Motillas, morras y castillejos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Motillas, morras y castillejos son topónimos frecuentes en La Mancha, asociados a un tipo de restos arqueológicos que dan nombre a una cultura prehistórica, las estructuras propias de la denominada Cultura de Las Motillas o Bronce Manchego, datables arqueológicamente entre el 1700 y el 1300 antes de Cristo, con notables similitudes a las características de la Cultura de El Argar.

Motillas[editar]

Las motillas, morfológicamente, destacan sobre la llanura de La Mancha con el aspecto de grandes túmulos. Su excavación arqueológica ha manifestado su condición de fortalezas circulares de 30 a 50 metros de diámetro dispuestas en anillos concéntricos (hasta tres líneas de muralla) en torno a una torre central.[1]​ Acogían viviendas y silos y dominaban el entorno agrícola circundante como centros de control, almacenamiento y distribución.[2]

Morras o castillejos[editar]

Una condición similar tienen las morras o castillejos, aunque estas denominaciones se reservan para altozanos en las sierras que bordean la llanura de La Mancha. Las edificaciones que los presiden se han interpretado como centros religiosos.[3]

Véase también[editar]

Parónimos[editar]

Notas[editar]