Arteterapia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


La Arteterapia es una disciplina que utiliza el arte y los medios visuales como la principal vía de comunicación. La expresión creativa artística es el vehículo que permite desarrollar la capacidad de reflexión, comunicación, expresión y desarrollo personal. Se aplica dentro de los ámbitos relacionados con la salud física y mental, el bienestar emocional y social en diversos sectores de la población.

Definición[editar]

La Asociación Británica de Arteterapia (BAAT) describe a la arteterapia como:

“Una forma de psicoterapia que usa los medios artísticos como el modo de comunicación primordial. Ésta es practicada por arteterapeutas cualificados y registrados quienes trabajan con niños, jóvenes, adultos y ancianos. Puede utilizarse para diferentes diagnósticos o dificultades como los emocionales, problemas conductuales o de salud mental, aprendizaje, discapacidades físicas, lesiones cerebrales o situaciones neurológicas y enfermedades... La arte terapia no es una actividad recreacional o una clase artística, aunque se puede disfrutar de ella. Los clientes no necesitan de experiencia previa alguna o ser expertos en arte.“

La Asociación Americana de Arte Terapia (AATA) define esta disciplina así:

“El arteterapia es una profesión establecida en la salud mental que ocupa los procesos creativos de la realización de arte para mejorar y explorar el bienestar físico, mental y emocional de individuos de todas las edades. Está basado en las creencia que el proceso creativo relacionado en la autoexpresión artística ayuda a la gente a resolver conflictos y problemas, desarrollar habilidades sociales, controlar el comportamiento, reducir el estrés, aumentar el autoestima y la autoconciencia, y alcanzar la introspección.”

Caroline Case y Tessa Dalley describen la arteterapia como “una terapia que usa los medios artísticos con los que el cliente expresa y trabaja situaciones y problemas. En la relación terapéutica, el arteterapeuta y el cliente están comprometidos a trabajar juntos para entender el significado del trabajo artístico producido. Para muchos clientes es más sencillo utilizar la comunicación no verbal y por medio del relato encontrar sentido de su propia experiencia a través del objeto artístico que es el foco de discusión, análisis y reflexión.”

Por otra parte en el libro de arte-terapia escrito por Jean-Pierre Klein (2008) define a la misma como: “una búsqueda de sí que no está ahí por anticipado: no está sino como una posibilidad. La obra es el acontecimiento que abre el mundo y puede transformarlo” (p. 19). Es entonces, el arte-terapia, un camino que puede ser recorrido mediante una pieza de arte con el objetivo de encontrarnos en él.

Objetivos y Materiales[editar]

Los objetivos de la arteterapia son diversos y pueden variar según el contexto de la práctica. Para los miembros de la Asociación Canadiense de Arteterapia (CATA) los objetivos generales del uso de los materiales en la arteterapia ayudan a los individuos de las siguientes maneras:

  • Expresando sentimientos difíciles de hablar
  • Incrementando el autoestima y la confianza
  • Desarrollando habilidades confrontativas saludables
  • Identificando los sentimientos y bloqueos de expresiones emocionales y de crecimiento
  • Proveyendo una vía de comunicación
  • Haciendo la expresión verbal más accesible

Estos objetivos enfatizan la capacidad del arte en terapia para expresar y comunicar sentimientos a trabajar con y a través de las áreas de dificultad facilitando la reflexión, discusión, cambios en la conducta, oportunidades de reflexión profunda y aprendizaje en los pacientes de los lenguajes y procesos creativos artísticos.

Los materiales artísticos pueden variar mucho dependiendo de diversos factores como la elección o la disponibilidad. Se pueden usar desde los materiales tradicionales (acuarela, óleo, lápices de color, rotuladores, etc.) así como otros diversos y alternativos como el material de reciclaje cajas, revistas, cuerdas, lana, juguetes, ropa, entre otros. Las nuevas formas de tecnología como computadoras, software y creación de estudios virtuales se han ido incorporando a la práctica. El arte en la arteterapia se sigue desarrollando, creando y respondiendo a las nuevas formas culturales.

