Simulador de hipotecas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un simulador de hipoteca, calculador de hipoteca o calculadora de amortización es una herramienta de cálculo financiera que permite conocer las cifras de las cuotas de préstamo, simulación de la amortización, interés –interés variable o interés fijo– y capital de un préstamo hipotecario solicitado para la compra de vivienda.[1][2][3][4]

Composición del crédito hipotecario en varios supuestos: el capital solicitado o crédito –100– más los intereses constituyen el total de la hipoteca. El crédito hipotecario es el instrumento financiero que se utiliza habitualmene para la compra de la vivienda.[5]​ * Si la hipoteca tiene una larga duración y/o un alto interés la cifra total final -capital+intereses- que se paga por el préstamo llega a duplicar y triplicar el capital solicitado, razón por la que no se considera una buena decisión económica suscribir préstamos superiores a 15 años con una cuota mensual por la que se podría conseguir esa misma vivienda en alquiler. * Según la ONU la cuota mensual de la hipoteca no debe superar el 30 % de los ingresos mensuales siempre que no se tenga otros créditos, en cuyo caso debe reducirse sin que todos superen el 3030 %.[6][7]
  • Advertencia: Un simulador de hipotecas habitualmente no incluye los gastos (gastos de compraventa, gastos de la constitución de la hipoteca, impuestos, notario, registro, etcétera) que pueden suponer un 15% del capital solicitado dependiendo de las condiciones del banco, los gastos de notarias, registros, así como los impuestos que deben pagarse en cada país. Además la entidad bancaria puede exigir contratar seguro del hogar y seguro de vida que deben considerarse como gastos.

Variables en los simuladores de hipotecas[editar]

Existen varios modelos de simuladores de hipoteca dependiendo de las variables, el tipo de moneda, etc. Suelen ofrecer simuladores los bancos y también portales inmobiliarios. Existen simuladores más complejos que te permiten cambiar diferentes condiciones de la hipoteca como:

  • Importe solicitado (normalmente un porcentaje del total de la vivienda)
  • Duración del préstamo (plazo en años para la devolución del préstamo hipotecario)
  • Valor de la vivienda (en la moneda de curso legal en el país)
  • Cuota mensual (a pagar según el interés en la fecha de firma del contrato)
  • Tipo de interés (euribor en Europa u otro índice + diferencial del banco) - El interés puede ser fijo o variable.
  • Sistema de amortización por el que se calculará el cuadro de amortización del préstamo.

Tipo de simuladores de hipotecas[editar]

Simulador de hipotecas con cuadros de amortización

Son los simuladores denominados calculadoras de amortización, son más completos ya que nos muestran los cuadros de amortización y los totales pagados a la finalización de la hipoteca, en ocasiones también el diferencial del banco que ofrece su calculador, gráficas de evolución del pago de crédito e interés así como gastos de firma de la hipoteca y del contrato de compraventa de la vivienda.[1][2]

En las hipotecas a interés variable no solamente nos resultan útiles los simuladores de hipoteca básico o el simulador de amortización parcial de la hipoteca, sino que también necesitaremos el simulador de revisión de hipoteca, ya que las cuotas mensuales de estas hipotecas varían tras un tiempo determinado en el contrato hipotecario para ajustar el tipo de interés a la evolución de los índices hipotecarios, como el IRPH o el Euríbor. [1][2]

Simulador de hipoteca sencillo o básico

En esta clase de simuladores, puedes hacer modificaciones en la duración o plazo de la hipoteca para reducir o aumentar la cuota mensual y adaptarla a tu propia capacidad de pago, aunque hace los cálculos considerando un Interés fijo.[8]​ Es importante tener en mente que las entidades financieras difícilmente te concederán un préstamo en el que la cuota de la hipoteca (sumada al pago mensual del resto de tus deudas pendientes) supere entre el 30% de tus ingresos.

Simuladores de inmobiliarias y bancos

Estos simuladores incluyen otras condiciones -piso nuevo, segunda mano, interés euribor, etc-, las ofertas de los propios bancos así como los tipos de interés y TAE que ofrecen en dicho momento. Casi ninguno ofrece cuadros de amortización y totales de intereses pagados a la finalización del préstamo.[9][10]

Limitaciones de un simulador de hipotecas[editar]

Un simulador de hipoteca aporta cierta información pero es incompleto ya que la hipoteca inmobiliaria es un producto financiero complejo. Un calculador o simulador de hipotecas habitualmente no incluye los gastos de compraventa -entre ellos los de la inmobiliaria- ni de constitución de la hipoteca que pueden suponer un 15% del capital solicitado dependiendo de las condiciones y legislación impositiva de cada país. Además hay que tener en cuenta los gastos en obras, reformas y mudanzas que pueden ser necesarios para habitar la vivienda.

Cláusulas suelo[editar]

El simulador no advierte de las cláusulas abusivas como la cláusula suelo ni tampoco del impacto de otros gastos asociados a la hipoteca –seguro de vida–. Tampoco puede considerar los cambios de tipo en el interés variable, aspecto muy importante cuando la hipoteca se ha firmado con ese interés y a muchos años ya que puede variar sustancialmente

Adecuación del precio de la vivienda a la capacidad de pago[editar]

El comprador tiene que valorar la adecuación del precio de la vivienda a sus posibilidades económicas. La capacidad de endeudamiento, que se suele establecer en el 30 %, es el porcentaje de los ingresos que puede destinarse al pago de deudas, con sus correspondientes intereses, sin comprometer seriamente la seguridad económica de su familia. La capacidad de endeudamiento es clave para realizar con éxito la compra de la vivienda y en el caso de ser necesaria la suscripción de hipoteca debe asegurarse que la capacidad de endeudamiento no disminuye y pueden hacerse los pagos de las cuotas hipotecarias durante toda la duración del préstamo.[6][7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]