Pruebas de compatibilidad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las pruebas de compatibilidad son pruebas que verifican el funcionamiento del sistema en diferentes entornos. Por ejemplo se puede probar un sistema en los distintos navegadores o en distintas versiones de máquina virtual o en distintos sistemas operativos o en distintos dispositivos. El objetivo es garantizar el correcto funcionamiento de la aplicación en todos aquellos entornos en los que tiene que funcionar de forma correcta.[1]

Este tipo de pruebas se realizan porque el mismo software puede presentar errores dependiendo de dónde se ejecute. Por ejemplo podemos tener:

  • Errores funcionales (por ejemplo botones y enlaces pueden dejar de funcionar, producen errores de sistema o simplemente no realizan la funcionalidad esperada)
  • Errores estéticos (por ejemplo pueden descuadrarse frames de la aplicación, no cargarse imágenes, desaparecer enlaces o botones y textos).

Entre versiones del mismo producto[editar]

las pruebas que aseguran la interacción correcta entre la versión actual y las versiones anteriores se les llama pruebas de compatibilidad hacia atrás. A veces se prueban versiones tempranas de un producto, por ejemplo versiones beta o versiones iniciales, para ver si interactúa correctamente conversiones anteriores. A esto se le llama pruebas de compatibilidad hacia adelante.[1]

Referencias[editar]

  1. a b Software Testing an Quality Assurance. Jyoti J. Malhotra, Bhavana S. Tiple. Ed. Niraly Prakashan 2008