Cabe mencionar que no sólo es a través de las artes plásticas que se puede tratar al paciente en cuestión. También se puede lograr por medio de las diferentes categorías en las que se suele dividir al arte que son danza, música, representación teatral, y literatura entre otras. La calidad exigida en cada una de las obras creadas, sea cual sea la vertiente, será evaluada por los artistas, pedagogos, y terapeutas (Klein, 2008). Dentro de la calidad se estudian otros factores como lo son la éstetica y el término "belleza". Sin embargo, los parámetros y delimitaciones de qué entra y qué no entra en estos términos es una discusión que se mantiene hasta el día de hoy. Como dijo Schesler, filósofo alemán, “En ninguna parte, en el dominio de la filosofía, es tan grande la disparidad de opiniones como en la estética. Tampoco en ninguna parte se halla tanta palabrería hueca, un empleo tan constante de tecnicismos vacíos de sentido o mal definidos, una erudición más pedantesca, y al propio tiempo más superficial”. (Schesler, s.a en Tolstói, 1902, p. 23)

Antecedentes Históricos[editar]

Primero que nada, y retomando lo que dijo Tolstói (1902) en "¿Qué es el arte?, el hombre tiene una necesidad de satisfacer el arte. Desde tiempos antiguos se puede apreciar que así ha sido. Se tienen las pinturas rupestres en las cuevas de los cavernícolas. En sus dibujos, intentaban comunicar su estilo de vida (tomando en cuenta que el lenguaje no estaba totalmente desarrollado). A lo largo de los años se puede reflejar cómo se ha pasado de vincular la relación que los hombres tenían con los animales a la creación de esculturas como el David de Miguel Ángel. Si se piensa, en ningún momento el arte ha dejado de existir y siempre evoluciona a medida que el hombre lo hace –si no evoluciona al menos podemos decir que nuevos conceptos se añaden a él y se torna más complejo-. De esta manera podríamos, con certeza, que el arte es inherente a nuestra condición humana. Se puede partir, de este punto, a pensar en el arte como una forma viable de terapia.

M. Edwards traza la evolución de los diferentes modelos de arteterapia describiendo las visiones de los orígenes del arte, la locura y el psicoanálisis de los siglos XVIII y XIX, y del uso del arte ritual, costumbres religiosas y antropológicas. Por una parte en el neoclasicismo del siglo XIX, existía la creencia sobre que el estado mental de una persona podía leerse en un dibujo. En el siglo XIX durante el romanticismo, hubo una concepción positiva del valor artístico y la imaginación como una representación de experiencias internas relacionado con la creencia de las capacidades naturales de la sanación del arte.

A finales del XIX las vanguardias artísticas experimentan nuevas aproximaciones y representaciones de la valoración artística. El expresionismo, dadaísmo y surrealismo vuelven a valorar la espontaneidad y el arte de culturas primitivas, el arte infantil y el arte de enfermos mentales. Fue una época en la que hubo un incremento en la preocupación sobre los alcances de la experiencia humana en el mundo del arte.

Es apenas en el siglo XX que se toman en cuenta los derechos del enfermo mental y se ve que existe la posibilidad de que se trate mediante formas artísticas. Hubo terapeutas, psiquiatras, y artistas que reconocieron esta técnica como efectiva, tales como Adamson Sinos, Chapernowne, y Henzell (Klein, Jean-Pierre, 2008).

La arteterapia ha cambiado significativamente desde sus comienzos. Los países pioneros en el estudio de arteterapia son EEUU e Inglaterra.

Durante el periodo de 1930s y 1950s, el trabajo artístico elaborado por personas con psicosis aparecía como una necesidad general para entender asuntos con mayor profundidad.

