Palabra "crisis" en chino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
危機 y 危机 : la palabra crisis, escritura en chino tradicional y en chino simplificado.

La palabra china para "crisis" (chino tradicional: 危機, chino simplificado: 危机, : 'wēi', : 'wei-chi') es muchas veces invocada en charlas y textos motivacionales de autoayuda junto con la declaración de que esos dos caracteres representan "riesgo" y "oportunidad", respectivamente. Sin embargo, esa traducción puede ser un tanto falaz, una vez que el carácter , aisladamente, no significa necesariamente oportunidad.

Análisis de wēijī[editar]

El sinólogo Victor H. Mair, de la Universidad de Pensilvania, sostiene que esa interpretación popular del wēijī en el mundo anglófono (y Occidente en general) es "una percepción popular equivocada muy difundida." Mair argumenta que, mientras wēi () significa aproximadamente "peligro, peligroso; causar peligro, amenazar; riesgo; precario, precipitado; alto; miedo, pavor, recelo" (como en wēixiăn 危险, "peligroso"), el polisémico () no necesariamente significa "oportunidad".

El sustantivo compuesto jīhuì (机会 (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial, la primera versión y la última).) significa "oportunidad", pero puede adquirir muchos significados diferentes, incluyendo "maquinaria, avión, ocasión pertinente, punto crucial, momento incipiente, oportuno, oportunidad, suerte, secreto, palabra clave, ardiloso". Sin embargo, esos son significados secundarios. Según Mair, solamente tiene alguna de esas connotaciones secundarias (tales como "oportunidad") cuando es usado en conjunción con otro morfema (en ese caso jīhuì); en solitario, no tiene esos significados. El filólogo sugiere que , en wēijī, significa "punto crucial, crítico", y no "oportunidad".[1]

Origen[editar]

El lingüista norteamericano Benjamin Zimmer ha encontrado menciones en lengua inglesa del término chino para "crisis" ya en un anónimo editorial de 1938 que apareció en una antigua revista para misioneros en China.[2][3]​ Sin embargo, el término adquirió ímpetu luego que John F. Kennedy utilizara esta figura en discursos de campaña, como en Indianápolis, el 12 de abril de 1959:[3]

Cuando está escrita en chino, la palabra crisis es compuesta por dos caracteres.
Uno representa peligro y el otro representa oportunidad.[4]

Kennedy usó frecuentemente esa idea como recurso retórico en sus mensajes, y el mismo fue apropiado por Richard M. Nixon y otros políticos, siendo imitados por conferencistas motivacionales y consultores del mundo de los negocios. Condoleezza Rice, por ejemplo, usó esa interpretación durante las discusiones sobre el conflicto israelo-palestino, en 2007, y Al Gore lo hizo, tanto en su testimonio en la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, como en su discurso de agradecimiento al recibir el Premio Nobel de la Paz, en 2007.[5][6][7]

Citando a Mair, que ha sugerido que la popularidad de la interpretación de la palabra china se debía en parte a su carácter de wishful thinking[8] , Benjamin Zimmer atribuye el gran atractivo de esa anécdota a su extrema conveniencia como recurso retórico y como optimista "llamado a la acción".[1]

Referencias[editar]