José María Reyna Andrade

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «José María Reina Andrade»)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
José María Reyna Andrade
Jose maria reina andrade.jpg
José María Reyna Andrade
«Presidente de los Tres Poderes»

Coat of arms of Guatemala.svg
20o. Presidente de Guatemala
2 de enero de 1931-14 de febrero de 1931
Predecesor Manuel María Orellana Contreras
Sucesor Jorge Ubico

Coat of arms of Guatemala.svg
20o. Presidente del Organismo Judicial de Guatemala
1933-1936
Predecesor Guillermo Saénz de Tejada
Sucesor Rafael Ordóñez Solís

Coat of arms of Guatemala.svg
Presidente del Congreso de la República de Guatemala
1924-1927

Coat of arms of Guatemala.svg
Primer designado a la Presidencia de Guatemala
30 de diciembre de 1930-2 de enero de 1931
Presidente Manuel Orellana
Predecesor Manuel Morales Tovar
Sucesor Mariano Serrano Muñoz

Coat of arms of Guatemala.svg
Secretario de Gobernación y Justicia
1905-1916
Presidente Manuel Estrada Cabrera

Información personal
Apodo Presidente de los Tres Poderes
Nacimiento 1 de noviembre de 1860
Ciudad de San Marcos, Bandera de Guatemala Guatemala
Fallecimiento 25 de abril de 1947 (86 años)
Santiago de Cuba, CubaFlag of Cuba.svg Cuba
Nacionalidad Guatemalteca Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Notario y político Ver y modificar los datos en Wikidata

José María Reyna Andrade (1860, Ciudad de San Marcos - 1947, Santiago de Cuba) fue un político guatemalteco, que ocupó diversos cargos durante el gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera, y luego el cargo de presidente de Guatemala del 2 de enero de 1931 hasta el 14 de febrero de 1931. Se caracteriza por ser el único ciudadano guatemalteco que ha servido en la presidencia de los tres poderes del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Durante el gobierno de Estrada Cabrera[editar]

Pintura de la Ciudad de Guatemala en 1915. Libro Azul de Guatemala.[1]

Durante el segundo período del gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera (quien gobernó Guatemala de 1,898 a 1,920) fue el secretario de Gobernación y Justicia, y tuvo a su cargo las investigaciones de los intentos de asesinato del presidente, que se dieron el 29 de abril de 1907 -atentado de «La Bomba»-[2]​ y el 20 de abril de 1908 -atentado de «Los Cadetes»-.[3]

Atentado de «La bomba»[editar]

El Guatemalteco en un alcance al número 79 del 29 de abril de 1907 publicó lo siguiente:
«CRIMINAL ATENTADO. A las ocho de la mañana de hoy, en ocasión de que el señor Presidente de la República, Licenciado don Manuel Estrada Cabrera, salió en carruaje de su casa de habitación y se dirigía hacia el Sur de la ciudad con el laudable objeto de inspeccionar por sí mismo las obras de civilización y progreso que tiene ya concluidas y las de beneficencia en construcción, una mina cargada con dinamita y puesta en ejercicio por medio de un aparato eléctrico, hizo horrible explosión en la 7a. Avenida Sur, entre la 16 y 17 Calle Oriente. La detonación fue espantosa y se oyó en toda la ciudad; pero afortunadamente, para bien de la Patria, los efectos de la máquina estuvieron muy lejos de secundar los propósitos altamente odiosos de sus criminales autores».[4]

A principios de 1907, el abogado Enrique Ávila Echeverría y su hermano, el médico Jorge Ávila Echeverría, junto con el también médico Julio Valdés Blanco y el ingeniero eléctrico Baltasar Rodil, planearon un atentado contra el presidente de Guatemala, el licenciado Manuel Estrada Cabrera, que se ejecutó el 29 de abril de 1907 y se conoce como el nombre de «La Bomba». Los hermanos Echeverría y sus compañeros eran de posición económica solvente y habían estudiado en universidades extranjeras, pero al regresar al país se encontraron con un estado de cosas en el cual predominaban el servilismo y el abuso de poder. Cuando decidieron atentar contra la vida del presidente, planearon al detalle un atentado con explosivos. Todo fue meticulosamente preparado: los explosivos, los detonadores de hierro, la caja de hierro macizo, la complicidad del cochero del presidente -Patrocinio Monterroso- la hora y el punto precisos.[5]

