Pokémon Trading Card Game

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pokémon Trading Card Game
Pokemon Juego de Cartas Coleccionables.svg
Editorial The Pokémon Company
Jugadores 2
Edades +7
Preparación ~3 minutos
Duración 5-120 minutos
Azar En ocasiones (Orden de las cartas, moneda)
Habilidades Juego de cartas, Estrategia, Observación
Colección de cartas intercambiables Pokémon.

Pokémon Trading Card Game (en español Pokémon: Juego de Cartas Coleccionables) es un juego de cartas coleccionables competitivo para dos jugadores basado en la saga de videojuegos Pokémon.

La primera edición del juego de cartas, inspirada por el éxito de los videojuegos Pokémon Rojo y Pokémon Azul fue lanzada en 1996 en Japón por la empresa Media Factory. Debido a su gran éxito en el mercado nipón, en 1999 el juego se lanzó en Estados Unidos y Europa. Desde entonces se han ido comercializando periódicamente nuevas expansiones que añaden nuevos Pokémon y cartas al juego. El lanzamiento de nuevas expansiones suele coincidir con el lanzamiento de nuevas entregas en la saga de videojuegos homónima. Los derechos de propiedad y distribución comercial en todo el mundo corresponden a The Pokémon Company, filial de la multinacional japonesa Nintendo.

Hasta el año 2003, la traducción y comercialización del juego de cartas en Estados Unidos y Europa estaba cedida en régimen de franquicia a la compañía estadounidense de juegos de mesa Wizards of the Coast. En 2006 The Pokémon Company se hizo cargo de la comercialización de las cartas también en territorio japonés.

Mecánica[editar]

En una partida de Pokémon Trading Card Game, los jugadores asumen el papel de un entrenador Pokémon durante un combate de forma análoga a los videojuegos. Para poder jugar, cada jugador debe tener una baraja de 60 cartas que habrá preparado previamente. La composición de las barajas es libre.

Los jugadores se colocarán uno frente a otro, distribuyendo el espacio de juego de manera que cada jugador posea la mitad del tablero, Cada jugador tendrá frente a él cinco espacios diferenciados:

  • Zona del Pokémon activo: Situada en el centro del campo, frente a la del contrincante. En esta zona se colocará el Pokémon que está combatiendo en ese momento.
  • Banca: Situada debajo del Pokémon activo de cada jugador, es el espacio en donde se podrán colocar hasta 5 Pokémon adicionales que estarán a la espera de combatir.
  • Baraja: A la derecha de la banca cada jugador dejará su baraja.
  • Pila de Descartes: Junto a la baraja, cada jugador dispondrá un espacio donde se irán dejando las cartas que vaya desechando.
  • Pila de Premios: En el lado izquierdo de la reserva, se reserva un área donde se colocarán las cartas de premio de cada jugador.
  • Zona Perdida: En el lado izquierdo de la reserva abajo, se reserva un área donde se colocarán eliminadas permanentemente por el juego (no se podran recobrar)

Aunque se puede usar un tablero para facilitar la colocación de las cartas, no es estrictamente necesario para que la partida se desarrolle con normalidad. Adicionalmente, la partida requiere del uso de una moneda para determinar multitud de sucesos aleatorios. Algunos paquetes de juego comercializados incluyen monedas tematizadas con diseños de Pokémon, pero en su defecto es igualmente válida una moneda convencional.

Preparación[editar]

En primer lugar, los jugadores deberán barajar sus respectivas barajas. A continuación, cada uno robará 7 cartas que se quedará en su mano sin mostrarlas al contrincante. Si alguno de los dos jugadores no posee en su mano al menos un Pokémon básico (es decir, un Pokémon que no sea evolución de otro), entonces deberá mostrar sus cartas al oponente para demostrarlo; devolver sus cartas, barajar de nuevo, y robar 7 cartas. El oponente, a cambio, puede robar una carta adicional. El proceso se debe de hacer hasta que ambos jugadores posean al menos en su mano un Pokémon básico.

