Tiempo Argentino (diario fundado en 2010)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Tiempo Argentino»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Tiempo Argentino
Dueños de nuestras palabras
Tipo diario
País República Argentina Bandera de Argentina
Sede Buenos Aires
Ámbito de distribución Buenos Aires
Fundación 16 de mayo de 2010 (6 años, 3 meses y 12 días)
Fundador/a Sergio Szpolski
Idioma español
Precio 8,00 $
Tirada 36 000 ejemplares (en enero de 2012) 
Difusión solo en Buenos Aires y conurbano
Director/a Roberto Caballero
Sitio web http://www.tiempoar.com.ar
[editar datos en Wikidata]

Tiempo Argentino es un diario matutino de Argentina, editado en la ciudad de Buenos Aires que pertenece a la cooperativa de trabajadores "Por Más Tiempo", creada luego de la quiebra del grupo editorial encabezado por el empresario Sergio Szpolski (fundador del diario). Su primer número apareció el 16 de mayo de 2010 en formato de tabloide de 56 páginas color y la redacción se encuentra ubicada en el barrio porteño de Palermo. En enero de 2012 tenía una tirada de 36 000 ejemplares.[1]

Orientación[editar]

El periódico declara ser «un diario generalista, progresista, plural, democrático y comprometido» y el director Roberto Caballero (n. 1970) manifestó que se propone hacer «un diario pluralista, defensor de los derechos humanos, a favor de la autonomía nacional frente a los grupos financieros internacionales y de la economía al servicio de la producción y el empleo».

Caballero afirma que la publicación es «profundamente honesta» y no confundimos la agenda empresaria con la comunicación”. [2]

Equipo periodístico[editar]

Desde su fundación, el director de Tiempo Argentino es Roberto Caballero (n. 1970), quien dirigiera la revista Veintitrés que ―al igual que este diario― pertenece a un grupo empresario encabezado por Sergio Szpolski.

Caballero es coautor de los libros Galimberti. De Perón a Susana, de montoneros a la CIA y AMIA, la verdad imposible, es fundador y director de Contraeditorial, recibió el «Diploma al mérito investigativo» del Instituto de Prensa y Sociedad y de Transparency International, fue columnista de los programas de televisión Punto doc y Asuntos pendientes, y del diario La Prensa y titular de la cátedra Periodismo de Investigación en la Universidad del Museo Social Argentino.

Entre los columnistas se encuentran:Hernán Brienza, Alberto Dearriba, Víctor Hugo Morales, Pacho O’Donnell, Florencia Peña y Bernardo Stamateas.

Integran la redacción destacados periodistas que antes trabajaron en medios comoClarín, Crítica de la Argentina, Crónica, Infobae, La Prensa, La Voz del Interior, Noticias, Página/12, Siete Días, Revista Veintitrés.

El subdirector es Gustavo Cirielli. El resto del equipo lo conforman, entre otros:

Secciones[editar]

El diario tiene suplementos de espectáculos y deportes todos los días y, los domingos, un suplemento de economía. Su sección de policiales es ―según el director― «como las que se hacían antiguamente» y además una sección de sociedad y un equipo de investigación periodística. También una sección de gremiales en la que el director declara que informará incluso sobre los conflictos sindicales que se produzcan en los medios y una sección dedicada a las principales noticias reflejadas en las tapas del resto de los principales diarios nacionales.

Historieta[editar]

El periódico publicará, por primera vez como tira diaria, la historieta El Eternauta, del guionista desaparecido (asesinado por la dictadura) Héctor Oesterheld (1919-1978) y del dibujante Francisco Solano López (1928-2011). Sobre su significado, dice el director del diario:

Oesterheld reivindicaba el héroe colectivo. Me gusta el laburo asociado, creo en los equipos así como en la economía cooperativa. Entre todos se pueden hacer mejores cosas. El individualismo es una lacra posmoderna de los noventa, alguna vez hay que desterrarlo.

Roberto Caballero[3]

Aspectos económicos[editar]

El día del lanzamiento, Tiempo Argentino regaló 25 000 ejemplares en la ciudad de Buenos Aires, para bajar luego a 11 000 ejemplares el día lunes, 8400 el martes, 8200 el miércoles y 7500 el jueves.[4]

Problemas económicos[editar]

El diario era propiedad del Grupo 23, dirigido por Sergio Szpolski y Matías Garfunkel. A inicios de 2016 el Grupo 23 dejó de pagar los sueldos a todos sus trabajadores pero el diario se siguió publicando hasta en febrero de 2016, cuando no se pagó más a la imprenta y había ya varios meses de sueldos adeudados.

En enero se había anunciado que un empresario que era desconocido en Buenos Aires, el empresario correntino de eventos Mariano Martínez Rojas, había comprado el diario, si bien había rumores de que era testaferro del propio Szpolski. Semanas después, Martínez Rojas desistió de la compra, alegando que existían pasivos ocultos. A su vez, Garfunkel, que afirma estar en un "exilio forzado" por amenazas recibidas, en Estados Unidos, afirmó que "el Grupo 23 fue una vaciadora y Szpolski un 'fronting'".

