Vértigo posicional paroxístico benigno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) es un trastorno producido por un problema en el oído interno.[1]​ Sus síntomas son episodios repetidos de vértigo, náusea y/o nistagmo de posicionamiento al cambio de posición de la cabeza. Esos episodios duran generalmente menos de un minuto.[1][2]​ El VPPB es una de las causas más comunes de vértigo.

El vértigo y los demás síntomas de la VPPB son atribuidos al desplazamiento anormal de las partículas de otólitos provenientes de la mácula del utrículo, que excitan la ampolla de uno o más canales semicirculares, transformándolos en órganos sensibles a la gravedad. Esta disfunción ocurre de forma idiopática en muchos pacientes, pero puede ser secundaria al envejecimiento del sistema vestibular, al traumatismo del oído interno, la enfermedades otológicas, a la laberintitis, a la neuritis vestibular, a la insuficiencia circulatoria en la distribución de la arteria vestibular anterior, al uso de medicamentos ototóxicos, al edema endolinfático, a la migraña, entre otras causas. Es un tipo de disturbio del equilibrio, juntamente con la laberintitis y la enfermedad de Ménière[1]​ El diagnóstico es siempre confirmado por la prueba de Dix-Hallpike, una maniobra que, en esos pacientes, desencadenará un nistagmo evidente, con latencia y de corta duración. En casos típicos no es necesario la realización de examen de imagen.

La VPPB es tratada muchas veces con una serie de movimientos simples, como la maniobra de Epley o los ejercicios de Brandt-Daroff.

También pueden ser indicados medicamentos para las náuseas.[1][2]​ La betaistina también es eficaz en el control del vértigo, pero su utilización generalmente no es necesaria. La VPPB no es una condición grave y el cuadro normalmente revierte en una a dos semanas. Sin embargo, puede ser recurrente en algunos individuos.[2]

La primera descripción médica de la VPPB fue hecha en 1921, por Robert Bárány Cerca del 2,4% de la población mundial es afectada por esa condición en algún momento de la vida, siendo que la ocurrencia en mujeres es dos veces mayor que en hombres. Entre individuos que llegan a los 80 años, el 10% son afectados.[2]

Epidemiologia[editar]

Existen pocas investigaciones sobre la frecuencia del vértigo posicional benigno. Un motivo para esto es la alta tasa de remisión espontánea del vértigo antes aún de la consulta al médico.

Existen datos que indican que existen 64 nuevos enfermos por 100.000 habitantes por año, y 160.000 nuevos enfermos por año en Estados Unidos. Los últimos datos estiman que en Alemania el vértigo posicional benigno corresponde a cerca de 1/3 de las formas de vértigo que llevan a una disfunción del oído interno.

Señales y síntomas[editar]

Los síntomas primarios son vértigo y nistagmo de origen súbito que ocurren exclusivamente con el movimiento de la cabeza en la dirección del oído afectado.

Los pacientes generalmente describen su primera experiencia mientras giran la cabeza en la cama. La duración del vértigo es generalmente de 5 a 30 segundos, pudiendo estar frecuentemente asociada con náusea.

La prueba de Dix-Hallpike se usa para identificar el vértigo posicional paroxístico benigno.

Tratamiento[editar]

El VPPB puede ser tratado a través de maniobras de reposicionamiento de los otólitos del oído interno (maniobra de Epley). Además de esa maniobra existen otras maniobras que pueden ser realizadas por el paciente en casa. Deben, sin embargo, ser realizadas solamente con la confirmación del diagnóstico a través de un médico. Solamente un médico puede diferenciar las causas de vértigo.

Pronóstico[editar]

El vértigo posicional benigno es una enfermedad benigna, pero puede ser extremadamente desagradable. Sin embargo, desaparece aún sin tratamiento la mayoría de las veces en días o semanas, pero en algunos pacientes puede durar más, de meses hasta años. Por ese motivo y debido al sufrimiento del paciente debe ser ofertada en todos casos una terapia, no debiendo aguardarse a la remisión espontánea.