Cuando ambos jugadores tengan al menos un Pokémon marcado como "Básico" en su mano, cada uno de ellos deberá elegir cuál será el que saldrá a combatir en primer lugar, situándolo en el centro de la mesa frente al de su contrincante. A este se le llamará "Pokémon activo". Si los jugadores tienen más Pokémon básicos en su mano y así lo desean, podrán colocarlos en su banca (La banca admite hasta 5 Pokémon). Con el fin de que las decisiones de un jugador no condicionen las del otro, todos los Pokémon que se saquen al terreno de juego durante los preparativos se colocarán boca abajo.

A continuación, los jugadores deberán robar, sin mirarlas, 6 cartas de su baraja, las cuales apartarán en sendos montones llamados "Pilas de premios". Los jugadores podrán robar una carta de su pila por cada Pokémon que derroten al rival, por lo que la cantidad de premios también determinará el número de Pokémon que será necesario derrotar para ganar la partida. Si los jugadores desean una partida más rápida, pueden acordar un número inferior de premios.

Por último, la partida dará comienzo lanzando una moneda para decidir qué jugador será el primero. Cada jugador apostará por una de las dos caras y el ganador podrá elegir si desea ir en primer lugar o no. El jugador que vaya en primer lugar no podrá realizar ningún ataque durante el primer turno. Sólo quedará descubrir a los Pokémon que se han sacado al campo de juego para que la partida pueda comenzar.

Desarrollo[editar]

Los jugadores se enfrentarán por turnos intentando que su Pokémon debilite al de su rival, es decir, que le haga perder todos sus puntos de salud. Cada vez que uno de los jugadores derrota el Pokémon activo de su oponente, el vencedor roba un premio de su pila y el derrotado debe sacar otro Pokémon activo a la batalla de entre los que tenga en su reserva. Al empezar cada turno, el jugador roba una carta de su baraja y se la queda en su mano. Durante el turno, el jugador puede realizar cualquiera de estas acciones en el orden que desee:

  • Añadir tantos Pokémon como desee a la reserva.
  • Utilizar todas las cartas de Entrenador que se deseen.
  • Evolucionar un Pokémon. Pueden evolucionarse tantos Pokémon como se desee, pero sólo una vez cada uno.
  • Añadir una carta de energía a uno de los Pokémon (solo una por turno).
  • Aprovechar las habilidades especiales de cualquier Pokémon.

Una vez realizadas estas acciones, el turno finaliza cuando el jugador lanza un ataque de su Pokémon activo contra el de su oponente. En caso de que el jugador no pueda atacar o no desee hacerlo, puede ceder su turno voluntariamente en cualquier momento.

Algunas cartas, ya sean cartas Entrenador o Pokémon, otorgan a la partida características especiales. Si el texto de una carta contradice las normas habituales del juego, siempre tendrá prioridad lo que la carta indique.

Ganar[editar]

Un jugador ganará la partida cuando, tras haber derrotado los 6 Pokémon de su rival, haya cogido todas las cartas de su pila de premios. También ganaría en el caso en que al derrotar un Pokémon de su adversario, este no tuviera ningún otro en la reserva para poder sustituirlo (No cuentan los Pokémon que el oponente pudiera tener en su mano). También se declarará ganador automáticamente a un jugador en el caso de que su contrincante agote las cartas de su baraja y, por tanto, no pueda robar una carta al comienzo de su turno.

En el caso de que se diese una situación de empate, es decir, que los últimos Pokémon disponibles de ambos jugadores queden debilitados en el mismo turno, el ganador se determinará jugando una nueva partida en la que se reservará un sólo premio en lugar de los 6 habituales (Muerte súbita).

Tipos de cartas[editar]

El juego se compone de tres tipos de cartas principales fácilmente identificables: Las cartas de energía, que actúan como recurso; las cartas de Pokémon, que representan el eje central sobre el cual se desarrollará el combate; y las cartas de Entrenador, las cuales actúan como soporte.

