Ácido glicólico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Molécula de ácido glicólico.

El ácido glicólico o hidroxiacético es el ácido hidróxico (ácidos de frutas), (AHA) de cadena molecular más pequeña, lo que le permite penetrar la piel más rápidamente a estratos más profundos. Se presenta de forma incolora, inodora, y sólido cristalina higroscópica que es altamente soluble en agua y en solventizada sobre estratos córneos obtenidos de biopsias. Es muy utilizado por dermatólogos, cirujanos plásticos y cosmetólogas como alternativa a la cirugía, para desvanecer en cualquier sección de piel arrugas, estrías, cicatrices y disminuir el acné, principalmente. No es posible usarlo para aliviar irritaciones debido a que por su naturaleza ácida es un irritante, por lo cual deberá ser recomendado por un especialista y seguir sus instrucciones para su aplicación, y continuar con la aplicación de productos con extractos vegetales, colágeno y vitaminas que apoyarán en la reconstrucción celular de este llamado soft peeling. La acción de este tratamiento es la de disminuir el grosor del estrato córneo de la piel y aumentar el grosor del estrato de Malpigio; las fracciones de áreas ocupadas por colágeno en estratos dérmicos aumenta significativamente, lo que se traduce en una mejora en las arrugas de la piel humana así como en la apariencia de cicatrices atróficas de acné, consiguiendo un impacto psicológico positivo. También es un excelente exfoliador por lo que ayuda a prevenir y a combatir el acné de forma significativa en cualquier parte del cuerpo. En la red puede buscarse como tratamientos completos al Ácido Glicólico, los cuales refuerzan su acción con complejos vitamínicos y extractos vegetales de aplicación tópica. EL Ácido Glicólico también permite que otros componentes penetren en la piel con mayor facilidad, por lo que es recomendable acompañarlo con los llamados tratamientos completos.

EL Ácido Glicólico a pesar de su eficacia necesita ser aplicado bajo la supervisión de un médico dermatológico ya que se pueden generar estragos ireversibles en la dermis del paciente en caso de una mal aplicación o el contacto continuo con la luz solar.

Su fórmula es C2H4O3.