Apoteosis de Claudio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Apoteosis de Claudio expuesta en el Museo del Prado de Madrid.

La Apoteosis de Claudio, es una escultura de tiempos del Imperio romano, modificada en el siglo XVII, que se conserva actualmente en el Museo del Prado de Madrid.

Su parte original fue realizada entre los años 27 a. C. - 14 d. C., en época del mandato de César Augusto, IMPERATOR·CAESAR·DIVI·FILIVS·AVGVSTVSEmperador César Augusto, hijo adoptivo del Divino (Julio César»). Augusto es considerado el primero y más importante de los emperadores romanos, aunque él mismo no se consideró como tal durante su reinado, prefiriendo usar el título republicano tradicional de princeps civiumel primero de los ciudadanos»).

Historia y hallazgo[editar]

La denominación Apoteosis de Claudio dada a esta escultura se debe a una cabeza de dicho emperador, hoy perdida, que le fue añadida en el siglo XVII. En su actual estado, este grupo escultórico es producto de una reconstrucción del siglo XVII, poco anterior a su entrega como obsequio a Felipe IV de España.

La parte del águila y las armas pertenecen a un monumento funerario, (un pedestal rectangular con su urna), hallado en la villa de campo de Marco Valerio Mesala Corvino (64 a. C. - 8 d. C.), general y político romano, y además de autor y mecenas de literatura y arte. Corvino era hijo del senador y cónsul Marco Valerio Mesala Rufo. La escultura, en origen, era un trofeo o composición con armas, sobre las que se posaba el águila.

Ya en el siglo XVII, la escultura fue dotada de un gran pedestal de gusto antiguo y gran calidad, pero no romano, y sobre el águila se adosó un busto del Emperador Claudio (hoy perdido), que el cardenal Girolamo Colonna encargó al artista italiano Orfeo Boselli (1600-1676). Con la suma de la efigie del emperador, la escultura adoptó otro significado, como apoteosis del alma de Claudio elevada a los cielos por el águila. A ello se debe su denominación más popular.

En el año 1664, el cardenal Colonna regaló la obra a Felipe IV. Durante el incendio del Alcázar de Madrid (1734) la escultura sufrió daños y perdió la cabeza del emperador, que sería reemplazada por otra de calidad más discreta. Subsisten al menos dos grabados anteriores al desperfecto que permiten intuir cómo era.

En fecha más reciente, dicha cabeza fue retirada y el grupo escultórico fue restaurado en su totalidad. Tras permanecer en una sala secundaria del ala sur del Prado, en 2010 la obra fue reubicada en la rotonda baja del ala norte (rotonda baja de Goya), cerca de las nuevas salas de pintura española medieval y del Renacimiento.

Características técnicas[editar]

  • Autor: Anónimo.
  • Estilo: romano-imperial y barroco.
  • Material: mármol.
  • Técnica: esculpido.
  • Altura: 245 cm. x 125 cm. x 125 cm.

Conservación[editar]

La escultura se expone en el Museo del Prado, en Madrid con el número de referencia E00225, proveniente de la Colección Real Española.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Stephan F. Schröder (coord.), La Apoteosis de Claudio. Un monumento funerario de la época de Augusto y su fortuna moderna, Madrid, Museo del Prado; Fundación Marcelino Botín, 2002. ISBN 84-8480-040-7