The Little Rascals

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

The Little Rascals (La Pandilla: los pequeños traviesos en Hispanoamérica, Una pandilla de pillos, en España) es una película de 1994, producida por Universal Pictures, y estrenada por Universal Pictures el 5 de agosto del mismo año. La película es una adaptación de Our Gang, de Hal Roach, una serie de cortometrajes de 1920, 1930 y 1940 (luego transmitido en televisión como The Little Rascals), que se centraba en las aventuras de un grupo de niños en un vecindario. La película, con un guion de Paul Guay, Stephen Mazur, y Penelope Spheeris - quien también la dirigió - presenta varios personajes de Our Gang, y re-interpretaciones de los cortometrajes originales.


Sinopsis[editar]

Un grupo de niños, capitaneados por Spanky (Travis Tedford), forman parte de un club "anti-niñas": "El club de Machos Anti-Mujeres". Buscan participar en una carrera de autos miniatura anual en el pueblo en donde viven: el Soap Box Derby, con la presencia de A.J. Ferguson, piloto de carreras que los niños idolatran. Para esto, habían juntado bastante dinero para comprar un auto que los ayudara a tal fin: "The Blur". Spanky convoca a todos a una reunión, para anunciar quién será el conductor del auto. El ganador fue Alfalfa (Bug Hall), pero está ausente de esta reunión, por estar en una cita amorosa con Darla (Brittany Ashton Holmes). Todos los miembros de la pandilla encuentran a la pareja en una lancha, en un río, mientras Alfalfa canta "You Are So Beautiful", de Joe Cocker. Darla pide a Alfalfa que la cita se lleve a cabo en la casa club. Todos los demás miembros oyen esto desde un puente, con una lata vacía como auricular.

Spanky, creyendo que era una artimaña para separar a Alfalfa del grupo, interviene arruinando la cita, sin que Alfalfa y Darla se den cuenta. Para esto, anotó una lista, con varias travesuras a jugar a ambos. Cuando Alfalfa pide un beso a Darla, Spanky y los demás tocan a la puerta, llegando al límite de lo que podían soportar. Alfalfa aprovecha para mostrar la casa a Darla. Cuando le muestra el armario, Darla capta qué quiere decirle Alfalfa. Sin embargo, la casa club se se incendia. Alfalfa se desmaya, y Darla alcanza a escapar. Todos los demás tratan de apagar el incendio.

Creyendo que fue Alfalfa quien provocó el incidente, Spanky lo "sentencia" a cuidar lo que quedaba de la casa club y del auto, después de un juicio llevado a cabo por los mismos niños. Por su parte, Darla termina con Alfalfa, suponiendo que él se avergonzaba de ella frente a los demás niños de la pandilla, mientras él continúa desmayado.

Alfalfa lleva un ramo de flores a Darla, pero solamente se queda con los tallos, tras una persecución que le hacen dos bravucones del barrio, Butch (Sam Saletta) y Woim (Blake Jeremy Collins). Darla está jugando con sus amigas Mary Ann (Juliette Brewer) y Jane (Heather Karasek). Es entonces cuando aparece en escena el nuevo niño rico del barrio, Waldo (Blake McIver Ewing), quedando todas fascinadas con él, principalmente Darla. Sin embargo, este chico rico es un peculiar egocéntrico que, en sí, usa a Darla para su beneficio. Algo de lo que se daría cuenta más tarde la misma Darla (siendo parte de una sub trama de la película).

Alfalfa quiere continuar su noviazgo con Darla. Spanky lo convence de hablar con ella, para desengañarlo. Para esto, van a un auditorio donde Darla se presentará haciendo un acto de ballet. La directora del ballet (Lea Thompson) les negó la entrada, así que deciden esperar afuera. De repente, Butch y Woim, los bravucones del barrio, aparecen en escena. Spanky y Alfalfa entran al auditorio como pueden, y se esconden en un camerino. Para que los bravucones no los reconocieran, se visten de bailarinas de ballet. Pero caen accidentalmente en el camerino donde están Darla y las demás niñas. La directora llama a todas a escena. Spanky y Alfalfa participan junto con el resto, bailando "El Vals de las Flores", de Chaikovski, y causando un verdadero desastre cómico, por no saber la coreografía. Waldo está presente, como espectador. La directora saca a Spanky y a Alfalfa del edificio, molesta con ellos por haber arruinado su trabajo. Spanky sigue vestido como bailarina, mientras que Alfalfa está en calzoncillos y calcetines, por no poder regresar a la habitación donde está su ropa.

