar gran parte de la pavimentación y canalización de Quito y los últimos rieles del ferrocarril Guayaquil-Quito. La nueva institución logró acumular el 60% del capital sin esfuerzo alguno. Esto había sido posible dentro de un tiempo récord de 30 días, dado el tipo de acciones de bajo valor que habían sido emitidas, lo cual permitió la participación de un amplio grupo de gentes de fortuna mediana, según relata Ayala Mora.

Carlos Pérez Quiñónez fue reemplazado en 1927 por Alberto Acosta Soberón, justo el año en el que aparece en Quito el Banco Central, encargado de la emisión de la moneda nacional. Acosta Soberón había fundado en 1920 la Compañía de Abastos Comercial y Préstamos, la que luego se convirtió en el Banco de Abasto. Fue el primero de los Acosta en ser llamado a la Gerencia del Banco Pichincha.

En los siguientes años, y debido al rápido y creciente desarrollo del país, se comenzó a pensar en un aumento de capital. Este se materializó en 1928, cuando quedó fijado en la considerable suma de 3,2 millones de dólares.

Acosta Soberón entregó el bastón de mando a su hijo Jaime Acosta Velasco en 1972, luego de haber permenecido durante 44 años en la Gerencia General. Acosta Velasco había entrado al banco en 1937, como ayudante de contador.

Enlaces externos[editar]