Orospeda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Oróspeda»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Hispania bizantina.

Orospeda es una de las provincias visigodas que se hallaba en el sudeste de España.

Debe su nombre a que dentro de su territorio se encontraba el monte de Orospeda, que en idioma griego significa “el que pone fin a los llanos” (Oros y Paidós).

La Provincia de Orospeda[editar]

Es parte de la antigua provincia de Hispania, Cartaginense, comienza en las actuales ciudades de Calpe, Fuente la Higuera, Almansa, Iniesta y Chinchilla, sigue por la Sierra de Segura (actual provincia de Jaén) y Sierra de Alcaraz (actual provincia de Albacete) y baja hasta la división de la antigua provincia hispanorromana Baetica.

Habitaban en Orospeda los Bastetanos más occidentales, Oretanos y Deitanos.

Geografía[editar]

El monte Orospeda empieza en Almansa, es poco elevado y desnudo: desde aquí a la Sierra de Alcaraz y Sierra de Segura: aquí se dobla, se divide y se enrisca, y da origen al río Betis (Guadalquivir). A este monte le corresponde exactamente el nombre de Orospeda (actual Segura de la Sierra). Este es el que pone fin a las llanuras de la Mancha alta y baja. Allí se divide en dos ramales, uno que forma la actual Sierra Morena y va a meterse al mar en Ayamonte, y el otro que tuerce a mediodía y va a formar la Alpujarra y Serranía de Ronda hasta desembocar en el Mediterráneo en Gibraltar.

Orospeda tenía el límite por el norte con el dorso o lomera del Sucro (monte por donde pasa el río Júcar).

Lugares que forman parte de la provincia de Orospeda: Entre otras sierras, se encuentran Sierra de Alcaraz, Sierra de Segura, Sierra de Cazorla, Sierra Nevada y Sierra de Baza. Algunas ciudades importantes de Orospeda son Basti, Cartago Nova, Urci, Ilici, Acci, Abdera y Bigastrum.

Historia[editar]

Contexto[editar]

En el año 409 empiezan las conquistas de los bárbaros, los alanos invaden parte de la provincia Cartaginense, quedándose en la ciudad de Mentesa. Resultó sencillo por no haber oposición de los ciudadanos, cansados de la administración romana que los llenaba de impuestos y obligaciones y que no era capaz de dar seguridad a sus bienes.

Los bárbaros se dedicaron a la agricultura y respetaban a los ciudadanos como amigos o aliados. Los ciudadanos preferían vivir con los bárbaros en pobreza y libertad que con los romanos pagando tributo.

Primera época visigoda[editar]

Sobre el año 419 los visigodos recorren la costa del Mediterráneo conquistando Barcino (Barcelona), Tarraco (Tarragona), Ilici (Elche) hasta llegar a Iulia Traducta (Algeciras). Hacia 421 son expulsados los alanos. Con estas conquistas queda dominada la provincia Cartaginense, imponen la Lex visigothorum y con el tiempo constituyen la provincia de Orospeda formada por las zonas de los Bastetanos, Oretanos y Edetanos, como una de las nueve provincias peninsulares. El rey visigodo nombró un duque para dirigir la provincia y a su vez se nombraron a los condes que controlarían cada distrito en que estaba dividida la provincia.

Época bizantina[editar]

Según Isidoro de Sevilla, en el año 552 se firmó un pacto entre el noble visigodo Atanagildo y Justiniano I, Emperador Bizantino, por el que el primero solicitaba ayuda militar para combatir a su rival el rey visigodo Agila I. No está claro en qué consistió el pacto, aunque es posible que se acordara la cesión de los territorios de Orospeda entre otros, que eran de alto interés político-económico para el Imperio Bizantino.

Ese año tropas bizantinas desembarcaron en Carthago Nova (Cartagena) y ocuparon otras importantes ciudades costeras, continuando su avance hacia el interior. La ocupación se vio favorecida por la debilidad política y económica de los visigodos en la antigua provincia romana Cartaginense, que estaba dominada mayoritariamente por terratenientes hispano-romanos hostiles a la dominación visigoda.

Las hostilidades siguieron entre 553 y 554, sin que ninguno lograra ninguna victoria decisiva. Seguramente los griegos se dedicaron a consolidar su poder en Carthago Nova, Basti, Acci y Abdera, imposibilitando la victoria de Atanagildo.