En EEUU, la arteterapia surgió en la década de los 30s por medio de Margaret Naumburg, Edith Kramer y Florence Cane. Naumburg fue una de las primeras personas que emplearon el término y ejercicio de la arteterapia como profesión. Margaret fue una psiconalista, artista y educadora neoyorquina quien basó su trabajo en la teoría de Freud, el simbolismo universal de Jung y las ideas de psiquiatría interpersonal de Sullivan. Como educadora observó el valioso discurso simbólico y comunicativo en los dibujos de sus alumnos. Publicó en 1928 uno de los primeros libros concernientes al uso terapéutico de la expresión gráfica llamado The Child and The World.

Naumburg menciona que "el proceso de terapia artística se basa en reconocer que los sentimientos y pensamientos más fundamentales del hombre, derivados del inconsciente, alcanzan expresión a través de imágenes y no de palabras".

Edith Kramer, de origen austriaco, impulsó la arteterapia norteamericana en el ámbito escolar con adolescentes y niños. En 1958 publica su libro Terapia a través del arte en una comunidad infantil. Kramer guía su trabajo en la integración y curación del proceso creativo, el cual requiere de poca elaboración verbal por el paciente. Kramer impartió clases de expresión plástica a niños refugiados de la Alemania nazi.

En este mismo contexto, otra figura importante es Florence Cane hermana de Margaret Naumburg quien realiza un acercamiento importante del arte enfocado desde la educación.

Naumburg, Kramer y Florence Cane trabajaron juntas gracias a sus criterios pedagógicos y artísticos.

Las dos guerras mundiales mostraron la sensación de la insuficiencia del entendimiento de la experiencia humana y en medio de este contexto mundial la arteterapia emergió en Europa.

En Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial, el artista Adrian Hill al encontrarse convaleciente en un hospital se dedicó a pintar, lo cual le ayudó en su recuperación. Posteriormente en apoyo con el hospital, colaboró para que el arte fuera utilizado para ayudar a los soldados traumatizados por las experiencias de la guerra. Esta visión junto con la idea de educación influenciaron para remarcar al arte en términos de posibilidades emocionales de la comunicación y del potencial inherente del trabajo terapéutico.

El trabajo de Adrian Hill se desenvolvió en un acercamiento al ámbito educativo, el cual poco a poco se convirtió en algo más psicológico. Trabajó con artistas y profesores en contexto hospitalario. Se le reconoce como el que aparentemente acuñó el término de arteterapia.

Arthur Segal intentó forjar lazos entre médicos y artistas.

Otro pionero Edward Adamson trabajó en el Hospital psiquiátrico Netherne en Surrey durante la Segunda Guerra Mundial. En éste estableció un estudio donde el equipo para cada persona incluía un caballete , una silla de madera y un contenedor de materiales de arte.

Influencias innovadoras en el rubro educativo apoyaron la visión del arte. El escritor Herbert Read en su libro Educación por el arte entendió al arte como “un modo de integración –el más natural para los niños- y como tal, su material es la totalidad de la experiencia. Es el único modo que puede integrar más cabalmente la percepción y el sentimiento”.

Jean Dubuffet, pintor y escultor francés acuñó el término del art brut en 1945 como el arte fuera del “arte cultural”, el arte producido por personas ajenas a una formación o intención formativa académica del arte, tales como pacientes mentales, prisioneros, niños, autodidactas, inadaptados y ancianos.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la filosofía sobre el cuidado permitió el desarrollo de algunos aspectos dentro de la comunidad del cuidado. Pacientes y personal trabajaron juntos para establecer una comunidad terapéutica donde los métodos tradicionales de las instituciones fueron desafiados. Una comunicación honesta y una responsabilidad compartida fueron fomentadas para el trabajo terapéutico.

En 1950 se realizó el 1º Congreso Mundial de Psiquiatría en París con la 1º Exposición Internacional de Arte Psicopatológico. Se expusieron 2000 obras de 300 pacientes que provenían de 17 países diferentes.

  • En 1964 se fundó la Asociación Británica de Arte Terapeutas (BAAT).
  • En 1969 se fundó la Asociación Americana de Arteterapia (AATA).

