Misil antitanque

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Misil anti-carro»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Un misil antitanque, ATGM por sus siglas en inglés (Anti-Tank Guided Missile), o arma guiada antitanque, ATGW (del inglés Anti-Tank Guided Weapon) es un misil diseñado primariamente para destruir tanques o cualquier vehículo de combate blindado.

El tamaño y el rango de alcance de los ATGMs varía desde lanzadores que pueden ser transportados por un solo hombre hasta grandes montajes que requieren varios equipos para transportarlo y dispararlo, los cuales pueden ser vehículos o aeronaves.

La introducción de los pequeños y portables ATGM con grandes ojivas en el moderno campo de batalla ha dado a la infantería la capacidad de dañar la armadura de los tanques de combate, usualmente con un solo tiro. Las primeras armas antitanque como los rifles antitanque, cohetes antitanque o las minas magnéticas antitanque tenían una limitada capacidad de traspasar la armadura de un tanque y requerían un acercamiento peligroso al objetivo.

Orígenes[editar]

Cuando la guerra empezó a cambiar claramente de signo el ejercito alemán sintió la necesidad de equipar a su infantería con armamento anticarro, a nivel de sección, más letal que los lanzacohetes Panzerfaüst o Panzerschreck. En 1944 el OKH pide formalmente que se desarrolle un misil anticarro capaz de destruir tanques enemigos a media-larga distancia. Apodado Rotkäppchen (“Caperucita Roja”) el misil Ruhrstahl X-7 llegó a producirse en serie pero no llegó a emplearse en combate. Las unidades fabricadas y planos fueron requisadas por los aliados.[1]

Desarrollo[editar]

Primera generación[editar]

Tras la guerra los aliados comenzaron a trabajar en diseños de misiles antitanque basándose en los trabajos alemanes. En 1952 Francia produjo el primer diseño occidental, el SS.10. En 1959 la URSS introdujo su equivalente, el AT-1 Snapper.

La primera generación de misiles MCLOS como el AT-3 Sagger precisan el uso de un operador que, por medio de un joystick o cualquier otro tipo de dispositivo de control, guíe el misil al blanco. La principal desventaja de este tipo de guías es que el operador debe de mantenerse quieto y observando el blanco durante el tiempo de vuelo del misil. Debido a esto el operador es vulnerable al fuego enemigo mientras guía al misil. Adicionalmente la posibilidad de acertar al banco dependía exclusivamente de la pericia y entrenamiento del tirador, lo cual los convertía en soldados muy valiosos que los ejeritos no podían permitirse perder.

Experiencia en combate[editar]

  • Argelia: El misil SS.11 fue empleado en combate, mostrandose eficaz contra puntos fuertes de la guerrilla. Francia fue el primer pais en emplear misiles disparados desde helicopteros en combate real.
  • Guerra de los Seis Días (1967): Se utilizó de manera limitada por parte arabe el misil AT-1 Snapper. Sólo un tanque israelí fue destruido y se le atribuye una probabilidad de impacto real en combate inferior al 25%. Se desconoce si los israelís emplearon sus SS-11 en combate, aunque se cree que no llegaron a necesitarlo gracias a la eficacia demostrada por sus tanques.
  • Guerra de Vietnam: Comprado por EE.UU. y desplegado en Vietnam montado en helicopteros UH-1B el misil francés SS.11 fue empleado en combate en 1965 y registró obtuvo una estadistica de acierto en combate de impacto del 10%. El AT-3 Sagger fue usado al final de la guerra por el Ejército de Vietnam del Norte contra del Ejército de Vietnam del Sur.
  • Guerra de desgaste(1969-73): Egipcios y sirios dispararon algunos AT-3 Sagger contra posiciones israelíes en el Sinaí y Golán. Israel contaba con informes acerca del uso que los arabes darían a sus misiles en caso de guerra. Solo en el Golán esta información llego a las unidades de primera linea y se realizaron esfuerzos para enfrentar a los AT-3 sirios.
  • Guerra del Yom Kippur (1973): El misil AT-3 Sagger fue disparado en grandes numeros por los soldados egipcios logrando estadísticas de acierto en combate real del 25% frebte a los contrataques iniciales israelíes en el Sinaí. Hacía el final de la guerra se estima que bajó a un 5% debido a las mejoras en tácticas de combate israelíes (empleo fuego supresivo, mejora en las tácticas de armas combinadas, empleo cortinas humo, etc). Los soldados sirios, peor entrenados, no lograron el éxito de los egipcios.
  • Malvinas: La Royal Navy empleó misiles AS-12 para inhabilitar un submarino argentino.[2]