El personal del diario abrió una cuenta bancaria y solicitó aportes económicos a sus lectores para ayudarlo en su continuidad[5] y se realizó un festival artístico para recaudar fondos.

De las 170 personas que trabajaban, 125 decidieron formar la cooperativa Por Más Tiempo y el periódico volvió a publicarse el domingo 24 de abril de 2016 con una tirada de 30 mil ejemplares en Capital Federal, Gran Buenos Aires y La Plata. La edición impresa será semanal y tendrá una versión web que se actualizará diariamente. Se mantendrá la la estructura editorial y el director seguirá siendo Gustavo Cirelli.[6] [7]

Ataque a la redacción[editar]

En la madrugada del 4 de julio una patota dirigida por el empresario Mariano Martínez Rojas tomó el edificio que comparten la redacción del diario y la emisora de Radio América. El ataque comenzó cuando unos 20 matones reclutados por Martínez Rojas ingresaron al edificio y expulsaron, mediante la violencia, a las tres personas que oficiaban de guardias. Durante más de dos horas los atacantes destruyeron el lugar, ensañándose especialmente contra la conexiones a Internet con el objetivo de impedir la normal preparación de las noticias y la salida del diario.[8]

Los trabajadores del diario se apersonaron en la sede y exigieron a la policía que ingresara al edificio para expulsar a los intrusos, pero el subcomisario a cargo se negó aduciendo que había recibido órdnes de no actuar por parte de la fiscalía.[8]

Los periodistas que asistieron al lugar comprobaron que luego de esa pasividad el grupo de matones se retiró escoltado por la propia fuerza de seguridad policial, razón por la cual denunciaron su complicidad en el ataque.[9]

Tres días después del ataque a la redacción, el presidente Mauricio Macri calificó de «usurpadores» a los trabajadores de la cooperativa que edita el matutino. El mismo día, el Ministerio de Seguridad y Justicia de la Ciudad de Buenos Aires respaldó el accionar de la patota y le renovó la habilitación a una de sus empresas para que siga operando en el área metropolitana.[10]

Referencias[editar]

  1. «Este domingo sale al mercado gráfico el diario “Tiempo Argentino”», entrevista al director, Roberto Caballero, en el sitio web Agencia Paco Urondo.
  2. «La historieta “El Eternauta” saldrá diariamente en el diario “Tiempo Argentino”», artículo del 14 de mayo de 2010 en el sitio web Axxon. Consultado el 15 de mayo de 2010.
  3. La historieta el eternauta
  4. «Nuevos diarios», artículo de Jorge Fontevecchia en el diario Perfil del 21 de mayo de 2010. Consultado el 25 de mayo de 2010.

    El promedio de diarios regalados de los cuatro domingos del último mes de Crítica de la Argentina (abril) fue de solo 8739 ejemplares (de ellos, 4738 en la ciudad de Buenos Aires). El promedio de venta de los días sábado del mes de abril fue de 3826 (2450 en la ciudad de Buenos Aires). Y los regalos los días de semana en el último mes de abril fueron: los viernes, 3260 ejemplares (2180 en Bs. As.); los jueves, 5291 (3550 en Buenos Aires); los miércoles, 4720 (3100 en Buenos Aires); los martes, 5120 (3488 en Buenos Aires); y los lunes, 5042 (3350 en Buenos Aires). O sea, un promedio de 5143 ejemplares de venta para todas sus ediciones.
    Lo mismo sucedió con Perfil en 1998: después de haber comenzado con más del doble de circulación, en su último mes vendió un promedio de 28.490 ejemplares (de ellos, 14.225 en la ciudad de Buenos Aires), proporcionalmente muy pocos para su ambición de aspirar a los mismos anunciantes que Clarín.
    Vale comparar con el desaparecido Crítica de la Argentina, que también fue lanzado hace poco más de dos años un domingo y vendió 58.800 ejemplares; el día lunes, 34.600; el martes, 27.300; el miércoles, 23.600; y el jueves, 23.300 (70 % de esos ejemplares en la Ciudad de Buenos Aires). O sea, Crítica de la Argentina comenzó vendiendo alrededor del doble que Tiempo Argentino.



    Jorge Fontevecchia
  5. «A nuestros lectores». 24 de marzo de 2016. Consultado el 25 de abril de 2016. 
  6. «Tiempo Argentino volvió a publicarse tras la "venta" a Mariano Martínez Rojas». Perfil. 24 de abril de 2016. Consultado el 25 de abril de 2016. 
  7. «Vuelve a salir Tiempo Argentino, el primer diario nacional recuperado». Consultado el 25 de abril de 2016. 
  8. a b «Atacaron oficinas del diario "Tiempo argentino"». El Tribuno. 5 de julio de 2016. Consultado el 6 de julio de 2016. 
  9. «Increíble: la patota que atacó Tiempo Argentino se retiró escoltada por la Policía». El Destape. 4 de julio de 2016. Consultado el 6 de julio de 2016. 
  10. http://www.tiempoar.com.ar/articulo/view/57732/escandalo-el-macrismo-habilito-a-la-patota-que-ataco-a-tiempo