Prueba de legibilidad de Flesch-Kincaid

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La prueba de legibilidad de Flesch-Kincaid o prueba nivel de facilidad de lectura de Flesch es una prueba que busca conocer la facilidad de comprensión de un documento en inglés.

La prueba otorga al texto un valor dentro de una escala de puntos. Cuanto más elevado sea el resultado, más fácil será comprender el documento.

Para la mayoría de los documentos estándar, el objetivo es un resultado comprendido entre 60 y 70 aproximadamente.

Fórmula[editar]

La puntuación puede interpretarse del siguiente modo:

Puntuación Descripción
90-100 Lectura muy fácil. Un estudiante medio de 11 años entiende el texto sin esfuerzo.
80-90 Lectura fácil. Lenguaje conversacional.
70-80 Lectura relativamente fácil.
60-70 Lenguaje llano. Un estudiante medio de 13 a 15 años entiende el texto sin esfuerzo.
50-60 Lectura relativamente difícil.
30-50 Lectura difícil.
0-30 Lectura muy difícil. Un graduado universitario entiende mejor el texto.

Referencias[editar]