Margarita Hickey

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Margarita Hickey
Información personal
Nacimiento 1753 Ver y modificar los datos en Wikidata
Barcelona, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1793 Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritora Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Poesía Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Margarita Hickey y Pellizzoni o Pellizoni (Barcelona, 1753 - 1793), fue una escritora, traductora y poetisa feminista española de la Ilustración, parte del grupo de escritoras ilustradas que por entonces se formó (María Rosa Gálvez de Cabrera, María Gertrudis de Hore y Josefa Amar y Borbón).

Biografía[editar]

Gran parte de su vida está aún por investigar.[1]​ Era hija de un teniente coronel de dragones irlandés, Domingo Hickey, y de la milanesa Ana Pellizzoni, que provenía de una familia de cantantes algunos de cuyos miembros trabajaron en el teatro de ópera italiana de los Caños del Peral; tuvo dos hermanos, Juan Jaime y Joaquín, que sirvieron en el cuerpo de guardiamarinas. Aunque nació en Barcelona en año no precisado, muy pronto su familia se trasladó a Madrid, donde ya vivió para siempre. Se casó muy joven con un militar septuagenario, Juan Antonio de Aguirre, que abandonó la milicia para entrar en Palacio como ujier del infante don Luis de Borbón y Farnesio, hermano de Carlos III; cuando murió hacia 1778, pudo dedicarse como viuda a su gran vocación, la literatura. Siempre tendrá desde entonces una idea negrísima del matrimonio, que incluso se acerca al concepto romántico del amor libre, aconsejando a una de sus amigas: "Conserva libre tu mano / huye del lazo inhumano / que el amante más rendido / es, transformado en marido, / un insufrible tirano". En realidad ya tenía escritos dos volúmenes de obras que intentó publicar en 1779, pero solo lo consiguió en 1789, diez años después. Estudió Geografía y compuso en versos octosílabos una Descripción geográfica e histórica de todo el orbe conocido hasta ahora que quedó manuscrita a causa de la oposición de Antonio de Capmany, secretario perpetuo de la Real Academia de Historia, quien la consideró un "trabajo inútil e incorregible."

Publicó en 1789 el primer y único volumen de sus obras, Poesías varias sagradas, morales y profanas o amorosas: con dos poemas épicos... e, intentando mejorar la versión de Pedro de Silva, tradujo Andrómaca de Racine y la imprimió en ese mismo volumen. Además trasladó otras dos tragedias de Voltaire, Alcira y Zayra, pero no llegaron a divulgarse por la imprenta y el manuscrito de la primera se ha perdido, aunque el manuscrito de la primera se conserva. Amiga de Vicente García de la Huerta, le hizo de corresponsal en 1766 cuando este se encontraba en París, informándole de los sucesos de la Corte y de los pasos que debía seguir; en esta correspondencia utilizaba los pseudónimos "Antonia Hernanda de la Oliva" y "Francisco Lelio Barriga".[2]

En todo lo que escribió se declaró como una gran defensora del feminismo, como su contemporánea Josefa Amar y Borbón, así como de la libertad de pensamiento; a la primera de estas causas dejó versos memorables. Por ejemplo, describió así a los hombres:

"Son monstruos inconsecuentes, / altaneros y abatidos; / humildes, si aborrecidos; / si amados, irreverentes; / con el favor, insolentes; / desean pero no aman; / en las tibiezas se inflaman; / sirven para dominar; / se rinden para triunfar; / y a la que los honra infaman"

A las mujeres, por el contrario, las pintaba así:

"De bienes destituidas, / víctimas del pundornor, / censuradas con amor / y sin él, desatendidas; / sin cariño pretendidas, / por apetito buscadas, / conseguidas, ultrajadas, / sin aplausos la virtud, / sin lauros la juventud / y, a la vejez, despreciadas"

La mayoría de sus poemas van dirigidos a mujeres. Sin embargo, los dos poemas heroicos de épica culta que incluyó en su obra son en loor de don Pedro de Ceballos, virrey de Buenos Aires.[3]

Sus obras recibieron las alabanzas de Nicolás Fernández de Moratín, Agustín Montiano y Luyando y Eugenio Llaguno. Con el segundo al menos mantuvo correspondencia epistolar.

Obra[editar]

  • Poesías varias sagradas, morales y profanas o amorosas: con dos poemas épicos en elogio del Capitán General D. Pedro Ceballos, el uno dispuesto en forma de diálogo entre España y Neptuno, y el otro no acabado por las razones que en su Prólogo se expresan; con tres Tragedias francesas traducidas al castellano: una de ellas la Andrómaca de Racine, y varias piezas en prosa de otros Autores, como son algunas Cartas dedicatorias, y Discursos sobre el drama, muy curiosos e instructivos. Obras todas de una dama de esta Corte (Madrid, Imprenta Real, 1789).

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  • Javier Huerta, Emilio Peral, Héctor Urzaiz, Teatro español de la A a la Z, Madrid: Espasa Calpe, 2005, p. 356.


  1. Lo poco que hay hasta ahora es el artículo de Manuel Serrano y Sanz en sus Apuntes para una biblioteca de escritoras españolas, Madrid, Atlas, 1975, I, págs. 503-522 y el párrafo referido a ella en Leopoldo Augusto de Cueto, «Bosquejo histórico-crítico de la poesía castellana en el siglo XVIII», en Poetas líricos del siglo XVIII, I, Madrid, Atlas, 1952, pág. CCXXXIV.
  2. Philip Deacon, "Vicente García de la Huerta y el círculo de Montiano: La amistad entre Huerta y Margarita Hickey", en Jesús Cañas Murillo y Miguel Ángel Lama (eds.), Actas del Simposio Internacional 'Vicente García de la Huerta' (1787-1987). Revista de Estudios Extremeños, tomo 44, núm. 2 (mayo-agosto 1988), pp. 395-421, http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/vicente-garca-de-la-huerta-y-el-crculo-de-montiano-la-amistad-entre-huerta-y-margarita-hickey-0/html/021b112a-82b2-11df-acc7-002185ce6064_9.html
  3. J. R. Fernández de Cano, "Margarita Hickey y Pellizoni", en MCN biografías, http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=hickey-y-pellizoni-margarita.