Cartas de energía[editar]

Las cartas de energía vienen marcadas como tales con la palabra "Energía" y pueden ser de varios tipos, los cuales se diferencian fácilmente por un símbolo característico y un color: Fuego (rojo), Agua (azul), Rayo (amarillo), Lucha (marrón), Planta (verde), Psíquico (morado), Acero (gris), Siniestro (negro), Dragón (dorado), Hada (magenta) o Incolora (blanca).

Las cartas de energía se utilizan asociándolas a los Pokémon, colocándolas en forma de abanico bajo estos. Cada jugador puede utilizar en su turno solo una carta de energía y asociarla a uno de sus Pokémon — activo o en la reserva.

Cada uno de los ataques de un Pokémon tiene requisitos de energía determinados para poder usarlo, lo cual viene indicado mediante el uso de símbolos. Por ejemplo, si junto al nombre de un ataque aparecen dos símbolos azules de agua, el Pokémon necesita tener asociadas al menos dos cartas de Energía de tipo agua para poder utilizar ese ataque. En el caso de que tuviera dos símbolos rojos de fuego y un símbolo amarillo eléctrico, el Pokémon necesita tener asociadas al menos dos cartas de energía de fuego y una de energía eléctrica para usar el ataque. Si el Pokémon activo no puede realizar ninguno de sus ataques al no tener suficiente energía unida a él, el turno del jugador finaliza sin atacar.

Algunos ataques pueden tener un símbolo blanco de "Energía incolora". Cuando esto es así, este requisito puede ser satisfecho asociando una carta de energía de cualquier tipo por cada símbolo incoloro que haya.

Existen cartas identificadas como "Energía especial", las cuales además de proporcionar energía, agregan alguna característica especial (Inmunidad a condiciones especiales, curación,...). Las normas para su utilización son las mismas que en el caso de las cartas de energía convencionales.

Cartas de Pokémon[editar]

Los Pokémon son las cartas principales del juego. Cada Pokémon es de un tipo y posee una cantidad determinada de Puntos de salud (PS), ambos indicados en la parte superior de la carta. Así, por ejemplo, Blastoise sería un Pokémon de tipo agua con 100 PS. Los PS representan la vitalidad del Pokémon, es decir la cantidad de daño que puede recibir antes de ser debilitado.

Algunos Pokémon poseen Habilidades especiales, las cuales vienen descritas en la carta e indicadas con el texto "Habilidad". Las habilidades no son ataques, si no que son normas especiales inherentes al Pokémon. Si las habilidades pueden realizar un efecto puntual, el jugador puede aplicar la habilidad del Pokémon durante su turno siempre que lo desee. Al no tratarse de un ataque, el utilizar una habilidad Pokémon no finaliza el turno del jugador.

Ataques[editar]

Cada Pokémon tiene uno o más ataques y cada uno de estos tiene unos requisitos de energía determinados. Para que un Pokémon pueda realizar un ataque determinado, necesita tener asociadas el número de cartas de energía del tipo indicado.

Cuando un Pokémon realiza uno de sus ataques, provocará que el oponente pierda la cantidad de PS que aparecen indicados a la derecha. Si además del daño, el ataque tiene una descripción adicional, se siguen las instrucciones. Una vez finalizado se da por terminado el turno del jugador.

Para indicar el daño que ha recibido un Pokémon generalmente se utilizan marcadores de daño. Los marcadores son fichas con un valor inscrito. Estos se colocan encima del Pokémon, añadiendo tantos como sean necesarios para indicar el total de daño que ha recibido. Por ejemplo, si un Pokémon ha recibido 40 PS de daño, se le podrán colocar 4 marcadores de "10" PS encima. Cuando un Pokémon recibe en total una cantidad de daño igual o superior a los PS que posee, queda debilitado.

Normalmente, los principales paquetes de juego que se comercializan suelen incluir estas fichas. Aun así, no es estrictamente necesario utilizar los marcadores oficiales del juego, ya que se puede utilizar uno propio o incluso llevar la cuenta manualmente.

