Lectoescritura en educación básica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Enseñando a leer

La lectoescritura es el proceso por el cual un alumno aprende el proceso tanto de leer y tener la competencia de interpretar un texto como de escribir usando un alfabeto.

El proceso de aprender a leer y escribir se logra mediante un sistema que abarca desde de los primeros pasos hasta el dominio o perfeccionamiento. Esto es, no basta con alcanzar los estudios llamados las primeras letras o primeros trazos; la lecto-escritura implica un proceso en el cual se transitan las etapas más o menos diferentes en las que se producen adquisiciones que tienen que ver con el descifrado, el trazo, la compresión, interpretación composición y redacción.

Definición[editar]

Según Montoalegre (2013) la lectoescritura es "una interrelación comunicativa donde dos habilidades del lenguaje, leer y escribir; no pueden estar la una sin la otra, estableciendo proceso de producción ya que tanto la escritura como la lectura hacen parte de tales procesos”. (p. 78)[1]

La lectura constituye uno de los objetivos de instrucción básica, y su aprendizaje, condición de éxito o fracaso.

Charria (2013) señala que: “El educando constituye el conocimiento con base en la experiencia en la interacción que lleva a cabo con el entorno, razón que conduce a afirmar que para buscar un mejoramiento de la calidad de la lectoescritura, el educador debe revisar un enfoque educativo para saber con qué teoría se pretende obtener nivel en el asunto que trata”. (p.149)[2]

Es oportuno tener en cuenta que el aprendizaje está acompañado de teorías que sujetan el proceso de enseñanza-aprendizaje, así como su proceso fisiológico y evolutivo, que son factores indispensables.[cita requerida]

Referencias[editar]

  1. Montoalegre, Rosalía; Forero, Luz Adriana (2013). Desarrollo de la lectoescritura: adquisición y dominio. ACTA COLOMBIANA DE PSICOLOGÍA. 
  2. Charria de Alonso, María Elvira; González Gómez, Ana (2013). Hacia una nueva pedagogía de la lectura. Bogotá: Procultura - CERLALC. p. 149.