Autóctono

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Autóctono (del griego αὐτόχθων "indígenas", de αὐτο-"yo mismo"-χθων "la tierra, el suelo") significa ente (biológico o no) que es propio de un lugar.

Biología[editar]

En la biología se usa el concepto de autóctono para designar a aquellos seres vivos que son propios del ecosistema en el que se hallan, en contraposición con los alóctonos. Estos seres autóctonos se suponen evolutivamente adaptados al ecosistema, y por lo tanto canalizan mejor los flujos de materia y energía del mismo que otros seres introducidos que tenderán a causar desequilibrios. El concepto se puede aplicar a todos los reinos biológicos, y no sólo a especies silvestres, sino también a razas domésticas, tanto vegetales como animales. Esto es especialmente importante en agronomía, en concreto en prácticas extensivas, pues estas razas estarán mejor adaptadas a las condiciones locales, tanto climáticas como edáficas, etc.

Paleontología[editar]

En tafonomía, se dice que un fósil es autóctono cuando se encuentra en el lugar o área donde fue producido.[1]

Mitología griega[editar]

En la mitología griega, los autóctonos eran hombres surgidos directamente de la tierra, por lo que estaban especialmente vinculados con ésta para siempre. Sin embargo, los griegos no los consideraban como hijos de la diosa Gea, sino que no les adjudicaban ni padre ni madre. Simplemente, surgían de la tierra como las plantas.

Esta peculiar manera de nacer ocurría en los momentos en que el Destino dejaba de guiar al Universo y éste, siguiendo su propio impulso, invertía la dirección de su movimiento. Estas edades eran recordadas como momentos de terribles cambios, en los que muchas especies animales sucumbían y del género humano sólo quedaban algunos elegidos. Los supervivientes experimentaban en sus vidas cómo el mundo iba al revés. Así, los ancianos iban rejuveneciendo poco a poco y los jóvenes se iban haciendo cada vez más pequeños hasta que se convertían en recién nacidos y desaparecían.

En estas condiciones, originadas por revoluciones o cambios en las deidades regidoras del Universo, la reproducción sexual conocida era imposible, y tampoco había lugar para la muerte, motores del devenir ordinario del mundo, pero imposibles cuando el tiempo marcha hacia atrás y los especímenes se hacen cada vez más jóvenes. Irónicamente las especies iban desapareciendo aunque no existiera la muerte, pues sus miembros más jóvenes iban dejando de existir. No obstante, cuando las nuevas deidades se hacían cargo del devenir del los mortales, el curso de la vida volvía a su cauce, y se habla de algunas generaciones que experimentando la creciente juventud, volvieron a envejecer.

Algunos de los autóctonos que llegaron a ser célebres fueron:

Otros significados[editar]

El sustantivo autoctonía o el adjetivo autóctono puede referirse a:

  • Los pueblos indígenas.
  • Lengua autóctona, el idioma de un pueblo indígena.
  • Autochtoon, término en holandés: ciudadano de los Países Bajos y Flandes cuyos padres habían nacido en la zona, a diferencia de un allochtoon, que era la persona cuya madre o cuyo padre había nacido en otra tierra.
  • Indigenismo político, basándose en una ideología de la idea de un grupo de "autóctonos" a su patria
  • Una variedad local de animales autóctonos.
  • En medicina, los medios autóctonos sean originarios del lugar donde se encuentra, por ejemplo, las células autóctonas, cáncer autóctono.
  • A los sedimentos o rocas que se pueden encontrar en su sitio de formación.
  • Autóctona croata del Partido de los Derechos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Fernández López, S.R. (2000). Temas de Tafonomía. Departamento de Paleontología, Universidad Complutense de Madrid. 167 págs.

Enlaces externos[editar]