Quebradas de los Túmulos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Quebradas de los Túmulos
'El Señor de los Anillos' de J. R. R. Tolkien
Información
Tipo Localización
Nombre original Barrow-downs
Otros nombres Tyrn Gorthad (en sindarin)
Localización Eriador (Tierra Media)
Fronteras Comarca Ver y modificar los datos en Wikidata
Capítulo(s) «El Bosque Viejo»
«En casa de Tom Bombadil»
«Niebla en las Quebradas de los Túmulos»
Apéndices A y F

Las quebradas de los Túmulos (Barrow-downs originalmente en inglés) son unas colinas ficticias en las que se ambienta parte del legendarium creado por el escritor británico J. R. R. Tolkien y de la trama de su novela El Señor de los Anillos. Son un grupo de lomas al este de la Comarca, detrás del Bosque Viejo, y al suroeste de la localidad de Bree, donde Tolkien localizó las tumbas de los reyes y príncipes de los dúnedain de Arthedain caídos en batalla.

Etimología y otros nombres[editar]

Muchas de las colinas fueron coronadas con menhires y túmulos, de ahí su nombre común en oestron. Su nombre en sindarin, Tyrn Gorthad, está formado por el plural de torn (‘colina, cerro’) y gorth (‘muerto’), con el sufijo de lugar -ad, lo que se puede traducir como ‘colinas de las sepulturas’.[1]

Historia ficticia[editar]

Muchos de los túmulos de Tyrn Gorthad fueron levantados durante la Primera Edad del Sol por los antepasados de los edain, antes de que cruzaran las Montañas Azules hacia Beleriand; por este motivo, las colinas fueron reverenciadas por los dúnedain en las Segunda y Tercera Edades del Sol.[2]

De los dunlendinos que se trasladaron a los valles situados en el sur de las Montañas Nubladas durante la Segunda Edad del Sol, algunos continuaron avanzando y se asentaron en las Quebradas de los Túmulos; sus descendientes fueron los que tiempo después fundaron y habitaron la aldea de Bree.[3]

Tras la división de Arnor y el reparto de sus tierras entre los hijos del rey Eärendur, las Quebradas de los Túmulos pasaron a formar parte del nuevo reino de Cardolan.[4]​ En el año 1409 de la Tercera Edad del Sol, durante la guerra entre Angmar y los reinos que formaban el antiguo Arnor, Cardolan fue asolado y algunos de los dúnedain que allí vivían resistieron al enemigo en las Quebradas de los Túmulos o se refugiaron en los bosques que se extendían por detrás.[2]​ Años después, la Gran Peste provocó la muerte de los pocos habitantes de Cardolan y las tumbas de Tyrn Gorthad fueron ocupadas por espíritus malignos enviados por el Rey Brujo desde Angmar y Rhudaur, que luego serían conocidos como los tumularios.[4]

Durante la búsqueda del Anillo Único por parte de los Nazgûl a finales de la Tercera Edad del Sol, el Rey Brujo visitó las Quebradas de los Túmulos por varios días y todos los espíritus malignos de las tumbas se despertaron y montaron guardia tanto allí como en el Bosque Viejo.[4]​ Pocos años después, el hobbit Frodo Bolsón fue atrapado en un túmulo por uno de estos seres y sólo la ayuda de Tom Bombadil pudo salvarlo; se dice que en esa tumba se encontraba del último príncipe de Cardolan, que cayó en la guerra contra Angmar del 1409 T. E.[2]

Referencias[editar]

  1. «Other structures». The Thain's Book (en inglés). Consultado el 8 de febrero de 2015. 
  2. a b c Tolkien, 1987, «Apéndice A: anales de los reyes y los gobernantes - (iii) Eriador, Arnor y los herederos de Isildur».
  3. Tolkien, 1987, «Apéndice F: I. Los lenguajes y los pueblos de la Tercera Edad».
  4. a b c Tolkien, 1998, «La búsqueda del Anillo».

Bibliografía[editar]