El vértigo posicional benigno acontece nuevamente en el 30-50% de los pacientes no tratados en 2 años. A través de métodos especiales el paciente puede en su propia casa realizar maniobras para tratar las recidivas de la enfermedad.

Referencias[editar]

  1. a b c d «Balance Disorders». National Institute of Deafness and Other Communication Disorders. 
  2. a b c d «Positional vertigo: Overview». Informed Health Online. 

Bibliografía[editar]

  • Bhattacharyya, N.; Baugh, R.F.; Orvidas, L.; Barrs, D.; Bronston, L.J.; Cass, S.; Chalian, A.A.; Desmond, A.L.; Earll, J.M.; Fife, T.D.; Fuller, D.C.; Judge, J.Lo.; Mann, N.R.; Rosenfeld, R.M.; Schuring, L.T.; Steiner, R.W.; Whitney, S.L.; Haidari, J. (noviembre 2008). "Clinical Practice Guideline: Benign Paroxysmal Positional Vertigo (BPPV)" (en inglés). Otolaryngology–Head and Neck Surgery 139 (5 sup. 4): S47-S81. ISSN 1097-6817. Visitado en 5 de septiembre de 2016.
  • Caldas, M.A.; Ganança, C.F.; Ganança, F.F.; Ganança, M.M.; Caovilla, H.H. (julio/agosto 2009). "Vértigo posicional paroxística benigna: caracterización clínica" (PDF) (en portugués). Brazilian Journal of Otorhinolaryngology 75 (4): 502-506. ISSN 1808-8686. Visitado en 5 de septiembre de 2016.
  • Ganança, M.M.; Caovilla, H.H.; Ganança, F.F.; Ganança, C.F.; Gazzola, J.M; Doná, F. (2010). "Efectos de los ejercicios de BrandtDaroff sobre la recorrência del vértigo posicional paroxística benigna" (PDF) (en portugués). Revista Equilibrio Corporal y Salude 2 (1): 3-14. ISSN 2176-9524. Visitado en 5 de septiembre de 2016.
  • Hilton, M.P.; Pinder, D.K. (diciembre 2014). "The Epley (canalith repositioning) manoeuvre sea benign paroxysmal positional vertigo" (en inglés). The Cochrane database of systematic reviews 8 (12): 408-411. ISSN 1469-493X. Visitado en 5 de septiembre de 2016.
  • Maia, R.A.; Diniz, F.L.; Carlesse, A. (septiembre 2001). "Maniobras de reposicionamiento en el tratamiento del vértigo paroxística posicional benigna" (en portugués). Revista Brasileña de Otorrinolaringologia 67 (5): 612-616. ISSN 0034-7299. Visitado en 5 de septiembre de 2016.
  • Pereira, C.B.; Scaff, M. (junio 2001). "Vértigo de Posicionamiento Paroxística Benigna" (PDF) (en portugués). Archivos de Neuro-Psiquiatria 59 (2B): 466-470. ISSN 1678-4227. Visitado en 5 de septiembre de 2016.
  • Santos, J.A. (julio 2012). "Maniobra de Epley en el vértigo posicional paroxística benigna: resolver a una velocidad vertiginosa" (PDF) (en portugués). Revista Portuguesa de Medicina General y Familiar 28 (4): 285-294. ISSN 2182-5173. Visitado en 5 de septiembre de 2016.
  • Siulva, A.L.S.; Marino, M.R.C.; Gouveia, F.M.V.; Silva, J.G.; Ferreira, A.S.; Cal, R. (marzo/abril 2011). "Vértigo Posicional Paroxística Benigna: comparación de dos recientes directrices internacionales" (PDF) (en portugués). Brazilian Journal of Otorhinolaryngology 77 (2): 191-200. ISSN 1808-8694. Visitado en 5 de septiembre de 2016.
  • Wipperman, J. (2014). «Dizziness and Vertigo». In: Dickson, G.; Kellerman, R. Primary Care ENT (en inglés) 41 6 ed. (Filadélfia: Elsevier). p. 115. ISBN 978-0-323-28716-6. Consultado en 5 de septiembre de 2016. 

Ver también[editar]