Debilidad y resistencia[editar]

Algunos Pokémon, por su tipo, pueden ser débiles o especialmente resistentes a otros Pokémon de un tipo concreto. Así, los Pokémon de tipo fuego suelen ser débiles a los de agua, y estos a su vez suelen ser débiles ante los de tipo planta. Las debilidades y resistencias de cada Pokémon, si las tiene, aparecen en la parte inferior de su carta. Por ejemplo, si el Pokémon activo de un jugador tiene una debilidad "x2" al tipo Agua y el del contrincante es de ese tipo, entonces restará el doble de PS en cada ataque.

Si un Pokémon, por contra, tuviese una resistencia de "-30" al tipo eléctrico y el del contrincante es de ese tipo, entonces sus ataques restarán 30 PS menos de los habituales.

Condiciones especiales[editar]

Al igual que en los videojuegos, algunos ataques producen en el Pokémon rival estados alterados. Un Pokémon bajo un estado alterado sufre sus efectos hasta que la normativa lo permite, es debilitado o hasta que el jugador consiga curarlo de esta condición.

  • Dormido: Un Pokémon dormido no puede atacar ni retirarse. Para indicar que el Pokémon está dormido se "tumba" la carta, es decir se gira 90º en sentido antihorario. Mientras que el Pokémon permanezca dormido, se lanzará una moneda al finalizar el turno de cada jugador. Si sale cara, el Pokémon se despierta, si sale cruz, el Pokémon permanecerá dormido.
  • Confundido: Cuando un Pokémon confundido intente realizar un ataque, antes debe lanzar una moneda. Si sale cara, el Pokémon realiza el ataque con normalidad; pero si sale cruz, el Pokémon no realiza el ataque y además se infringe 30 puntos de daño a sí mismo. Un Pokémon confundido puede retirarse con normalidad. Para representar que un Pokémon está confuso, se invierte la carta, es decir, se gira 180º.
  • Paralizado: Cuando un Pokémon está paralizado no puede atacar ni retirarse. Para indicar que el Pokémon está paralizado la carta se gira 90º en sentido horario. La parálisis sólo dura un turno, es decir, el Pokémon deja de estar paralizado al finalizar el turno del jugador afectado.
  • Envenenado: Un Pokémon envenenado puede atacar y retirarse con normalidad, pero irá recibiendo 10 puntos de daño al final de cada turno mientras permanezca envenenado. Para indicar que está envenenado se suele colocar un marcador de veneno sobre la carta: una pequeña ficha de color verde que suele venir incluida en los principales paquetes de juego comercializados.
  • Quemado: Un Pokémon quemado puede atacar y retirarse con normalidad, pero se verá obligado a lanzar una moneda cada vez que finalice su turno. Si sale cruz, el Pokémon recibirá 20 puntos de daño. Si sale cara, no recibirá daño pero continuará quemado. Para indicar que un Pokémon está quemado, se suele colocar un marcador de quemadura sobre la carta: una pequeña ficha de color rojo que suele venir incluida en los principales paquetes de juego comercializados.

Todos los Pokémon que estén bajo un alterado son liberados de él si consiguen ser retirados a la reserva. En el caso de los Pokémon dormidos o paralizados, que no pueden ser retirados con normalidad, esto se aplicaría si consiguen llegar a la reserva utilizando alguna carta de entrenador que lo permita. Los Pokémon también pierden sus estados alterados si evolucionan.

Las condiciones que suponen cambiar la orientación de la carta (sueño, confusión y parálisis) no pueden darse al mismo tiempo, por lo que sólo se aplica la última en recibirse. Así, si un Pokémon dormido recibe un ataque que pasa a confundirlo, entonces se despertará y se aplicará sólo el estado de confusión.

Las condiciones que suponen colocar un marcador (quemadura y veneno) sí pueden darse conjuntamente a otros estados. Un Pokémon quemado también puede estar envenenado y dormido al mismo tiempo, y se aplicarían las condiciones de todos los estados.

