Política del borde del abismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La política del borde del abismo,[1]​ también conocida por el término inglés brinkmanship, es un tipo de política estratégica desarrollada durante la Guerra Fría. Después de la Segunda Guerra Mundial, los países del bloque capitalista como del comunista empezaron a acumular armas convencionales y nucleares, lo que provocó una verdadera carrera de armamentos. En ese proceso de acumulación de potencia militar, la estrategia pasó por dos fases distintas durante los primeros años de la Guerra Fría: las "represalias masivas" y el brinkmanship. Esta última hace referencia a un tipo de estrategia basada en acobardar e impresionar al enemigo mediante una superioridad militar, hasta el punto de llevar las amenazas sobre el enemigo o adversario de guerra al borde del conflicto. Esta táctica se utlizaba para mantener a raya al enemigo e incluso para propiciar su retirada de un determinado territorio que había ocupado.[2]

Esta estrategia militar de política exterior está relacionada con otras como la destrucción mutua asegurada, la contención o a la disuasión nuclear.

Referencias[editar]

  1. Lozano, Álvaro (13 de septiembre de 2016). XX: Un siglo tempestuoso. La Esfera de los Libros. p. 360. ISBN 9788490607985. Consultado el 12 de marzo de 2019. 
  2. Menéndez, Jaime (1964). «Los Estados Unidos y la Guerra Fría». Revista de Política Internacional (71): 7. ISSN 0034-8716. Consultado el 29 de mayo de 2017.