Verbo deponente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los verbos deponentes son aquellos usados en latín clásico con significación de voz activa, pero cuya conjugación se realiza en voz pasiva. Así, a pesar de que tengan forma pasiva, si son transitivos pueden llevar complemento directo.

En conclusión, los verbos deponentes son aquellos verbos que están escritos en voz pasiva, pero se traducen en voz activa. La existencia de verbos deponentes es un rastro de ergatividad, que también se presentan en otras lenguas nominativo-acusativas.

Algunos ejemplos de verbos deponentes son:

  1. arbitror, arbitraris, arbitrari, arbitratus sum, arbitratum (Transitivo) = Creer
  2. conor, conaris, conari, conatus sum, conatum (Transitivo) = Intentar
  3. gradior, gradieris, gradi, gressus sum, gessum (Intransitivo) = Dirigirse, irse, marchar
  4. loquor, loqueris, loqui, locutus sum, locutum (Transitivo) = Hablar
  5. morior, morieris, mori, mortuus sum, mortuum (Intransitivo) = Morir
  6. nascor, nasceris, nasci, natus sum, natum (Intransitivo) = Nacer
  7. sequor, sequeris, sequi, secutus sum, secutum (Transitivo) = Seguir

1ºsg Pres.I.VP, 2ºsg Pres.I.VP, infinitivo, 1ºsg Pret.Perf.I.VP

También podemos encontrar verbos semideponentes y verbos deponentes pasivos.