Retirada de un Pokémon[editar]

Cada jugador, en cualquier momento durante su turno, puede decidir retirar a su Pokémon activo del combate pagando para ello su coste de retirada (Siempre y cuando haya al menos un Pokémon en la reserva para sustituirlo).

El coste de retirada es un dato que aparece en la parte inferior de la carta y representa el número de energías que deben descartarse para poder retirarse del combate. En caso de que un Pokémon no tenga suficiente energía asociada para pagar su coste de retirada, no podrá retirarse.

Así, si un Pokémon tiene un coste de retirada de tres iconos incoloros, necesitará pagar, de entre las cartas de energía que tiene ya asociadas, tres cartas de energía de cualquier tipo. Las cartas que se pagan para la retirada del Pokémon se descartan (no vuelven a la baraja ni a la mano del jugador).

Cuando un Pokémon es retirado, pasa a la reserva e inmediatamente es sustituido por otro de los Pokémon que tenga. Una vez en la reserva, el Pokémon conservará todo el daño tuviera acumulado, así como las cartas de energía asociadas que le quedasen tras pagar el coste de retirada.

Evolución[editar]

Algunos Pokémon son la evolución de otros, y esto es identificable porque en ese caso, aparece una ilustración del Pokémon del que proceden en la esquina superior izquierda. Al igual que en la saga de videojuegos, un Pokémon puede tener una, dos evoluciones, o ninguna.

Los Pokémon de evolución cuentan en la parte superior con una inscripción que indica si son de "Fase 1" en caso de que procedan de un Pokémon básico, o de "Fase 2", en el caso de que procedan de un Pokémon de Fase 1. Así, por ejemplo, Charmander es un Pokémon básico; Charmeleon es un Pokémon de Fase 1 evolución de Charmander y Charizard es el Pokémon de Fase 2 procedente de Charmeleon.

Los Pokémon evolución no pueden salir al campo ni a la reserva por sí mismos. Si un jugador tiene en su mano un Pokémon que es la evolución de alguno de los que hay en el campo de juego — activo o reserva — puede evolucionarlo durante su turno colocando la carta de la evolución encima de este. Una vez evolucionado, la energía y el daño que hubiese recibido se conserva, pero si el Pokémon se encontraba bajo un estado alterado, saldrá de él.

Como restricción, un Pokémon no puede evolucionar en el mismo turno en que se le saca al campo o a la banca, ni tampoco puede evolucionar dos veces en el mismo turno.

Comenzando en la segunda generación, se introdujo el concepto de Pokémon huevo. Actúan a todos los efectos como un Pokémon básico, con la única diferencia de que la evolución de un Pokémon bebé se considera también un Pokémon básico, por lo que no será necesario evolucionarlo desde el bebé para llevarlo al combate. Por ejemplo, Pichu es un Pokémon bebé que evoluciona en Pikachu, pero éste es un Pokémon básico, por lo que se podría sacar a Pikachu al combate sin necesidad de evolucionarlo desde Pichu.

Evoluciones especiales[editar]

Las expansiones más recientes del juego han propiciado la aparición de evoluciones especiales de algunos Pokémon. Las cartas de evolución especial se caracterizan por tener un diseño mucho más espectacular y brillante que las convencionales. Dado que estas cartas otorgan a su propietario una fuerza y puntos de salud fuera de lo convencional, los jugadores deben acordar antes de comenzar la partida si desean admitir este tipo de Pokémon. Los tipos de evoluciones especiales que se han lanzado hasta la fecha son los siguientes:

  • Mega Evolución: Introducida en la expansión XY, las cartas de Mega Evolución muestran un Pokémon en su forma mega-evolucionada. Son fácilmente distinguibles gracias a que llevan una letra "M" junto al nombre del Pokémon. Para mega-evolucionar un Pokémon, debe hacerse sobre la versión EX del Pokémon original. Así, para poder jugar un "M Gengar-EX", se debe contar con un "Gengar-EX" en el terreno de juego y evolucionarlo sobre él. Una restricción adicional de este tipo de cartas es que al megaevolucionar un Pokémon, el turno del jugador termina automáticamente, sin que pueda atacar o realizar cualquier otra acción.
  • TURBO: A partir de la expansión XY-TURBOImpulso se incluyeron las cartas "Pokémon TURBO" (O "Pokémon BREAK" en las ediciones en inglés y japonés), que potencian a los Pokémon para darles nuevos ataques y más puntos de salud. Su funcionamiento para ponerlas en juego es el mismo que el de los Pokémon Nv. X. El diseño de estas cartas está dispuesto de forma horizontal, con el propósito de que cuando se evolucione al Pokémon, se coloque la carta Pokémon TURBO cubriendo sólo la mitad superior de la que procede (Tapando la anterior ilustración). Un Pokémon TURBO puede usar todos los ataques y habilidades que tuviese en su anterior forma además de los nuevos.
  • Pokémon Nv. X: Disponibles en las series Diamond&Pearl y Platinum, esta serie de cartas representan Pokémon que han subido de nivel y, por tanto, han mejorado su fuerza y habilidades. No se puede sacar al campo un Pokémon Nv. X directamente, sino que se debe aplicar sobre una carta convencional del mismo Pokémon. Así, si el jugador posee una carta de un Charizard Nv. X en su mano, necesita tener un Charizard normal sobre el terreno de juego y aplicarlo sobre él como si de una evolución se tratase. Además de los ataques y habilidades propios, un Pokémon Nv. X puede utilizar cualquier ataque y habilidad de su nivel anterior.

Pokémon especiales[editar]

En expansiones recientes se han incluido algunas series de Pokémon con características especiales. Su funcionamiento es igual que el de cualquier otro Pokémon pero poseen una fuerza y puntos de salud por encima de lo convencional. Su diseño es especial, con ilustraciones en 3D y aspecto holográfico. Para compensar su extra de fuerza, normalmente tienen alguna contrapartida.

  • Pokémon LEYENDA: Las cartas LEYENDA fueron introducidas durante la serie HeartGold&SoulSilver, protagonizadas por uno o dos Pokémon legendarios. Estas cartas tienen un diseño especial con efectos holográficos, en que la imagen aparece dividida en dos cartas. Se juegan como Pokémon básicos, pero sólo podrán sacarse al terreno de juego cuando el jugador cuente con las dos mitades que la forman y las saque al mismo tiempo. Así, para poder jugar «Groudon & Kyogre LEYENDA», el jugador debe tener en su mano las dos cartas que la constituyen y sacarlas al terreno de juego al mismo tiempo, colocándolas una junto a la otra para conformar la imagen completa. Una vez formado un Pokémon LEYENDA, sus dos mitades pasan a contar como una sola carta a efectos de normas especiales que se le pudiesen aplicar. Como contrapartida, cuando este tipo de Pokémon son derrotados, el rival tomará dos premios en lugar de uno. Cabe destacar que, debido a que una baraja no puede contener más de cuatro cuartas con el mismo nombre, un jugador podrá tener un máximo de dos Pokémon LEYENDA completos.
  • Pokémon-EX: Introducidas en la quinta generación, Tienen la particularidad de que aunque algunos representen un Pokémon evolución, se tratan de Pokémon básicos y por tanto se pueden jugar directamente. Los Pokémon-EX se juegan y se comportan como cualquier otro Pokémon básico, aunque poseen una resistencia y ataques muy superiores a los habituales. Su contrapartida es que cuando un Pokémon-EX es derrotado, el rival tomará dos premios en lugar de uno.
  • Pokémon-GX: Se trata de una variante de los Pokémon-EX y comparten con estos la mayoría de sus características. Su diferencia radica en que estos Pokémon cuentan con un ataque especial, llamado "Ataque GX" con unas características extremadamente poderosas. Sin embargo, un jugador solo puede utilizar una única vez un "Ataque GX" en toda la partida. Cuando es derrotado, su contrincante puede coger dos premios.[1]
RELEVOS (TAG TEAM en inglés y japonés) es una variante de las cartas de Pokémon-GX protagonizada por dos Pokémon del mismo tipo, y son siempre Pokémon Básicos. Dichas cartas poseen ataques o habilidades mucho más poderosos que los Pokémon-GX normales; como desventaja, al quedar fuera de combate, el rival coge tres cartas de premio.[cita requerida]