El día planeado para el atentado, el 29 de abril, el presidente viajaba en su coche en compañía de su hijo Joaquín, de 13 años, y de su jefe del Estado Mayor, general José María Orellana.[Nota 1]​ A las 10 de la mañana el carruaje pasó por la esquina de la 7.a avenida sur, entre 16 y 17 calles, de la Ciudad de Guatemala, cuando explotó la bomba. Sin embargo, por un error de cálculo, Estrada Cabrera y sus acompañantes salieron ilesos. Solo el cochero y uno de los caballos fallecieron.[6]

El 2 de mayo de 1907 fue nombrado como director general de la Policía Emilio Ubico,[7]​ hermano de Arturo Ubico Urruela, presidente de la Asamblea Nacional Legislativa y tío de Jorge Ubico Castañeda, futuro presidente de Guatemala y en ese entonces jefe político de la Verapaz. Pocos días después, la Asamblea emitió el Decreto 737, que prohibía la importación y el uso de explosivos y máquinas destinadas a hacerlos estallar si el pedido de éstos no fue autorizado previamente por los ministerios de Fomento y Guerra.[8]

Durante los siguientes veintidós días, los cuatro conspiradores huyeron por las callejuelas y rincones de la ciudad tratando de salir de ella, pero no pudieron porque el Gobierno rodeó la ciudad con tropas y policías que iniciaron redadas desde los barrancos aledaños, cerraron el cerco paulatinamente hasta llegar a la ciudad y registraron cada palmo de esta.[9]​ Incluso los familiares de los conjurados sufrieron persecución y encarcelamiento. Otros conspiradores, los hermanos Juan y Adolfo Viteri y Francisco Valladares, fueron arrestados cuando trataban de huir disfrazados en la estación el ferrocarril de Guastatoya. Otros, como Felipe y Rafael Prado Romaña, trataron de huir a El Salvador, pero fueron apresados cuando los denunció un ranchero. Los Romaña estuvieron en prisión hasta su muerte. Por su parte, el colombiano Rafael Madriñán escapó del hecho en bicicleta y huyó de Guatemala.[10]​ La madre de los Romaña condujo al embajador mexicano Gamboa a la casa donde se escondían los hermanos Ávila Echeverría, Rodil y Valdés Blanco, quienes, sabiendo que tenían los días contados, le entregaron sus pertenencias para que las hiciera llegar a sus familias.[10]

Por fin, luego de días de incertidumbre, Rufina Roca de Monzón les proporcionó refugio en el segundo piso de su casa, en el número 29 del callejón del Judío de la ciudad de Guatemala, pero un espía los delató, de tal suerte que a las tres de la mañana del 20 de mayo la casa fue rodeada por un fuerte destacamento de soldados. La tropa derribó a culatazos la puerta de la casa e intentó subir por las escaleras al segundo piso. En ese momento se inició el intercambio de fuego. Hacia las seis de la mañana los conspiradores se encontraban agotados y sin cartuchos. Entonces decidieron cumplir su pacto y morir antes de ser atrapados por el Gobierno: se formaron en línea y se suicidaron dándose cada uno un disparo en la sien.[11]​ El Diario de Centro América, periódico semioficial propiedad de Estrada Cabrera en ese entonces, llegó incluso a publicar el informe de la detallada autopsia hecha a los autores del malogrado magnicidio.[12]

Al mismo tiempo que los perpetradores del atentado intentaban huir, se producían muestras de adhesión al presidente, provenientes de todos los clubes liberales del país y de cuanta entidad gubernamental existía. Estas fueron publicadas en las primeras planas de los periódicos oficiales El Guatemalteco y Diario de Centro América. Fue tal la cantidad de estos manifiestos que no terminaron de publicarse sino hasta finales de junio de 1907, aunque fueron enviados el mismo día del atentado.[13][14]

