Reproducción asistida en el islamismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Reproducción asistida en el islamismo se refiere a la posición oficial del Islam con respecto a las técnicas de tratamiento de la esterilidad o infertilidad que conllevan una manipulación artificial de gametos, como la inseminación artificial, fecundación in vitro y transferencia de embriones.

Límites del matrimonio legítimo[editar]

Según la Sharia el Islam admite la reproducción asistida siempre y cuando esta sea realizada entre los cónyuges legítimos.

La inseminación artificial y la fecundación in vitro están permitidos para realizar lo que el Islam recomienda, la procreación y la descendencia que están entre los objetivos principales del matrimonio.[1]​ Siempre y cuando el tratamiento se realice dentro del matrimonio entre esposos legítimamente casados. En caso contrario se considera adulterio.

Donación de esperma[editar]

El Islam no reconoce la donación de esperma porque no acepta este tipo de tratamientos en mujeres solteras o en parejas de lesbianas. Tampoco lo acepta dentro del matrimonio. El Islam ordena la conservación de la línea genealógica para que el hombre tenga bien claro su origen. Un aporte de esperma proveniente de otro varón que no fuera el esposo constituiría una trasgresión y una grave violación a la ley de Dios.[2][3]​El adulterio y la inseminación artificial con semen que no sea del esposo son similares en naturaleza y efecto, es decir, en ambos casos el vientre que pertenece exclusivamente al esposo es intencionalmente inseminado por un extraño.[4][5]

Se perderían las genealogías y el Islam hizo obligatorio conservar la pureza y la solidez del árbol genealógico.

lbn Abbás dijo:

«Quien se atribuye a otro que no sea su padre y quien se aproxima a quienes no son sus allegados, ambos son maldecidos por Aláh, por los ángeles y por toda la gente. Cualquier mujer que introduce en la genealogía de una familia a alguien que no es de ellos no merece la misericordia de Allah y El no la hará entrar en el Paraíso[6]

No sólo se prohíbe la donación de esperma, también se prohíbe la donación de testículos o tejido testicular: un varón no podrá donar sus testículos, aunque hacerlo no le signifique morir, porque las células sexuales son las que inician la procreación y la descendencia de una persona está en sus células sexuales. Los hijos del esposo receptor tendrían los cromosomas del varón que donó y los niños heredarán las características genéticas del donante por lo que el donante vendría a ser el padre biológico de los niños según el Islam.[6]

En los casos de fecundación in vitro es condición obligatoria que la misma sea sólo entre el semen del esposo y el óvulo de la esposa y que el óvulo fecundado se deposite en el útero de la esposa, quedando totalmente prohibido que se lo deposite en el vientre de otra mujer.

Donación de óvulos[editar]

Está prohibido que se produzca entre el semen del esposo y el óvulo de otra mujer y que el óvulo fecundado se introduzca en el útero de la esposa. También está prohibido que la fecundación sea producida con el semen de otro hombre que no sea el esposo, aunque el óvulo fecundado se deposite en el útero de la esposa.[6]

Maternidad subrogada[editar]

En cuanto a la maternidad subrogada está prohibida si la «madre sustituta» es ajena a la pareja y el óvulo no proviene de la mujer casada.

En el Islam que reconoce la poligamia - en ciertas condiciones y practicada en la mayoría de los países musulmanes, salvo Túnez -, se acepta siempre y cuando la esposa portadora o «madre sustituta» podrá ser la segunda esposa del esposo que dio su esperma para la fecundación del óvulo proveniente de la primera esposa. El motivo de esto es la necesidad de conocer a la donante de manera que se excluya el incesto y se asegure al niño la filiación legítimamente prescrita por el derecho musulmán.[7]

Referencias[editar]

  1. Sheij Abdul Qadim Zallum. «Fatuas islámicas (veredictos legales)». Consultado el 17 de marzo de 2012. 
  2. Al Fiqh. Ala-l-Madhahibi-l-Jamsah. p. 374. 
  3. Sheij Bin Baaz rahimahu Allah. «Es mejor no llevar a cabo la inseminación artificial». Consultado el 17 de marzo de 2012. 
  4. Sheij Shaltut. Al fatawa, ed. Decisiones legales islámicas. p. 300. 
  5. Yusuf Al-Qaradawy. «La inseminación artificial, capítulo III punto 6 La relación entre padres e hijos, en Lo lícito y lo ilícito en el Islam». Ministerio de Awkaf y Asuntos Islámicos, Estado de Kuwait. Consultado el 17 de marzo de 2012. 
  6. a b c Sheij Abdul Qadim Zallum. «Fatuas islámicas (veredictos legales)». Consultado el 17 de marzo de 2012. 
  7. Fakhereddine Ben Hamida. «Artículos Islam y Bioética». Consultado el 21 de abril de 2012. 

Véase también[editar]