Andrisco

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Andrisco de Adramytio (Asia Menor), también conocido como Filipo VI de Macedonia o Pseudofilipo por sus rivales, fue un aventurero griego que se hizo pasar por hijo de Perseo de Macedonia y llegó a ser aceptado como tal por los macedonios,[1] [2] de los que fue rey en 149-148 a. C. Fue derrotado y depuesto por los romanos.

Biografía[editar]

Primeros pasos[editar]

Su historia fue intensa y agitada.[3] Tras un primer intento en Macedonia en torno a 160-155 a. C., que fracasó cuando ningún macedonio le prestó atención, terminó por presentarse en Siria ante el rey Demetrio I Sóter como hijo de su hermana Laodice.[4] Luego de solicitarle ayuda a Demetrio para recuperar el trono de Macedonia, el rey, aliado de los romanos, lo encarceló y lo entregó a Roma.

Allí no recibió más que burlas y terminó por ser despedido sin cargos, considerado como un demente. De regreso en Macedonia se dedicó, con un reducido grupo de fieles, al bandidaje, entablando contactos con algunos de los reyezuelos de Tracia en la frontera norte, hasta que uno de ellos lo reconoció como heredero legítimo al trono macedonio, probablemente a finales de 150 a. C., y puso a su disposición su alianza y sus tropas. Con esas fuerzas invadió Macedonia en 149 a. C.

Conquista de Macedonia[editar]

Tras una batalla victoriosa en las fronteras, algunos macedonios empezaron a tomarlo en serio. El Senado envió al legado Escipión Nasica; este, pensando que iba a enfrentarse a un simple bandido, decidió resolver el asunto por su cuenta y, tras reunir apresuradamente un contingente de aliados griegos, avanzó al encuentro de Andrisco, pero fue derrotado. El éxito del presunto Filipo convenció a los vacilantes y pronto toda Macedonia lo reconoció por rey legítimo. Inmediatamente reunificó el país, dividido por los romanos, e inició una política vagamente reformista a favor del pueblo.

El Senado romano, desconcertado, envió al pretor Publio Juvencio con una fuerza militar, pero cuando a finales del verano trató de penetrar en Macedonia, sus tropas fueron aplastadas y murió, lo que permitió a Andrisco ocupar Tesalia. El reino macedonio resurgía inesperadamente de sus cenizas.[5]

Derrota[editar]

Ante tal situación, el Senado reaccionó con energía y, aunque la atención general estaba ocupada en la Tercera Guerra Púnica, envió un ejército al mando del pretor Quinto Cecilio Metelo. Las tropas llegaron a Grecia en la primavera de 148 a. C. y derrotaron fácilmente a los hombres de Andrisco. Entregado por un reyezuelo tracio, en cuyo territorio se había refugiado, fue ejecutado ese mismo año.

Macedonia fue anexada a Iliria y Epiro, y reducida al estatus de territorio sometido a Roma, convirtiéndose en la primera provincia romana en territorio griego y Metelo en su primer procónsul (gobernador).

Referencias[editar]

  1. Floro le describe como «...hombre de ínfima condición, no se sabe si libre o esclavo, pero, desde luego, un mercenario...»
  2. ...«asumió la prestancia regia, el nombre real e incluso el espíritu de un rey». Cf. Floro, Epítome 1.30
  3. La principal fuente sobre la vida de Andrisco es Dion Casio, Historias 21,28.
  4. Existió un Filipo hijo de Perseo, atestiguado por Polibio 36.10, pero había muerto unos años antes, con 18 de edad.
  5. De la sorpresa que causó la aparición de Andrisco es buena muestra este texto de Polibio:

    ... primero, el rumor no pareció siquiera creíble: surge en Macedonia un Filipo caído del cielo, que desprecia no sólo a los macedonios, sino incluso a los romanos... al cabo de tres o cuatro meses se esparció el rumor de que este Filipo el impostor había derrotado a los macedonios en una batalla librada en la otra orilla del río Estrimón... algunos lo creyeron, pero la mayoría no, en absoluto. Pero al cabo de poco corrió otro rumor: había derrotado a los macedonios más acá del Estrimón y controlaba toda Macedonia. Los tesalios enviaron entonces cartas y embajadores a los aqueos en demanda de socorro, puesto que ya corrían peligro

    Polibio 36. 10. 2-5

Fuentes[editar]

  • Dión Casio, Historias, 21.28 [1] (en inglés)
  • Floro, Epítome, 1.30. Biblioteca clásica Gredos 278
  • Polibio, Historias, 36.10. Biblioteca clásica Gredos 58