109P/Swift-Tuttle

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
109P/Swift–Tuttle
Descubrimiento
Descubridor Lewis Swift
Horace Parnell Tuttle
Fecha 16 de julio de 1862 (152 años)
Designaciones 1737 N1; 1737 II; 1862 O1;
1862 III; 1992 S2; 1992 XXVIII
Elementos orbitales
Inclinación 113,45°
Semieje mayor 26.092 AU
Excentricidad 0,9632
Elementos orbitales derivados
Época 10 de octubre 1995
(fecha juliana 2450000.5)
Periastro o perihelio 0,9595 AU
Apoastro o afelio 51,225 AU
Período orbital sideral 133.28 años julianos
Último perihelio 11 de diciembre 1992[1]
Próximo perihelio 12 de julio 2126[2]
Velocidad orbital media 60 km/s

El cometa Swift-Tuttle (llamado formalmente 109P/Swift-Tuttle) fue descubierto independientemente por Lewis Swift el 16 de julio de 1862 y por Horace Parnell Tuttle el 19 de julio de 1862.

El cometa apareció de nuevo en 1992 y fue redescubierto por el astrónomo japonés Tsuruhiko Kiuchi.

Es el cuerpo que provoca la lluvia de meteoros conocida como Perseidas. Su órbita, muy elíptica, está en resonancia 1:11 con la del planeta Júpiter de tal manera que por cada once órbitas completas del planeta gigante el cometa cumple sólo una. La actividad de la anteriormente citada lluvia de estrellas, cuando el cometa alcanza el perihelio, pasa de 80 meteoros a la hora, hasta unos 400.[1]

Según un artículo en New Scientist la órbita del cometa podría llevarlo a impactar con la Tierra o la Luna, aunque de suceder el impacto posiblemente no tendría lugar durante los próximos dos milenios.[3] Se predice su encuentro más cercano con la Tierra se aguarda para alrededor del 15 de septiembre de 4479, con una aproximación estimada en 0,03–0,05 AU, y una probabilidad de impacto de 1×10−6, o sea 0,0001%.[4] Luego del 4479, su evolución orbital es más difici de predecir; y la probabilidad de impactar la Tierra por órbita se estima en 2×10−8 (0,000002%).[4] Como el mayor objeto del Sistema Solar que realiza pases repetidos a la Tierra, y con una relativa velocidad de 60 km/s,[5] [6] lidera con una energía estimada de impacto de ≈27 veces la del astroblema del Cretáceo–Paleogeno,[7] El Cometa Swift–Tuttle ha sido descrito como "el más peligroso objeto conocido por la humanidad".[6]

Con un diámetro de quizás 8 km, el Swift-Tuttle es el objeto conocido más grande cuya órbita se interseca la de la Tierra.[5] Según la NASA, el cometa mide 26 km de diámetro (el asteroide que supuestamente acabó con los dinosaurios solo media 10 km)[1]

Referencias[editar]

  1. a b c «JPL Small-Body Database Browser: 109P/Swift–Tuttle». Jet Propulsion Laboratory (1995-03-29 last obs). Consultado el 9 de mayo 2011.
  2. Syuichi Nakano (18 de nov 1999). «109P/Swift–Tuttle (NK 798)». OAA Computing and Minor Planet Sections. Consultado el 9 de mayo 2011.
  3. New Scientist (1 de junio de 2005). «Comet put on list of potential Earth impactors» (en inglés). Consultado el 09/08/2012.
  4. a b «The long-term dynamical evolution of Comet Swift–Tuttle». Revista Icarus (Academic Press) 114 (2):  pp. 372–386. 1995. doi:10.1006/icar.1995.1069. Bibcode1995Icar..114..372C. 
  5. a b Weissman, Paul R. (2007). The cometary impactor flux at the Earth. En Milani, A.; Valsecchi, G.B.; Vokrouhlicky, D. «Near Earth Objects, our Celestial Neighbors: Opportunity and Risk; Proceedings IAU Symposium No. 236, 2006». Proceedings of the International Astronomical Union 2 (Cambridge University Press). pp. 441–450. doi:10.1017/S1743921307003559. Archivado desde el original el 15 de agosto 2009. Consultado el 13 de agosto 2009. 
  6. a b Verschuur, Gerrit L. (1997). Impact!: the threat of comets and asteroids. Oxford University Press. pp. 256 (ver pp. 116). ISBN 978-0-19-511919-0. 
  7. Ess cálculo lo realizó Weissman para el Cometa Hale-Bopp, como sigue: un radio de 13,5 km y una estimada densidad de 0,6 g/cm3 da una masa cometaria de 6,2×1018 g. Con una velocidad de encuentro de 60 km/s rinde una velocidad de impacto de 61 km/s, proveyendo de una energía de impacto de 1,15×1032 ergios, o 2.75×109 megatones, cerca de 27,5 veces la energía estimada del evento de impacto K–T.