Anco Marcio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Efigie de Anco Marcio en la obra Promptuarii Iconum Insigniorum, publicada por Guillaume Rouille (¿1518? - 1589).

Anco Marcio, en latín Ancus Martius (reinado c. 641 a. C.–c. 617 a. C.)[1] fue un rey de Roma.

Nieto del segundo rey, Numa Pompilio, por parte materna, Anco Marcio fue el último rey de origen sabino. Su madre era Pompilia y su padre Numa Marcio. Presenta elementos característicos de Rómulo y otros de Numa. Del primero, su política de conquista, que supuso la extensión del dominio de Roma sobre un amplio territorio y el crecimiento demográfico de la ciudad. Del segundo, un gran respeto y dedicación hacia las instituciones religiosas, considerándosele como el regulador del derecho pontifical.

Según Tito Livio, prosiguió la conquista del Lacio, e instaló en Roma a un cierto número de latinos, en la colina del Aventino, que fue el núcleo de la clase de los plebeyos, sin derecho de representación en el Senado. Legalizó los ritos guerreros.

En obras públicas, llevó a cabo numerosos proyectos. Fortificó el Janículo; construyó un puente de madera sobre el río Tíber, el Pons Sublicius; fundó el puerto de Ostia,[2] para proteger el estuario del Tíber; construyó unas salinas[cita requerida]; erigió la primera prisión de Roma, para encerrar a los acusados hasta decidir qué hacer con ellos (hasta entonces, el castigo habitual era el destierro).

Le precedió Tulio Hostilio, y fue sucedido por Lucio Tarquinio Prisco.


Predecesor:
Tulio Hostilio
Rey de Roma
641 a. C.-617 a. C.
Sucesor:
Tarquino el Antiguo

Referencias[editar]

  1. Cornell, 1999, p. 150.
  2. Polibio, Historia Universal de Roma, Barcelona, 1869.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]