Aborto en Bolivia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Desde 1973,[1] el aborto en Bolivia es ilegal, salvo para prevenir daño a la salud de la mujer o en casos de violación.[2]

La pena es de uno a tres años en prisión para la mujer embarazada que consiente la operación, y de uno a seis años para la persona que realiza el aborto. Si una mujer realiza el procedimiento por sí misma, sólo puede acusársela de consentir al aborto.[2] Sin embargo, es complicado conseguir un aborto legal y seguro, aunque la mujer haya sido violada.

Marco legal del aborto en Bolivia:

En Bolivia, el aborto inducido está penado de acuerdo al artículo 266 del código penal que establece que las mujeres pueden realizarse un aborto de manera excepcional previa autorización judicial.

“Artículo 266. (Aborto Impune) Cuando el aborto hubiere sido consecuencia de un delito de violación, rapto no seguido de matrimonio, estupro o incesto, no se aplicará sanción alguna, siempre que la acción penal hubiere sido iniciada. Tampoco será punible si el aborto hubiere sido practicado con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no podía ser evitado por otros medios. En ambos casos, el aborto deberá ser practicado por un médico, con el consentimiento de la mujer y autorización judicial en su caso[3] ”. Esta penalización del aborto inducido y no autorizado se traduce en la práctica clandestina del mismo por personas de dudosa formación y en condiciones insalubres e inseguras, deslindando responsabilidades de quienes lo practican generando la muerte de varios cientos de mujeres al año en el país.

Algunos números sobre anticoncepción y aborto en Bolivia:

(En base al estudio realizado por el cidem[4] se ha podido relevar los datos lo largo de este artículo) A nivel nacional se estima a 80 000 abortos cada año.[5] Esa cifra se traduce en un promedio de 215 abortos a diario. Si bien no se tiene datos exactos de la cantidad de muertes ocasionadas por abortos inseguros a nivel nacional, la OMS[6] estima que aquél es causante del 9,1% de las muertes maternas en Bolivia.

En terminos del debate surgido en a principios del 2013[7] en Bolivia sobre la posible despenalizacion del aborto inducido en Bolivia es importante tratar de entender los factores causantes de aquel. Así mismo, a nivel urbano, el 48%[8] de las mujeres tuvo por lo menos un embarazo no deseado y el 43,5%[9] más de uno. Si bien se estima que existe una deficiencia en terminos de información sobre metodos anti-conceptivos generando es alto nivel de embarazos no deseados, es importante resaltar que se estima que el 90%[10] de las mujeres en la urbe conocen al menos un método anticonceptivo. Más aun, el 66,6%[11] de aquellas afirman conocer por lo menos tres métodos anti-conceptivos diferentes. Así mismo, el embarazo no deseado podría no ser problemática resuelta exclusivamente a través de un mayor conocimiento de métodos anti-conceptivos. Desgraciadamente por un lado el acceso a aquellos metodos es bastante limitado y por otro lado existe aun no solo un contexto social adverso al uso de los anticonceptivos sino un alto nivel de abusos sexuales hacia las mujeres. Así mismo, a nivel urbano el 61% de las mujeres tienen relaciones sexuales sin protección segura. Igualmente, según un informe[12] del 2013 de la defensoria del pueblo, a nivel nacional 7 de cada 10 mujeres ha sufrido un abuso sexual y 6 de cada 10 mujeres ha sufrido un abuso sexual en su propio hogar.

