Venta a plazos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Las ventas a plazos son todas aquellas que se realizan mediante el cobro de alguna cuota inicial, además de una serie de cuotas periódicas. Entonces, bajo esta forman se vende todo género que pueden ser tanto bienes, como servicios. Algunos ejemplos pueden ser: hogares, apartamentos, construcciones, artículos electrodomésticos, aparatos de tecnología, automóviles, entre muchos otros.[1]

En México[editar]

Éstas, permiten al comprador que por medio de un pago inicial disfrute de los bienes adquiridos de inmediato. La reglamentación de este tipo de operaciones se encuentra en el código civil en los artículos 2310 al 2312 que en resumen establece lo siguiente:

  • 2310:"La falta de uno o varios pagos puede originar la resición del contrato".
  • 2311:"Mientras no pase el bien a propiedad del comprador si éste recibe y usa el bien será considerado como en arrendamiento del mismo, y los pagos hechos serán tomados como renta".
  • 2312:"Nos habla de que el vendedor se reserva la propiedad del bien, hasta que el precio halla sido totamente pagado".

En este país el Código Fiscal de la Federación en su artículo 14-b, se entiende que se efectúan enajenaciones a plazo con pago diferido o en parcialidades cuando se efectúan con clientes que sean público en general, se difiera más del 35% del precio para después del 6to mes y el plazo pactado exceda de 12 meses.

I.V.A.[editar]

El artículo 12 de la ley general del I.V.A. dice que para calcular el impuesto trantándose de enajenaciones se considera como valor el precio a la contraprestación pactada, así como a la cantidad de que además, se cargue o cobren al adquiriente por otros impuestos, derechos, intereses tanto moratorios como normales, penas convencionales, entre otras.

Referencias[editar]

  1. «VENTAS A PLAZOS» (en español.). Consultado el 24 de mayo del 2016.. 

Enlaces externos[editar]