Operador logístico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Operador logístico es aquella empresa que – por encargo de su cliente – diseña los procesos de una o varias fases de su cadena de suministro (aprovisionamiento, transporte, almacenaje y distribución e incluso ciertas actividades del proceso productivo) y organiza, gestiona y controla dichas operaciones utilizando para ello infraestructuras físicas, tecnología y sistemas de información propios o ajenos, independientemente de que preste o no los servicios con medios propios o subcontratados. En este sentido el operador logístico responde directamente ante su cliente por los bienes y adicionales acordados en relación con éstos y es su interlocutor directo.[1]

Criterios para la selección de un operador logístico[editar]

Cuando se va a seleccionar este partner es importante detectar qué clase de servicio y alcance se quiere, puesto que existen operadores integrales y otros que se especializan en una sola labor.

  • Una vez definidas las necesidades se debe verificar que el operador cuente con:
  • Personal capacitado en el manejo de la carga específica según las necesidades del usuario.
  • Póliza de seguros.
  • Equipos y tecnología (software de administración de inventarios y maquinaria de manipulación de mercancía, etc.).
  • Comunicación e información.
  • Seguridad y respaldo financiero.
  • Infraestructura (espacio de almacenamiento, etc.).
  • Flexibilidad en el servicio.

Funciones principales de un operador logístico[editar]

  • Procesamiento de pedidos: Actividades relacionadas al recojo, comprobación y transmisión de órdenes de compra.
  • Manejo de materiales: Determina qué medios materiales y procedimientos se han de utilizar para mover los productos dentro de los almacenes, también entre estos y los locales de venta.
  • Embalaje: Decidir qué sistemas y formas de protección se van a utilizar para los productos.
  • Transporte de los productos: Decidir los medios de transporte a utilizar y la elaboración de los planes de ruta.
  • Almacenamiento: Seleccionar la dimensión y las características de los almacenes.
  • Control de inventarios: Determinar la cantidad de productos que se deben tener disponibles para entregar a un cliente.[2]

Beneficios de contratar un operador logístico[editar]

  • Reducción de costos: las economías de escala y sinergias que manejan algunos de estos operadores se evidencian en la reducción de costos de almacenamiento, distribución y transporte.
  • Costo logístico variable: únicamente se paga por los servicios que reciben.
  • Disminución de pérdidas de productos: la experiencia en el manejo de carga y la responsabilidad que asumen los operadores logísticos hace que disminuyan las pérdidas de stock.
  • Desarrollo del “core business”: permite que las compañías se enfoquen en el desarrollo de su negocio, puesto que el operador logístico se hace cargo de las operaciones en las cuales la empresa no es fuerte.
  • Acceso a tecnología: el elevado volumen de tareas que desarrolla un operador logístico le permite acceder a tecnologías que no están al alcance de empresas de menor tamaño.

Referencias[editar]

  1. «Servicios | CEL - Centro Español de Logística». www.cel-logistica.org. Consultado el 2 de mayo de 2018. 
  2. «¿Qué es un Operador Logístico?». Zonalogística. 25 de agosto de 2016. Consultado el 2 de mayo de 2018.