Usuario discusión:Marina.lago.08

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

'''MENTIRAS Y VERDADES SOBRE EL HUMO EN LA AUTOPISTA A BS. AS. 2008'''

Un trabajo revela la cadena de falsedades que enhebró el discurso oficial para acusar a los productores de los incendios. Las demoras oficiales en enfrentar el fuego y la sospechosa multiplicación de focos intencionales.

    El gobierno acusó sin disimulos a los productores de ser los responsables del incendio que cubrió de humo Buenos Aires. En el fárrago de conferencias y declaraciones oficiales se mezclaron no pocas imprecisiones, por decir lo menos. 

¿Quién prendió el fuego?

    Los “productores” agropecuarios para plantar soja. El ministro del Interior, Florencio Randazzo, la secretaria de Ambiente, Romina Picolotti, y hasta la presidenta Cristina Kirchner se subieron a esta explicación. 
    Falso: La siembra directa implica sembrar sobre el barbecho. Y en el Delta no se siembra soja. 
    Falso: Algunos ganaderos queman pasto en verano para que esté crecido y fuerte en otoño. Sólo un masoquista quemaría pasto en otoño porque quedaría sin pasto todo el invierno. 

Algún ganadero novato que no sabe lo anterior.

    Falso: Tendrían que haberse puesto de acuerdo 500 ganaderos (la cantidad de focos que aparecieron entre el 15 y el 17 de abril. Dato del INTA). 
    Fue un accidente producido por algunos de los miles de pescadores, turistas y exploradores que visitan diariamente el Delta –y que por cierto quedaron exentos de las acusaciones de la Casa Rosada-. 
    Falso: Tendrían que ponerse de acuerdo cientos de pescadores y turistas y en cualquier caso sería un hecho intencional. 
    Luego el trabajo aporta sugestivos datos. 

Dato I.'

    En 400 años de ganadería, incendios y fogatas en el Paraná y el Delta y con muchísimos menos recursos que los actuales para prevenir (monitoreo satelital, etcétera). Jamás ocurrió lo que está pasando. 

Dato II.

    Todos los años hay incendios en el Delta, la Isla Talavera, incluso en la Reserva Ecológica y no se llena de humo la ciudad. 

Dato III.

    El INTA en una valiente actitud reconoció que el 3 de abril había 4 focos en el Paraná y no se hizo nada y de golpe aparecieron 150 focos el día 15 y a pesar de la alarma pública esta cifra se elevó a 550 el día 17. El INTA econoció que esto no puede ser fruto de la casualidad. Es como si de golpe los incendios en Capital Federal crecen un 1000 por ciento. 

Dato IV.

    Un día antes, el gobierno había comenzado una violenta campaña de imagen contra el campo: Allanamiento de una pollería (a la que se llamaba sugestivamente estancia) denunciando supuesto trabajo esclavo de niños y sin dar más precisiones. 

Dato V.

    También que horas antes Guillermo Moreno irrumpe en las reuniones con el campo y en Liniers. Esto fue denunciado en todos los medios por los ruralistas como un intento de sabotaje de las negociaciones. 

Dato VI.

    Tribunales de todo el país comienzan una concertada catarata de citaciones a declarar a productores agropecuario y la presidenta renueva sus discursos contra el campo. 

Dato VII

    Al otro día de la llegada del humo, y a pesar de ser el Paraná y el Delta un lugar absolutamente abierto y accesible visitado diariamente por miles de pescadores, turistas, personas de camping, el gobierno ya tenía al culpable: los productores.