Segunda generación[editar]

La segunda generación de misiles guiados en forma semiautomática SACLOS exigen que el operador mantenga la mira sobre el blanco hasta el impacto. Las instrucciones del guiado automático son enviadas al misil a través de cables o señales de radio, o por medio de una marca láser o una cámara de televisión ubicada en la nariz del misil. Ejemplos de esto son los misiles BGM-71 TOW y 9M133 Kornet. En este tipo de misil es también necesario que el operador permanezca estacionario durante el vuelo del misil.

Tercera generación[editar]

Misil Nag en un lanzador NAMICA.

La más avanzada tercera generación de sistemas de guía hacen uso de un láser, un sistema de imagen electro-óptico o un buscador de radar en la nariz del misil. Una vez que el blanco es identificado, el misil no necesita más asistencia en el guiado durante el vuelo (es decir, «dispara y olvida») y el operador puede retirarse. Sin embargo, este sistema de misiles es más propenso a contramedidas electrónicas que los misiles MCLOS y SACLOS. Ejemplos de estos son los misiles estadounidenses Javelin, el alemán PARS 3 LR, los israelíes LAHAT y Spike y el indio Nag.

La mayoría de los modernos ATGMs tienen una ojiva de carga hueca altamente explosiva, diseñada específicamente para penetrar blindajes. Se han diseñado misiles con carga en tándem para penetrar el blindaje reactivo. La pequeña carga inicial elimina la ERA mientras que la carga principal intenta penetrar en el blindaje principal.

Armas antitanque como las bazukas y RPGs no son considerados ATGM, ya que el proyectil no es guiado.

El misil Lahat[editar]

El misil LAHAT es de guiado lasérico semiactivo, por lo tanto pertenece a la segunda generación. Los de tercera que son electroópticos son menos susceptibles a la perturbación, ya que no emiten radiación hacia el blanco y por tanto son menos vulnerables a las contramedidas.

Efectivamente, el sistema Lahat requiere que el operador o un observador avanzado mantenga un contacto visual con el objetivo. Por consiguiente, el misil carece de la tecnología de "dispara y olvida" que solo poseen los misiles electroópticos, guiados por radar de baja frecuencia, y los llamados pasivos IIRR. El sistema Lahat pertenece a una categoría intermedia entre el "Saclos y los Fire and Forget" denominado SAL, "Semi Active Laser", los cuales fueron ideados como subsistemas complementarios a otros sistemas mayores, como tanques, artillería de campaña, helicópteros de combate y morteros pesados a los cuales se les dotó de munición antitanque de gran precisión, capaz de batir blancos en rangos mayores a los 5 km. Por ejemplo, para los tanques existen misiles que pueden ser lanzados desde los tubos de sus cañones, como es el caso del ruso Bastion, Stabbler y Sniper, el ucraniano Kombat y el israelí Lahat; para artillería al ruso Krasnopol para calibres de 155mm o 152mm de 24 km de rango y la Kitolov para 122mm que sobrepasan a los 17km y otra gran variedad de munición guiada por láser para morteros de 160mm y 120mm. En la actualidad países como Alemania, India y el propio Israel han adquirido algunos Lahat para ser disparados desde sus tanques Leopard II, Arjun y Merkava, respectivamente, y no para formar el núcleo de sus unidades antitanque por excelencia.


Cuarta Generación[editar]

Quinta Generación[editar]

Misiles antitanque en combate[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]