Religión en Nueva España

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Máxima extensión de Nueva España.

La religión en Nueva España fue la católica, única permitida por el régimen virreinal. La aparición de la Virgen de Guadalupe en 1531 propició la conversión de muchos autóctonos, y durante toda la colonia su santuario fue el más importante de Nueva España.[1]

La vida cotidiana está supeditada a la religión. Todos los santuarios religiosos del país tenían fiestas varias veces al año y solían recibir cuantiosas donaciones por parte del gobierno o de los españoles acaudalados.

Referencias[editar]

  1. Treviño, Héctor (1997). Historia de México. México: Castillo.

Bibliografía[editar]

  • Esquivel, Gloria (1996). Historia de México. Oxford: Harla.
  • Moreno, Salvador (1995). Historia de México. México: Ediciones Pedagógicas.