Suero Gómez de Toledo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Suero Gómez de Toledo (m. Santiago de Compostela, 30 de junio de 1366). Fue un noble y eclesiástico castellano que llegó a ser arzobispo de Santiago de Compostela entre los años 1362 y 1366, en que murió asesinado.[1]​ Y era hijo de Gómez Pérez de Toledo, que fue alguacil mayor de Toledo, y de Teresa Díaz.

También fue capellán mayor del rey Pedro I de Castilla, que ordenó su asesinato, y notario mayor del reino de León.[1]

Historia y leyenda[editar]

Como parte de las disputas sucesorias entre Pedro I y Enrique de Trastámara, fue asesinado por orden de Pedro I el día 30 de junio de 1366[1]​ junto con el deán de la catedral de Santiago de Compostela.

Esta historia ha dado lugar a muchas leyendas y obras literarias, sin estar del todo claras todas las circunstancias.[2]​ Parece ser que después del duro enfrentamiento entre la familia de los Suárez de Deza (Churruchaos) y el obispo Berenguel de Landoria (que acabaron con la decapitación de Alonso Suárez de Deza), Fernán Pérez Churruchao y Alonso Gómez de Gallinato alancearon al obispo Gómez de Toledo y al deán Pedro Álvarez con el beneplácito del rey Pedro I, porque el obispo apoyaba a Enrique de Trastámara. Este suceso marcó el final de la Casa de los Churruchaos, que serían absorbidos por la Casa de Lemos.


Predecesor:
Gómez Manrique
Template-Metropolitan Archbishop.svg
Arzobispo de Santiago de Compostela

1362 - 1366
Sucesor:
Alonso Sánchez de Moscoso

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Salazar y Acha, Jaime de (2000). Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, ed. La casa del Rey de Castilla y León en la Edad Media. Colección Historia de la Sociedad Política, dirigida por Bartolomé Clavero Salvador (1ª edición). Madrid: Rumagraf S.A. ISBN 978-84-259-1128-6.