Aurelio París Sanz de Santamaría

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Aurelio París Sanz de Santamaría

Empresario

Datos personales
Nacimiento 29 de agosto de 1829
Bogotá
Partido Conservador
Profesión Empresario
[editar datos en Wikidata ]

Aurelio París Sanz de Santamaría (Bogotá, 29 de agosto de 1829 - 1899), empresario colombiano hijo del coronel Mariano París y de María Francisca Sanz de Santamaría Ricuarte.

El éxito empresarial[editar]

Luego de la muerte de su hermano Guillermo, Aurelio asumió la hacienda Las Delicias de Sopó, desde donde desarrollaban las mismas actividades agrícolas de su padre. Sin embargo, las tierras no estaban muy habilitadas debido a que la región tenía problemas de inundación frecuente por el caudal de agua lluvia que recogía la Laguna de Fúquene, y que se rebosaba con frecuencia. Casualmente, en la década de 1870, las tierras fueron azotadas por un verano sin precedentes en los anales meteorológicos; las dehesas, otrora fértiles, ricas en pastos y en regadíos, quedaron convertidas en eriales por la carencia absoluta de aguas lluvias. Los ganados vacunos perecían de hambre, y como consecuencia de la falta de bebederos, se desarrollaron epidamias que contribuyeron a que se diezmaran las reces. Ante este trágico panorama, los hacendados vendían sus vacunos a precio de quema; pero para lo que algunos les significó la ruina, para los dueños de pantanos se tradujo en prosperidad y bonanza antes no vista, entre los que se contó don Aurelio París, quien vio convertido en inmensos pastales la hacienda que era víctima de las aguas de la Laguna. Esta coyuntura lo impulsó a arriesgar todo su capital y el de su familia para compra de novillos, vacas y terneros, acudiendo incluso a un crédito en el Banco de Bogotá para invertir mas en su propósito. A pesar del temor del gerente, desembolsó los recursos para París, con tal suerte, que el verano se prolongó dos años más y la inversión del arriegado empresario resultó multiplicada a tal punto de convertirlo en uno de los hombres más ricos del país.


La anécdota del landó[editar]

Pasó a la historia por la pluma de Tomás Rueda Vargas, una anécdota sucedida entre Aurelio París y el gerente del Banco de Bogotá que le ayudó con el crédito. Hecha su fortuna, París mandó importar de la capital de Francia un carruaje tipo landó para obsequiárselo al banquero, y le llevó el presente hasta su oficina. Tan pronto como el gerente vio a don Aurelio en su oficina, le manifestó que lamentaba mucho no atenderlo pero que el banco estaba pasando por una situación crítica que no permitía otorgale las sumas en crédito que acostumbraba a solicitarle. París, sin mediar parabra, se retiró del despacho del gerente y se llevó consigo el obsequio que pretendía entregar.

La sucesión[editar]

Aurelio París murió en Anapoima el 28 de febrero de 1899. Sus exequias se llevaron a cabo en Bogotá y su cadáver sepultado a espaldas del Altar Mayor de la Catedral Primada de Bogotá. Al fallecer soltero y sin hermanos que le sobrevivieran, los sobrinos de París se constituían en herederos universales; sin embargo, aparecieron en el proceso de sucesión dos hermanas que con actos notariales en mano, se presentaron como hijas de Aurelio París y Paula Gómez. Así las cosas, la fortuna de París que fue valorada en 1900 en 1'420.000 pesos, fue repartida en cuatro hijuelas: Las hermanas Sara y Hortensia París Lafaurie recibieron la hacienda La Primavera de Sopó, los hermanos Adela, Cristina, Guillermo y Henrique París Frade heredaron las haciendas Boyero y Boyerito también en Sopó, la hacienda La Concepción de Sopó y la Laguna de Fúquene fue recibida por Mercedes París Gómez. Los ricos herederos disfrutaron su magnífica fortuna, pero varios la dilapidaron al cabo de pocos años.