Cartas de entrenador[editar]

Las cartas de Entrenador sirven de apoyo en el combate y pueden ser de Objeto, de Partidario o de Estadio. El efecto de cada carta de Entrenador viene descrito en la misma. Los jugadores, durante su turno y antes del ataque, pueden usar cualquier carta de entrenador que tengan en su mano. Su efecto se aplica en el mismo momento en que se usan. Una vez cumplen su función, se mandan a la pila de descartes.

  • Objeto: Son objetos inspirados en los de la saga de videojuegos y actúan a modo de apoyo. El jugador puede utilizar todos los objetos que desee durante su turno, descartándolos inmediatamente después de usarlos. Algunas cartas de objeto, descritas como "Herramienta Pokémon", pueden ser asociadas de forma permanente a un Pokémon para darle alguna característica o protección especial.
  • Partidario: Su función es la misma que las cartas objeto, con la diferencia de que la ayuda procede de un personaje conocido procedente de la saga de videojuegos. Su beneficio suele ser mayor que el de los objetos. Al contrario que estos, solo puede usarse una carta de entrenador de este tipo por turno.
  • Estadio: Representan el escenario en el que se está desarrollando el combate. Cada escenario puede alterar las características de la partida o dar ventaja a algunos tipos de Pokémon. Cuando se utiliza una carta de Estadio, se coloca de forma permanente en el centro del campo, y sus efectos tendrán vigencia hasta que alguien utilice otra carta de estadio. Cuando esto suceda, el actual se descartará y los efectos del nuevo escenario sustituirán a los del anterior. Los beneficios y perjuicios de un estadio son comunes y afectan a los dos jugadores por igual, independientemente de quien utilizase la carta.

Baraja[editar]

Una baraja de juego válida siempre debe contener 60 cartas. El jugador puede componer la baraja a su gusto según su propia estrategia. Comercialmente, se venden paquetes de cartas coleccionables estructurados en barajas temáticas, pero el jugador puede usar cualquier baraja y componerla como desee. La única restricción es que, exceptuando cartas de energía básica, una baraja nunca podrá contener más de cuatro cartas con el mismo nombre. También existen barajas "Starter Set", consistente en dos barajas de 30 cartas destinadas para jugadores principiantes, y que combinadas, forman una baraja completa.

A pesar de que no hay normas específicas acerca de qué cartas se deben incluir en una baraja, se deben de tener en cuenta pautas que permitan jugar con él. Por ejemplo, para que una baraja sirva para jugar, debe incluir cartas de Pokémon, así como energía para que puedan atacar. Es razonable que exista coherencia entre el tipo de Pokémon que hay en la baraja y las cartas de energía que se añaden. Así, por ejemplo, si en una baraja se han incluido cartas de energía de agua y eléctricas, es lógico incluir Pokémon cuyos ataques requieran energía de agua, eléctrica o incolora.

Expansiones[editar]

The Pokémon Company ha ido ampliando a lo largo de los años el número total de cartas de las que dispone el juego mediante expansiones que incluyen nuevos Pokémon, objetos o evoluciones. Cada expansión es temática, normalmente correspondiéndose en el tiempo al lanzamiento de nuevos videojuegos de la saga Pokémon. En 2018 el juego contaba con un total de 81 expansiones (73 en Japón), puestas a la venta con una periodicidad media de 4 expansiones por año.

