Test de Lüscher

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El Test de Lüscher o Test de los Colores es un test de tipo proyectivo ideado por Max Lüscher para evaluar el estado psicofisiológico de una persona, su estilo de afrontamiento del estrés y otras características estables de su personalidad.

Como toda evaluación de tipo psicológica, su uso está destinado a que se le utilice en escenarios de evaluación por parte de un profesional del área, y sus resultados sólo son posibles de interpretar con una visión de conjunto y herramientas de análisis propias de la disciplina.

Por otra parte, como toda evaluación de tipo proyectivo, siendo aplicada por un profesional idóneo se trata de una prueba infalseable, ya que dentro de la estructura de respuestas y en la situación de entrevista aparecen indicadores de que la persona intenciona sus elecciones.

Test de los Colores de Luscher[editar]

Existen dos formatos de aplicación del Test:

  • Test Abreviado, o Test de los 8 colores: se presenta al sujeto 8 tarjetas, cada una con una tonalidad específica, para que las ordene.
  • Test Completo, o Gran Luscher: se presenta al sujeto en evaluación diversas láminas con varios colores para una elección pormenorizada.

En ambos casos, la aplicación suele realizarse dentro de un contexto de evaluación más amplio, ya sea de tipo clínico y/o laboral.

En la actualidad, toda la información de interpretación del Test está protegida por derechos de autor, en especial la información disponible en italiano y español.

Investigación en Test de los Colores[editar]

Debido a su masificado uso en el ámbito laboral en selección de personal, se ha estudiado la capacidad predictiva del test respecto del éxito laboral, ajuste social, actividad y flexibilidad de postulantes. Las 3 investigaciones publicadas en PsycINFO (base de datos de investigación de la American Psychological Association, APA) destinadas a estimar la validez de algunos test psicológicos en este campo arrojaron resultados nulos; es decir, quienes aplicaron e interpretaron el test de Lüscher fueron incapaces de predecir ninguno de los aspectos antes mencionados.[1][2][3]

Un estudio de 1984 que compara los resultados del Test de Luscher y un test de personalidad ampliamente investigado y validado, el MMPI, señala que los resultados de ambos test muestran poco acuerdo respecto a los sujetos evaluados, y sugiere ser cuidadoso al usar el test de Luscher.[4]

Cabe mencionar que tal estado de la investigación es sumamente preocupante, puesto que, al no existir resultados que fundamenten su uso, la aplicación de este test en el ámbito laboral (o en cualquier otro) no está justificada. En otras palabras, la ausencia de investigación a favor no permite concluir que el test mida lo que propone medir, y, por lo tanto, tampoco permite apoyar las conclusiones a las que llegan los psicólogos y las entidades que hacen uso de él (Sireci, & Sukin, 2012) Esta afirmación no hace más que seguir las exigencias planteadas en lineamientos profesionales internacionales de instituciones tan importantes como la American Psychological Association, la American Educational Research Association, el National Council on Measurement in Education (en sus "Standards for educational and psychological testing"[1]) o la International Test Commission.

Si bien a nivel internacional el test no suele usarse en contextos de selección de personal -debido a los altos estándares profesionales que rigen la utilización de test en Estados Unidos y Europa-, su uso informal se ha extendido al punto que destacados investigadores han llegado a compararlo con "estafas" como la lectura de palmas, el tarot o la grafología (Chamorro-Premuzic & Furnham, 2010). Adicionalmente, en Chile, diversos investigadores han llamado la atención sobre su uso injustificado (Barros, 2011; Didier, 2014).

Significado de los ocho colores[editar]

GRIS (0): El gris de este test no es ni un color [5]​oscuro ni un color claro. y es enteramente independiente de cualquier estímulo o tendencia psicológica. es neutral con respecto a sujeto y objeto, sea interno o externo, con tensión o con relajamiento. el gris no es una zona ocupada, sino una frontera, que es "tierra de nadie", como en una zona desmilitarizada.

AZUL (1): Representa la serenidad absoluta. la contemplación de este color tiene un efecto tranquilizador en el sistema nervioso central. la presión de la sangre, el ritmo cardíaco y respiratorio disminuyen. Psicológicamente hablando, se incrementa también la tendencia a ser excesivamente sensible y susceptible.[5]

VERDE (2): Representa la condición psicológica de tensión constante. Se expresa psicológicamente como la voluntad en actividad, como perseverancia y tenacidad. el verde azulado es una manifestación de firmeza, de perseverancia y, sobre todo, de resistencia a cambiar.[5]

ROJO (3): Representa una condición orgánica de exceso de energía. el pulso se acelera, aumenta la presión sanguínea y el ritmo respiratorio crece. El rojo es la expresión de fuerza vital y de actividad nerviosa y glandular; por esta razón significa deseo en todas las gamas de apetencia y anhelo; es el apremio de lograr éxitos, de alcanzar el triunfo, de conseguir ávidamente todas aquellas cosas que ofrecen intensidad vital y experiencia plena.[5]

AMARILLO (4): Sus efectos son de luz y alegría. Las principales características del amarillo son: claridad, reflexión, brillo y alegría insustancial. el amarillo manifiesta expansividad desinhibida, laxitud y relajación.[5]

VIOLETA (5): El violeta intenta unir el ardor impulsivo del rojo y la dócil entrega del azul para significar la identificación. El violeta quiere decir identificación en una unión íntima y erótica; puede llevar a una comprensión intuitiva y sensible.[5]

MARRÓN (6): El marrón representa lo sensitivo, es decir, lo que hace referencia a los sentidos corporales. Es sensual, se relaciona directamente con el cuerpo físico.[5]

NEGRO (7): Es el color más oscuro y, de hecho, la negación misma del color; representa el límite absoluto detrás del cual la vida cesa, y, en consecuencia, expresa la idea de la nada y de la extinción.[5]

Bibliografía[editar]

  • AERA., APA ., & ENCM. (2014). Standards for Educational and Psychological Testing. Washington, D.C
  • Aguirre, L. (2006). Estudio comparativo entre el test abreviado y el test completo de los colores. Límite 1(14), 159-174.
  • Arenas, I.A.(2005). Resultados de psicoterapia grupal breve en estudiantes universitarios de la quinta región: estudio exploratorio basado en instrumentos proyectivos. Terapia Psicológica 23(1), 37-47.
  • Barros, E. (2011) Problemas y desafíos de la selección de personas en Chile. Administración y Economía UC. Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Número 70, pags. 16 – 21, Julio 2011
  • Chamorro-Premuzic, T., & Furnham, A. (2010). The Psychology of Personnel Selection, 302.
  • Del Longo, Nevio (2001). Manual Lüscher: Manual para el uso clínico y no clínico del Test de Lüscher. Santiago de Chile: CDO Consultores. ISBN 978-956-288-861-5. 
  • Didier, N. (2014). Selección de personal en Chile. Revista Iberoamericana de Psicología: Ciencia y Tecnología, 7(1), 103–114.
  • Sireci, S. & Sukin, T. (2013) Test Validity. En K. F. Geisinger, B. A. Bracken, J. F. Carlson, J. -I, C. Hansen, N. R. Kuncel, … M. C. Rodriguez (Eds.), APA handbook of testing and assessment in psychology, Vol. 1: Test theory and testing and assessment in industrial and organizational psychology (pp. 61-84). Washington, DC, US: American Psychological Association. https://doi.org/10.1037/14047-028
  • Scott, Ian A. (1997). «6». Test de los colores (Test de Lüscher). España: Paidós Ibérica. p. 47-63. ISBN 84-7509-172-5.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]