Peter Cole, un arteterapeuta de la comunidad de Henderson del sur de Londres, describe en Inscape (1976) la inclusión y aceptación gradual de la arteterapia dentro de la comunidad terapéutica.

Aplicaciones de la Arteterapia[editar]

Colectivos[editar]

Arteterapia Actividad Diversidad Cultural
  • Personas de todas las edades: niños, adolescentes, adultos y ancianos
  • Pareja, familia, comunidades
  • Enfermedades y trastornos mentales
  • Enfermedades degenerativas
  • Discapacidades físicas y psíquicas
  • Hospitalización y rehabilitación
  • Situaciones traumáticas y de pérdida
  • Adicciones
  • Trastornos alimentarios
  • Situaciones catastróficas
  • Conflictos de violencia física y psicológica
  • Discriminación por género, origen étnico, discapacidad, orientación sexual
  • Inmigración
  • Desempleo
  • Personas en situación de exclusión social
  • Presos
  • Estudiantes de arte terapia en formación
  • Trabajadores

Ámbitos[editar]

  • Instituciones públicas y privadas
  • Hospitales, hospitales psiquiátricos, hospitales geriátricos
  • Centros y hospitales de día
  • Centros educativos
  • Centros cívicos
  • Cárceles
  • Orfanatos
  • Centros de acogida
  • Centros penitenciarios
  • Organizaciones no gubernamentales y asociaciones
  • Práctica clínica privada
  • Talleres y cursos
  • Empresas

El Reconocimiento de la Arteterapia[editar]

Los países donde la arteterapia está reconocida por el Ministerio de Salud y como profesión oficial son EEUU, Canadá, Inglaterra e Israel.

Cada vez son más los países que han ido introduciendo la profesión de Arteterapia en la enseñanza pública de forma regulada. Algunos de estos son Australia, Canadá, Estados Unidos, España, Holanda, Inglaterra e Israel.

Actualmente, son muchas las asociaciones y organizaciones de arteterapia que se han ido constituyendo alrededor del mundo. Algunos de los países que las han creado son EEUU, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Brasil, Chile, Inglaterra, Francia, Italia, Irlanda, Alemania, Rumania, Suecia, Israel, China, Corea, India, entre otros.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Bibliografía[editar]

  • Dalley, T. & Case, C. "The Handbook of Art Therapy". Tavistock/Routledge. London, 1992
  • Edwards, D. "Art, therapy, and Romanticism". Sage Publications Ltd., London, 2004
  • Jones. P. "The Arts Therapies. A Revolution in Healthcare". Brunner-Routledge, New York, 2005
  • Killick, K & Schaverien, J. "Art, Psychotherapy and Psycosis". Routledge, New York, 1997
  • Klein, J.-P. (2008). Arteterapia. Barcelona: España Octaedro.
  • López Martínez, M. "La Intervención Arteterapéutica y su Metodología en el Contexto Profesional Español". Tesis Doctoral, Universidad de Murcia, 2009
  • Ramos, C. "El Master en Arte Terapia de la Universidad de Barcelona". Arteterapia, Principios y Ámbitos de Aplicación, Fondo Social de la Unión Europea, 2005
  • Martínez Díez, N. & López Fdz Cao, M. " El Arte como Terapia en España". 'Arteterapia, Principios y Ámbitos de Aplicación, Fondo Social de la Unión Europea, 2005
  • Tolstói, L. (1902). ¿Qué es el arte? Barcelona: MAXTOR.
  • Torrado Sánchez, Y. "Descubrimos la Función Terapéutica del Arte: Arteterapia". Principios y Ámbitos de Aplicación, Fondo Social de la Unión Europea, 2005
  • Fernández Añino, M. "El Lenguaje del Corazón:Perforando los Muros del Autismo". Principios y Ámbitos de Aplicación, Fondo Social de la Unión Europea, 2005
  • González Falcón, I. "Arteterapia y Salud Mental; Locura y Arte". Principios y Ámbitos de Aplicación , Fondo Social de la Unión Europea, 2005
  • Art Therapy Alliance -Art Therapy Alliance