Pozo romano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina Pozo Romano o fundaciones por pozos, a un tipo de cimentación de estructuras cuando el terreno entre los 3 m a 20 m tiene poca capacidad portante y resulte antieconómico materializar una fundación de hormigón armado[1] .

Implica costos y dificultades en la construcción a gran profundidad de armaduras de acero, encofrados para contener el hormigón y obreros trabajando.

En general consta de un pozo cilíndrico, usualmente excavado a mano, de 0,80 m a 2 m de diámetro que en la parte inferior donde el terreno alcanza resistencia mecánica, se ensancha. Este ensanche posee forma de campana con ángulo de 60°.[2]

Para que pueda hacerse la excavación el suelo debe mantener su estabilidad, no desmoronarse y no existir napa freática en el nivel de fundación o por encima de este. En caso de napa freática deberá realizarse una continua extracción del agua.

Cuando el suelo no tuviera estabilidad suficiente se va encamisando a medida que aumenta la profundidad con diversas técnicas.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  • [1]. Consultado el 10/08/2015

Referencias[editar]

  • Chandías, Mario E. Introducción a la construcción de edificios. Pág. 111 "Capítulo:Fundaciones". ISBN 950-553-021-8. Editorial Alsina. Buenos Aires, 1992.