Poder de parada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El poder de parada de una munición es la cantidad de energía que ésta entrega al objetivo en cuestión.

Definición[editar]

El poder de parada, por lo general, suele ser mayor cuanta mayor energía tenga la munición (si es que logra transmitir toda la energía que posee al objetivo). Por otro lado, si la munición traspasa el objetivo, el poder de parada disminuye, porque no puede transmitir toda la energía que poseía al blanco, ya que la munición sigue teniendo energía porque sigue en movimiento. Entonces, cuanta mayor energía entrega la munición, el blanco va a tender a detenerse o caerse; es lo que suele llamarse «poder de parada» (la capacidad de derribar al objetivo). A su vez, la energía de una munición está relacionada con su masa y con su velocidad al cuadrado (E=1/2 m v2). Entonces, cuando un proyectil tiene más masa o más velocidad tiene más energía, pero puede que no tenga más poder de parada, porque llegue a perforar el objetivo, como mencionamos anteriormente, y no le transmita toda su energía. Debido a esto, a mayor calibre (superficie de impacto) mejor transmisión de la energía. Por este motivo las balas de pistola para defensa son de calibre mayor que las de fusil, pues compensan así su menor potencia aprovechado mejor la energía.

Ver también[editar]