Torneos de juego competitivo[editar]

Desde los inicios del juego, The Pokémon Company organiza periódicamente ligas y torneos competitivos de Pokémon Trading Card Game a nivel local, nacional e internacional. En dichos eventos, los participantes juegan con sus propias barajas, compuestas de acuerdo a su estrategia. Si bien, para mantener el equilibrio y la salud del juego los eventos cuentan con tres formatos, diferenciados según las cartas que son admitidas. Generalmente, solo son aptas para torneos las últimas expansiones del juego.[2]

  • Estándar: Solo permite competir con barajas compuestas por cartas de las últimas expansiones. La rotación es anual, es decir, cada año se eliminan las expansiones más antiguas al formato y se añaden las más recientes. Debido a dichas restricciones, las combinaciones posibles son más limitadas y por tanto el juego es más predecible y apto para principiantes.[3]
  • Expandido: El formato expandido permite jugar con una mayor cantidad de cartas que el formato estándar. Su rotación tiene una frecuencia menor, por lo que la cantidad de combinaciones permitidas es mucho mayor. Esto hace el juego más impredecible y por tanto permite crear estrategias más elaboradas a jugadores experimentados.[3]
  • Legado: El formato legado se caracteriza por permitir una gran variedad de cartas procedentes de expansiones más antiguas, pero al mismo tiempo prohíbe la entrada de cartas procedentes de las expansiones más recientes. Esto permite competir en torneos oficiales a jugadores que no poseen expansiones recientes o que desean usar barajas que ya no podrían utilizar en otro formato.[3]

Además de las restricciones propias de la rotación, en múltiples ocasiones los organizadores de los torneos oficiales han prohibido cartas concretas. Esto sucede en casos en los que se comprueba que alguna habilidad o característica de una carta concreta cuya ventaja podría ser aprovechada excesivamente y que pudiese resultar injusta en el desarrollo natural del juego.[3]

Pokémon Trading Card Game en videojuegos[editar]

A lo largo de los años, Nintendo ha publicado diversos videojuegos que recrean, de manera virtual, la experiencia de jugar al juego de mesa.

En 2011, Nintendo lanzó "Pokémon Trading Card Game Online", una aplicación oficial disponible mediante descarga gratuita para ordenadores con sistemas operativos Windows y macOS. En 2014 se lanzó una versión análoga para tabletas iPad, y en 2016, para Android.[4]​ El videojuego, distribuido a través de The Pokémon Company, permite recrear de forma virtual el juego de cartas coleccionables compitiendo contra otros jugadores en tiempo real a través de internet e intercambiando cartas con ellos. El juego cuenta con varias barajas temáticas y se pueden desbloquear nuevos a medida que se ganan partidas. También incluye un editor que permite configurar al jugador sus propias barajas y una función que permite registrar las barajas de cartas físicas que el jugador haya comprado, permitiendo usar una réplica virtual de estos en el videojuego.

El juego de cartas coleccionables de Pokémon también cuenta con un videojuego para Game Boy Color, llamado "Pokémon Trading Card Game" y que fue lanzado en Japón en 1998 y en Europa en diciembre del 2000. En el juego, el protagonista deberá coleccionar cartas Pokémon y conseguir nuevos barajas durante su viaje por distintas ciudades, enfrentándose a multitud de entrenadores durante su aventura con el fin de conseguir hacerse con todas las cartas. El videojuego incluía algunas cartas especiales exclusivas que no existían físicamente en aquel momento como la carta de Ninetales, Venasaur, Tangela, Meowth, Slowpoke, Vaporeon, Flareon, Jolteon y las de algunos Pokémon legendarios. En 2001 Nintendo lanzó una segunda parte del videojuego, también para Game Boy Color, titulada "Pokémon Trading Card Game 2", este último lanzado sólo en Japón. La nueva historia contaba con nuevos entrenadores, una nueva isla para explorar y barajas adicionales que no aparecían en el primer juego.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

  • Juego de cartas coleccionable de Pokémon (Español) Página oficial de Pokémon TCG en castellano.
  • Cartas Pokémon (Español) Comunidad española de cartas Pokémon, con información, noticias y todo lo relacionado con Pokémon TCG en España.
  • Pokemon Supporters (Español) Blog español de cartas Pokémon, con noticias, análisis y demás relacionado con Pokemon TCG en España y el resto del mundo.