Cuando Spanky y Alfalfa salen de allí, alcanzan a ver que Butch y Woim están afuera. Para escapar de ellos, Spanky se hace pasar por una de las niñas. Pero su peluca se atora con una rama, iniciándose una divertida persecución. Alfalfa, huyendo de los bravucones, entra a un club social, donde lo persigue un perro. Para huir del animal, entra a una piscina, y nada de un extremo al otro. Cuando sale de la alberca, se da cuenta de que Darla y Waldo vieron toda la escena. De pilón, los calzoncillos de Alfalfa quedaron en la piscina.

Buckwheat (Ross Bagley) y Porky (Zachary Mabry), otros miembros del club algo torpes, se habían quedado a cargo de The Blur y lo que quedaba del club, mientras Spanky y Alfalfa trataban de hablar con Darla. Butch y Woim, aprovechando la ocasión, deciden robar el carro. Para esto, atan un billete a la pata de un pato. Buckwheat y Porky persiguen al animal.

Para no perder su lugar en la gran carrera, todos los miembros de la pandilla deciden juntar el dinero (500 dólares aproximadamente) cobrando la entrada a una atracción en la feria del vecindario. Nadie entra a ver al hombre de cuatro metros que come pollo. Por su parte, Buckwheat y Porky toman un letrero donde se lee que la admisión es de 3 dólares, y se colocan a la entrada del sitio donde se lleva a cabo un concurso de canto, logrando recaudar bastante dinero. Sin embargo, son descubiertos por una de los maestros de su colegio (Daryl Hannah), y el dinero recaudado pasa a ser parte del premio de la carrera que sucederá tres días después. Esto, por sugerencia de los mismos niños, algo que en si les hubiese venido de maravilla para recuperar y restaurar su club.

A pesar de todo, Alfalfa no cesa en su intento por ganar la atención de Darla. Durante su detención, escribe una y otra vez "No debo pensar en Darla". Al acabarse las hojas de papel, Petey, el perro del club, le lleva un pedazo, que resulta ser una lista que Spanky había escrito. Alfalfa decide, entonces, hablar con Darla. Cuando llega a la feria, encuentra a Waldo y a Darla participando en el concurso, cantando "L-O-V-E", de Nat King Cole. Alfalfa decide participar en el concurso, interpretando "All the Air that I Breathe", de The Hollies. Waldo había arruinado la actuación de canto de Alfalfa, poniendo jabón en el vaso de agua que Alfalfa bebió después, sin saber que tenía algo extra. De este modo, sin saberlo, Alfalfa echa la culpa a Spanky. Esto provoca su temporal separación como par de amigos, pero se reconcilian en un lapso corto de tiempo, gracias a la intervención de Stymie (Kevin Jamal Woods), el miembro más elocuente de la pandilla.

Todos deciden participar en la carrera de todos modos. Sin perder más tiempo, deciden construir otro vehículo con lo que tenían a la mano, lo cual fue una lavadora, varias cosas de metal, un bote de basura y dos linternas a modo de faros, así como otros artículos diversos para armar su auto. Logran prácticamente terminarlo a marchas forzadas, y recibe el nombre de "The Blur 2, The Sequel". En tanto, Butch y Woin, ya con el auto robado en su poder, también compiten. Asimismo, Waldo, junto con Darla, también compiten en esta misma, Así que a partir de aquí la lucha por el primer lugar de la carrera prácticamente es una divertida batalla.

El día de la competencia, Buckwheat y Porky, accidentalmente, cambian la dirección de una flecha que indica la ruta de la carrera. Alfalfa amarra un pañuelo que pertenece a Darla, al adorno del capó. Darla se da cuenta del tierno gesto de Alfalfa.

Durante la carrera, Woin arroja tiras de goma a los demás competidores, sacando a varios de la competencia. Waldo, por su parte, también busca dejar fuera de combate a Alfalfa. Todos ellos tomaron otro camino diferente al trazado original, siguiendo la flecha que Buckwheat y Porky cambiaron accidentalmente. También Waldo saca a luz que fue él quien saboteó la actuación de este último. Evidentemente esto enfurece a Darla.