En consecuencia, el 13%[13] de las mujeres del área urbana afirman haber llevado adelante un aborto inducido, en su gran mayoría violando el codigo penal. La practica del aborto inducido no se restringe a un grupo poblacional de una edad especifica. En ese sentido el 17% indico haber llevado adelante una interupcion inducida de su embarazo entre los 13 y 19 años, la mitad entre sus 20 y 29 años y un tercio entre sus 30 y 39 años.[14]

Con respecto a los métodos de aborto causantes del alto nivel de muertes y problemas de salud para los que lo llevan adelante se resalta el bajo acceso a metodos seguros. Los métodos quirúrgicos y con medicamentos representaron respectivamente el 56,6% y 21% de los casos.[15] El restante 21% procedió al uso de infusiones, inyecciones, caídas, carga de objetos pesados e introducción de objetos en la vagina. Una de las razones por optar por esos métodos menos preferidos es el costo, más del 51% de las mujeres que abortaron tuvieron costos adicionales a 250bs.[16] Tomando en cuenta el factor psicologico de llevar adelante dicho acto se resalta la baja efectividad de los metodos de interrupción inducida practicados. 1 de 3 abortos fallo en el primer intento, 1 de cada 10 abortos tuvo que llevarse adelante en 3ero intento.[17]

En Bolivia se considera el uso de metodos anti-conceptivos denominados modernos como altamente sujeto a la condicion socio-economica. Una mujer en la urbe que no ha terminado el colegio, tiene 5 veces menos probabilidades de usar un método anti-conceptivo moderno en comparación a una mujer que ha podido proseguir sus estudios después del bachillerato. En el caso de haber tenido un embarazo no deseado, el 60,1% prosiguió con aquel y llegó a término del mismo.[18]

Algunas consideraciones sobre la ley:

Como bien se mencionaba, si bien las mujeres víctimas de una violación sexual o cuya vida se encuentra en peligro pueden acceder a un servicio de aborto seguro e impune a través de una solicitud judicial, las mujeres deben atravesar por una serie de obstáculos para conseguir la misma, tales como la objeción de conciencia, la demora judicial, las amenazas y la represión, sin mencionar la revictimización que sufren en cada uno de los pasos a seguir para conseguir la autorización judicial deseada.

Es en este proceso largo y tortuoso que muchas mujeres para cuando consiguen la autorización se encuentran fuera del período “seguro” establecido para la realización de un aborto, lo cual muchas veces puede llevar muchas más consecuencias. O, en otros casos, las mujeres claudican en el proceso legal y optan por la vía clandestina, exponiendo de la misma manera sus vidas.

[19]

Referencias[editar]

  1. «Women's eNews - Bolivia's 'Bad Births' Sit on Political Sidelines».
  2. a b «Pontificia Academia Pro Vita - THE ISSUE OF ABORTION IN BOLIVIA».
  3. «BOLIVIA. Código Penal.».
  4. sandra aliaga bruch, ximena machiacao barbery, franklin garcia pimental y louise bury. .
  5. sandra aliaga bruch, ximena machiacao barbery, franklin garcia pimental y louise bury. .
  6. sandra aliaga bruch, ximena machiacao barbery, franklin garcia pimental y louise bury. .
  7. «Crece en Bolivia el debate sobre la despenalización del aborto».
  8. sandra aliaga bruch, ximena machiacao barbery, franklin garcia pimental y louise bury. .
  9. sandra aliaga bruch, ximena machiacao barbery, franklin garcia pimental y louise bury. .
  10. sandra aliaga bruch, ximena machiacao barbery, franklin garcia pimental y louise bury. .
  11. sandra aliaga bruch, ximena machiacao barbery, franklin garcia pimental y louise bury. .
  12. «7 de cada 10 mujeres sufrió abuso sexual en su vida».
  13. sandra aliaga bruch, ximena machiacao barbery, franklin garcia pimental y louise bury. .
  14. sandra aliaga bruch, ximena machiacao barbery, franklin garcia pimental y louise bury. .
  15. sandra aliaga bruch, ximena machiacao barbery, franklin garcia pimental y louise bury. .
  16. sandra aliaga bruch, ximena machiacao barbery, franklin garcia pimental y louise bury. .
  17. sandra aliaga bruch, ximena machiacao barbery, franklin garcia pimental y louise bury. .
  18. sandra aliaga bruch, ximena machiacao barbery, franklin garcia pimental y louise bury. .
  19. «BOLIVIA: Safe Abortion Nearly Impossible Even in Cases of Rape».

Véase también[editar]