En cuando al cochero, este fue sepultado con pompa y honores, e incluso la Asamblea Nacional emitió un decreto en el cual se le otorgaba una pensión vitalicia a su familia, pero, cuando se supo que él había sido cómplice del atentado, su tumba fue saqueada por desconocidos y la pensión revocada.[15]

Atentado de «Los cadetes»[editar]

El presidente Estrada Cabrera observando una celebración procesional desde la ventana de su residencia. Esto era cotidiano antes del atentado de los cadetes de 1908, tras el que el mandatario se refugió en su mansión de «La Palma» en las afueras de la ciudad.

Para 1908, la iglesia de Santo Domingo había cambiado el recorrido de su solemne de Viernes Santo para pasar frente a la casa de habitación del presidente, situada en la 7.a avenida sur de la Ciudad de Guatemala. Esta circunstancia fue tenida en cuenta por varios cadetes y oficiales de la Escuela Politécnica, quienes advirtieron que el capirote del traje de cucurucho[Nota 2]​ era ideal para esconder a posibles conspiradores. Los cadetes concibieron un plan sencillo: aprovechando que la procesión iba a pasar frente a la casa del presidente, irían disfrazados de cucuruchos, invadirían la casa presidencial y apresarían a Estrada Cabrera. Pero para el Miércoles Santo de ese año los conjurados estaban presos: dos de ellos, durante una borrachera en una fonda, habían hablado de más y terminado en la cárcel. Estrada Cabrera, una vez que supo de la conjura, puso palizadas frente a su casa, prohibió que la procesión pasara enfrente y prohibió el uso de los capirotes en el traje de cucurucho.[16]

El 20 de abril de 1908, durante la recepción oficial del nuevo ministro plenipotenciario de Estados Unidos en el Palacio de Gobierno, el cadete de la Escuela Politécnica Víctor Manuel Vega, en venganza por la prisión y las torturas de sus jefes y amigos, le disparó a Estrada Cabrera a quemarropa, pero el proyectil solo hirió a éste en el dedo meñique. Enfurecido, y a modo de escarmiento popular, Estrada Cabrera ordenó fusilar a prácticamente toda la compañía de cadetes a la cual pertenecía Vega, excepto a dos integrantes, Rogelio Girón y Manuel Hurtarte, quienes fueron llevados a la penitenciaría central sin darles razón alguna. En cuanto al cadete Vega, éste había muerto en el lugar donde intentó perpetrar el magnicidio, cayendo a los pies de Estrada Cabrera al ser alcanzado por las balas de los guardias de éste. El presidente ordenó que la escuela militar fuera disuelta, el edificio[Nota 3]​ demolido y que se regara sal sobre los cimientos.[17]​ Numerosos militares fueron encarcelados, incluyendo algunos generales allegados al presidente.

Ascenso al poder[editar]

Golpe de Estado contra Baudilio Palma[editar]

Primera plana del periódico guatemalteco Nuestro Diario donde se da la noticia del golpe de estado liderado por Orellana Contreras.[18]

Luego de que el presidente Lázaro Chacón sufriera un derrame cerebral el 12 de diciembre de 1930, en Consejo de Ministros se nombró al Ministro de Hacienda y Segundo Designado a la Presidencia, licenciado Baudilio Palma, como encargado del Despacho.[19]​ Sin embargo, el hecho de que no se hubiera respetado el nombramiento del Primer Designado a la Presidencia, el Ministro de la Guerra y general Mauro de León, hizo que el 16 de diciembre de 1930 se dirigieran hacia el centro de la ciudad las tropas del fuerte de Matamoros, comandadas por Orellana Contreras y Luis Leonardo, en un golpe de estado en contra de Palma.[20]​ Los partidos que dieron impulso al golpe de estado fueron el Liberal, el Progresista y el Independiente (todos ellos de corte liberal) y éstos estuvieron respaldados por todo el ejército.[21]

Desarrollo de los acontecimientos[editar]

El 16 de diciembre a las cuatro y cinco de la tarde se inició el movimiento armado en los alrededores de la Plaza de Armas, dando lugar a un nutrido tiroteo entre los alzados y las fuerzas todavía leales a Palma. Primero entró a la casa presidencial el destacamento al mando del coronel Filiberto Aguilar Bonilla, quien murió en el combate. La lucha tardó aproximadamente una hora, saldándose con 50 bajas, entre muertos y heridos; el propio Palma efectuó disparos con su pistola.[18]​ Es importante destacar que en la refriega resultó muerto el general Mauro de León (a quien le correspondía la Presidencia por ser primer designado).