Butch y Woin tuvieron éxito a medias, ya que se toparon de nuevo con Alfalfa y Spanky en la carrera, con quienes tienen un combate similar al de Ben Hur de forma satírica. Asimismo, también arrojan una bomba de humo, la cual fue neutralizada por Darla al usar un extintor del mismo vehículo para apagarla. De un modo u otro, Alfalfa recupera el pañuelo de su amada para ponerlo de vuelta en el frente del carro, aunque le es difícil regresar a su asiento debido al fragor de la competencia.

La carrera llega a su fin. En ese lapso en que Alfalfa intenta poner el pañuelo de vuelta, es cuando cruzan la meta. Ocurre un final de fotografía, donde literalmente ganan "por un pelo", gracias al peinado peculiar de Alfalfa. Aun con todas las artimañas, Butch y Woim se sorprenden porque, aún robándoles el auto, Spanky y Alfalfa ganaron. Ante esto, el par de bravucones les dicen que iban a sufrir, según ellos. No obstante, Alfalfa se desprende temporalmente de sus buenos modales, y lanza tremendo golpe a Butch, quien cae finalmente a un charco de lodo. Algo que sorprende a Spanky y a sus amigos, ya que Alfalfa no es un chico violento. Para no experimentar en carne propia lo mismo, Woin decide tirarse voluntariamente al mismo charco. Asimismo, todos los miembros de la pandilla descubren que su héroe en realidad es heroína, pues es la afamada piloto A.J. Ferguson (Reba McEntire), quien les entrega el trofeo de primer lugar y los 500 dolares, así como un beso en la mejilla por parte de la misma piloto en un ademán de felicitación.

Spanky aún supone que Waldo los había salvado. Pero su sorpresa fue que él estaba ya en su limusina, enfurruñado. Así que quien los había prácticamente ayudado a salir de dicha situación fue Darla, quien en sí también premió a Alfalfa con un beso también en la mejilla, mientras Spanky se desmayaba de saber el resultado. (Cuando Darla se enteró de la trampa que hizo Waldo hacia Alfalfa en la feria, lo dejó solo en alguna parte del trayecto, mientras ella tomó el mando del vehículo para correr por cuenta propia.)

Eventualmente las reglas del club cambian. Ahora los niños pueden verse en el club junto con las mismas niñas, e incluso el mono que los acompañaba también ya tenía una compañerita, de tal modo que cada niño tiene una homóloga en niña. Finalmente en un discurso declamado por Spanky se preguntan si habían transgredido las reglas de las generaciones anteriores del club. Uh-Huh (Courtland Mead) sorprende hablando y deduciendo con elocuencia. Algo que deja estupefactos a todos, ya que todos suponían que no podía decir otra cosa más que su típica frase. En sí les dio una definición completa de lo que él sabía manejar lingüísticamente. Continuando con el discurso, el mismo Spanky afirma al final "que todo algún día tiene que cambiar" algo que también se muestra cuando los mismos niños añaden al mismo letrero del "club" el distintivo adicional de "niñas bienvenidas" .dando a entender que ya había cambiado la situación para entonces.

Producción[editar]

  • Varios de los miembros de Our Gang no estaban complacidos al no ser considerados para ser consultantes y hacer apariciones especiales para la película.[1] George McFarland, el original "Spanky", falleció en junio de 1994, durante las primeras etapas de filmación. Por obvias razones se omitieron los datos.
  • En los cortos originales, los niños eran de clase baja; mientras que en esta producción, todos los infantes son representados como niños de clase media en un típico barrio suburbano estadounidense, excepto el chico rico.

Elenco[editar]

The Little Rascals
Personajes adultos

Recepción[editar]

La película no fue recibida bien con los críticos tras su lanzamiento. Tiene un 20% en Rotten Tomatoes. Sin embargo en Latinoamérica y Europa si obtuvo buenas críticas pese a muchas razones que no consideraron fanáticos originales de los cortos originales. Esto porque en parte aún no había tanta masificación de información como actualmente la hay

Reunion del Elenco[editar]

En septiembre de 2014 coincidiendo con el lanzamiento a video de una nueva aventura de una pandilla de pillos, los actores originales de esta entrega se reunieron después de 20 años para una sesión de fotos conmemorando dicho aniversario de la película, evocando momentos clásicos de la misma así como el momento donde Alfalfa y Spanky visten los uniformes y vestidos de ballet. La más difícil de convencer para que participara en este homenaje fue quien personificara en su tiempo a Darla.[2]

Referencias[editar]