Tras el fin de la conquista de Italia, en 554, Justiniano abordó una posible conquista de toda la Península Ibérica, para lo que envió refuerzos a sus bases en el litoral sur-oriental de Hispania, desembarcando una flota de cierta importancia armada en Cartago Nova, que avanzó tomando posiciones cerca de Baza y aliándose con Córdoba, que se mostraba rebelde al rey visigodo, y avanzó también hacia Malaca, Hispalis (Sevilla) y quizá hasta Mérida.

En 555, Agila I es asesinado, con lo que Atanagildo ascendió al trono, como único rey. Inmediatamente declaró una guerra civil a los bizantinos, bien fuera por una negativa de Atanagildo a la cesión de Orospeda o bien porque aquellos se aliaran con Agila con el propósito de un mayor dominio sobre el territorio.

La guerra civil no cambió prácticamente nada para ninguno de los bandos, desangró a los visigodos y originó una crisis económica.

Mientras tanto, los bizantinos se establecieron en lo conquistado hasta el momento, llamando a la provincia bizantina Spania, que comprendía también las Islas Baleares. Su capital fue Carthago Spartaria, y su administración correspondió a un magister militum Spaniae, con poder civil y militar.

No podían seguir avanzando por la escasez de tropas bizantinas debido a las guerras que mantenía el Imperio Bizantino en otras regiones. Eso hizo que los bizantinos se fortificaran en las ciudades que habían ocupado, dejando el terreno abierto a los visigodos, comenzando así un período de esporádicas luchas, sin resultados para ambos bandos.

En 565, Atanagildo sólo pudo conquistar Hispalis (Sevilla).

Segunda época visigoda[editar]

El emperador Justiniano I muere en 565 y le sucede su sobrino Justino II y el rey Atanagildo también fallece en 567 el rey Liuva I, que fue acosando con sucesivas campañas al poder bizantino, entre ellas en 569-570, junto su hermano Leovigildo, devastó lugares que pertenecían a las ciudades de Baza y Málaga, tras rechazar a los soldados bizantinos.

En 572, rey Liuva I muere, quedando su hermano Leovigildo como rey.

Este mismo año, Leovigildo se hace la parte de Corduba e Iliberris (Granada), ya en 577 ocupa las ciudades y los castillos del interior-norte de la Orospeda (Desde Baza a la Sierra de Cazorla aproximadamente). No mucho después allí mismo son vencidos los campesinos rebeldes de la Orospeda Occidental (Sierra Morena, probablemente en Córdoba).

La expansión por el sur quedó paralizada, debido a la presencia bizantina en una amplia franja que va desde Gades (Cádiz) hasta Dianium (Denia). También las Baleares quedan bajo dominio bizantino.

En el año 579 dividió a España en 8 ducados, subdivididos en 75 condados. Con la parte anexionada de la Orospeda, pasando a ser uno de los siete condados (manteniendo el nombre) del ducado de la Aurariola, y su capital fue Aurariola (Orihuela).

El fin de la presencia bizantina[editar]

A finales del reinado de Recaredo, en los últimos años del siglo VI, los visigodos sufrieron algunas derrotas según testimonio de Isidoro de Sevilla, y Bizancio consigue tomar otras plazas interiores quizá en las actuales provincias de Murcia y Almería.

Sin embargo, en el balance de ininterrumpidas campañas que se suceden desde el reinado de Witerico (603-610), la provincia imperial bizantina fue perdiendo terreno progresivamente. Su sucesor visigodo, Gundemaro atacó también a Bizancio durante su breve reinado sin mucha fortuna. Sisebuto rey desde 611, emprende dos campañas con resultados favorables: al parecer cayó Málaga pues en el II Concilio Visigodo de Sevilla celebrado en 619 estuvo presente el obispo de la importante ciudad costera. Al año siguiente es destruida Cartagena. El inicial apoyo de los hispano-romanos al imperio Bizantino se fue volcando hacia los siguientes reyes visigodos, ya convertidos al catolicismo desde 589, apurando de esta forma la conquista de territorios de la provincia de Spania hasta el año 624, cuando durante los reinados del visigodo Suintila y del emperador Heraclio, los bizantinos abandonan definitivamente las últimas sus últimos establecimientos en las ciudades de la zona del estrecho que aún conservaban.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]