Viéndose derrotado, Palma, que se encontraba en el Palacio del Poder Ejecutivo se refugió en la Legación de Alemania. Una vez en el poder, Orellana Contreras y Leonardo convocaron al cuerpo diplomático para exponerles el móvil del golpe de estado:

Manifestaron que los propósitos del ejército de los partidos liberales era el de restituir en el alto mando del estado al general Chacón, en el caso de que su salud se lo permitiera.

Argumentaron los militares que era preciso hacer antes un minuciosa examen médico del paciente, todo dentro de los más estrictos requisitos legales.

Tomado de: Nuestro Diario, Diario guatemalteco, Guatemala. 18 de diciembre de 1930[18]

Los alzados le hicieron firmar a Palma su renuncia con fecha 17 de diciembre de ese año, y presentaron un comunicado del general Lázaro Chacón en el que solicitó que se nombrara al general Manuel Orellana como encargado de la Presidencia; es importante notar que el general Chacón estaba imposibilitado para firmar, y que por él firmó su secretario particular, el licenciado Rafael Chacón.[18]​ Por su parte, Leonardo quedó encargado del Ministerio de la guerra.

Caída de Orellana Contreras[editar]

Cuando los Estados Unidos se enteraron del golpe de Estado ocurrido en Guatemala enviaron al Ministro Plenipotenciario Sheltom Whitehouse, para comunicar al nuevo Presidente que el país norteamericano no trataría con él. Whitehouse presionó a la Asamblea para hacer renunciar a Orellana, quien no tenía ninguna experiencia política. En esos días, las inversiones de los Estados Unidos en Guatemala eran considerables, principalmente las de la United Fruit Company y sus subsidiarias,[22]​ y el gobierno norteamericano necesitaba un gobernante estable en el país.

Los Nombrados Para Presidente de Guatemala[editar]

Presidencia[editar]

Fue designado por la Asamblea Nacional Legislativa el 31 de diciembre de 1930 como el primer designado a la presidencia de la república. El 2 de enero de 1931, la Asamblea le solicitó que se hiciera cargo de la República, asumiendo así la presidencia, y permaneciendo en ella hasta la convocatoria de los miembros del Partido Liberal a elecciones; estas elecciones tuvieron como candidato único al general Jorge Ubico Castañeda, quien también había participado en el gobierno del licenciado Estrada Cabrera como jefe político de Cobán y como Secretario del Interior.[27]

Andrade traspasó el poder a Ubico Castañeda el 14 de febrero de 1931, y se cree que recibía instrucciones concretas de Ubico y del Partido Liberal para que se convocara a elecciones rápidamente. [28]

En Resumen: Cuatro Presidentes en Tres Meses y Uno Por Fraudulentas Elecciones[editar]

