Robo-advisor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un Robo-advisor o Robo Advisor es una empresa FinTech que realiza las actividades de asesoramiento y/o gestión de carteras automatizados[1]​ y se realice en consideración a las circunstancias personales del inversor.

Las inversiones las selecciona una máquina en base a una serie de algoritmos programados por el comité de inversión de la FinTech. El equipo de inversiones diseña la estrategia y los instrumentos que nutren la plataforma del Robo Advisor. Con esta información se crea un número de carteras de inversión ajustadas a los diferentes perfiles de riesgo.

De esta forma, cuando un cliente completa el test de idoneidad que determina qué productos financieros y en qué proporción debe contratarlos, el Robo Advisor puede asignarle de forma automática la cartera que le corresponde por su perfil y deberá controlar los límites de riesgo y hacer los ajustes necesarios a lo largo del periodo de inversión de cada cliente.

Entre las muchas ventajas que ofrecen los robo advisor para un inversor medio, destacan su habilidad para diversificar mundialmente las carteras en miles de posiciones, las bajas comisiones que cobran respecto a muchas otras opciones, los importes con los que se puede empezar a invertir a través de ellos, y su capacidad para automatizar los ajustes de todas las carteras. Se trata de una inversión de tipo pasiva, y que al contrario que en la gestión activa, el usuario no tiene que realizar la compra de acciones directamente ni preocuparse por rebalancear la cartera en ningún momento.

Todas las FinTech especializadas en el asesoramiento o gestión de productos de inversión deben de estar aprobadas, registradas y reguladas por el regulador correspondiente para poder ejercer sus servicios y asegurar que cumplen la normativa vigente. En el caso de España esta función la realiza la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los primeros Robo Advisors aparecieron en 2008 durante la crisis financiera, siendo Wealthfront el primero en obtener permiso del regulador estadounidense (SEC) el 21/11/2008[2]​. En España su aparición llegó en 2014 con la aprobación de Feelcapital como EAF por parte de la CNMV el 31/07/2014. Los Robo Advisor registrados en la CNMV por orden de aprobación son: Feelcapital (2014)[3]​, Indexa (2015)[4]​, Finizens (inscrita como Axon Wealth Advisory Digital A.V., S.A.U., 2016)[5]​, Finanbest (2017)[6]​, Inbestme (2017)[7]​, Micappital (2017)[8]​ y Finletic (2017)[9]​.

En América Latina llegaron a finales de la década de los 2010. En el caso de Chile los Robo Advisors que poseen una licencia regulatoria para operar como Administradora General de Fondos son Fintual[10]​ y Focus[11]​.

La diversidad de las carteras de estos fondos indexados suele ser la de seguir una estrategia que replique el mercado en general (computo de todos los índices bursátiles globales), o bien enfocarse en el índice de un mercado en concreto como el S&P 500 (Estados Unidos), el Nikkei 225 (Japón) o el conglomerado de varios indices Europeos. La diversificación de la cartera variará en función de tu riesgo, teniendo una mayor participación en renta variable para perfiles más tolerantes al riesgo y volatilidad... Mientras que en perfiles con menor tolerancia al riesgo la renta fija tendrá una mayor presencia.

Referencias[editar]