Abdón Calderón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Abdón Calderón Garaycoa
Esculturas Cuartel de Dragones 014-13.JPG
Busto de Abdón Calderón en el Antiguo Cuartel de Dragones, Maldonado, Uruguay.
Capitán
Años de servicio 2 años
Apodo El niño héroe
Lealtad Flag of the Gran Colombia.svg Gran Colombia,
Bandera de Guayaquil.svg Provincia Libre de Guayaquil
Unidad Batallón Yaguachi
Participó en Primera Batalla de Huachi,
La de Tanizagua,
La victoria de Cone,
Segunda Batalla de Huachi,
El avance de Guayaquil a Cuenca,
El avance de Cuenca a Quito,
Batalla de Pichincha.

Nacimiento 30 de julio de 1804
Cuenca,
Corregimiento de Cuenca,
Flag of Cross of Burgundy.svg Imperio Español
Fallecimiento 29 de mayo de 1822
Quito,
Distrito del Sur,
Flag of the Gran Colombia.svg Gran Colombia

Abdón Calderón Garaycoa nació en Cuenca, Ecuador el 30 julio de 1804, y bautizado el 31 del mismo mes. Fue hijo del matrimonio de Francisco Calderón, nacido en Cuba, quien era Contador de las Cajas Reales, funcionario del gobierno colonial en Cuenca; y de Manuela de Jesús de Garaycoa y Llaguno, guayaquileña, quien pertenecía a una de las más destacadas familias del puerto.

Reseña Histórica[editar]

Francisco Calderón apoyó el golpe patriota del 20 de agosto de 1810, por lo que fue apresado y enviado a Guayaquil y luego a Cuenca y Machala. Liberado al establecerse la Junta Superior de Gobierno de 1810, se incorporó al ejército patriota con el grado de coronel. Como tal participó en toda la campaña de 1811 a 1819, militando en el bando de los sanchistas o radicales. Tras la derrota final del ejército patriota, fue fusilado en Ibarra el primero de diciembre de 1812, su último deseo fue que se le quitara la venda de los ojos y le fuera entregado a su hijo Abdon su escapulario que fue propiedad del gran Eugenio Espejo. Toda esta experiencia que tuvo su padre marcaría profundamente la vida y muerte de Abdón.

Como los bienes de coronel Calderón fue confiscados por el gobierno real, su viuda murió en Guayaquil en 1813. Allí Abdón continuó sus estudios, contando entre sus maestros a Vicente Rocafuerte, su pariente lejano, futuro presidente del Ecuador, quien en 1842 habría de contraer matrimonio con Baltasara Calderón, hermana menor de Abdón, nacida en Cuenca en 1806.

Abdón tenía apenas 18 años cuando estalló en Guayaquil la revolución del 9 de octubre de 1820. Después de la Independencia de Guayaquil, el 9 de octubre de 1820, el ilustre José Joaquín de Olmedo crea un ejército llamado División Protectora de Quito con la finalidad de independizar también al resto de la audiencia. Ese mismo día, Abdón se alistó en el división donde alcanzó el grado de Subteniente en el Batallón Voluntarios de la Patria bajo órdenes de don Ignacio Salazar. Se destacó de inmediato por su "valor heroico", según palabras del coronel patriota Luis Urdaneta, quien pidió para Abdón el grado de teniente después del triunfo de Camino Real (9 de noviembre de 1820). Con ese grado militar tomó parte en los diversas acciones de la campaña libertadora de 1820-1822: la primera derrota de Huachi, la de Tanizagua, la victoria de Cone, la segunda derrota de Huachi, el avance de Guayaquil a Cuenca y de Cuenca a Quito. Para cuando peleó en la Batalla del Pichincha, Abdón Calderón, pese a su juventud, era todo un veterano de la guerra. Existe dos colegios militares con su nombre, en la ciudad de Quito[1] y Cuenca[2] .

La Batalla de Pichincha y su posterior muerte[editar]

La Batalla de Pichincha fue el escenario del acontecimiento que lo haría una leyenda, su propia muerte. Sus hechos en aquel memorable 24 de mayo de 1822 han sido narrados innumerables veces con toda suerte de adjetivos grandilocuentes, creando un mito a veces risible que antiguamente se enseñaba en las escuelas primarias ecuatorianas sobre un personaje con capacidades casi sobrehumanas, totalmente desmembrado por cañonazos, que sostenía incansablemente la bandera Independentista casi con los dientes hasta finalmente morir en batalla.

La historia real es que Abdón Calderón, a pesar de haber recibido 4 herida de balas, prefirió permanecer inamovible en la línea de fuego, alentando a todo su batallón y cargando incansablemente la que es ahora la bandera de Guayaquil. Al terminar el feroz combate fue trasladado a la ciudad de Quito, donde murió al cabo de catorce días el 7 de junio de 1822. Antonio José de Sucre en su escueto parte de la Batalla de Pichincha, fechado el 28 de mayo del aquel año: " [...] hago una particular memoria de la conducta del Teniente Calderón, que habiendo recibido sucesivamente cuatro heridas, no quiso retirarse del combate. Probablemente morirá, pero el Gobierno de la República sabrá compensar a la familia los servicios de este oficial heroico".[3]

Cuando Simón Bolívar llegó a la ciudad de Quito y se enteró de estos hechos, ascendió póstumamente a Calderón al grado de capitán y decretó que su sueldo fuera entregado a su madre. La compañía del Batallón Yaguachi a la que perteneció Calderón no tendría capitán y en las revistas, al mencionarse su nombre, la tropa habría de contestar: "Murió gloriosamente en Pichincha, pero vive en nuestros corazones". En los grupos de caballería siempre es recordado en los cambios de guardia semanales con el grito del oficial: "Capitán Abdón Calderón..."

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]