En diciembre de 1930, hubo inestabilidad en el Gobierno tras la renuncia del presidente Lázaro Chacón, quien sufrió un accidente cerebrovascular. El 12 de diciembre se nombró al primer designado Baudilio Palma, quien gobernó pocos días, pues el general Manuel Orellana le dio golpe de Estado —16 de diciembre—. Este militar también estuvo poco tiempo en el cargo, porque el Departamento de Estado de Estados Unidos lo consideraba, junto a su facción del Ejército, incapaz de gobernar, y por lo tanto nunca le concedió el beneplácito. La mañana del 31 de diciembre, el Organismo Legislativo nombró como presidente interino a José María Reyna Andrade y al General José Gabriel Reyes Rodas Primer Designado, pero fue hasta el 2 de enero de 1931 cuando el Congreso lo llamó para ser juramentado y con ello hacerse cargo de la Presidencia de la República. El nuevo mandatario se comprometió a organizar las elecciones para entregar el cargo a quien resultara electo, aunque era clara su intención y compromiso con los liberales para que fuera el general Jorge Ubico. Dicho y hecho, a los pocos días Ubico se presentó como candidato presidencial del Partido Liberal, “quien con mucha fuerza movía cielo y tierra para llevarlo al poder”, indica Héctor Gaitán (escritor) en su libro "Los Presidentes de Guatemala". "Historias y anécdotas". Al proceso eleccionario solo se presentó Ubico. “Era un secreto a voces que Reyna Andrade tenía compromiso con los liberales de Ubico para entregar el poder lo más pronto posible, por lo que no espero el tradicional 15 de marzo para asumir la presidencia, sino que lo adelantó para el 14 de febrero de ese mismo año”.Reyna Andrade, quien también fue secretario de Gobernación y Justicia durante gobierno de Estrada Cabrera, gobernó el país del 2 de enero al 14 de febrero 1931. Con la llegada de Ubico concluyó la inestabilidad en la presidencia, pues la ocupó durante 14 años.[29][30][31]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Quién años después sería Presidente de Guatemala tras derrocar a Carlos Herrera y Luna, patrocinado por la United Fruit Company.
  2. Que cubría el rostro de los penitentes
  3. Que estaba ubicado en el antiguo convento de la Iglesia de la Recolección en la Ciudad de Guatemala

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Aquí Guatemala (2007). «Presidentes: José María Reina Andrade». Aquí Guatemala. Guatemala. Archivado desde el original el 7 de agosto de 2007. Consultado el 20 de agosto de 2014. 
  • Aquí Guatemala (2008). «Biografía de Manuel María Orellana». Aquí Guatemala. Guatemala. Archivado desde el original el 6 de febrero de 2008. Consultado el 16 de marzo de 2015. 
  • Arévalo Martínez, Rafael (1945). ¡Ecce Pericles!. Guatemala: Tipografía Nacional. 
  • Bucheli, Marcelo; Jones, Geoffrey (2005). «The Octopus and the Generals: the United Fruit Company in Guatemala». Harvard Business School Case (en inglés) (9–805–146). Archivado desde el original el 10 de diciembre de 2012. Consultado el 3 de febrero de 2015. 
  • Diario de Centro América (21 de abril de 1908). «Otro criminal atentado contra la persona del benemérito presidente de la República». Diario de Centro América (Guatemala). 
  • Diario de Centro América (2012). «Historia del Diario de Centro América». Foro red boa. Archivado desde el original el 20 de julio de 2014. Consultado el 12 de septiembre de 2014. 
  • Diario de Centro América (abril-junio 1907). Diario de Centro América (Guatemala: Tipografía Unión). 
  • Diario de Centro América (4 de junio de 1907). «Informe de la autopsia de los perpetradores del criminal atentado contra la persona del Presidente de la República». Diario de Centro América (Guatemala: Tipografía Unión). 
  • El Guatemalteco (2 de mayo de 1907). «Decretos del organismo ejecutivo». El Guatemalteco; Diario Oficial de la República de Guatemala, en la América Central (Guatemala). 
  • El Guatemalteco (8 de mayo de 1907). «Decretos del organismo legislativo». El Guatemalteco; Diario Oficial de la República de Guatemala, en la América Central (Guatemala). 
  • El Guatemalteco (abril-junio 1907). El Guatemalteco, Diario Oficial de la República de Guatemala, en la América Central (Guatemala). 
  • El Guatemalteco (22 de marzo de 1907). «Decretos del organismo legislativo». El Guatemalteco, Diario Oficial de la República de Guatemala, en la América Central (Guatemala). 
  • El Guatemalteco (29 de abril de 1907). «Decretos del organismo ejecutivo». El Guatemalteco, Diario Oficial de la República de Guatemala, en la América Central (Guatemala). 
  • Gamboa, Federico (1934). Mi diario. México: Ediciones Botas. 
  • Nuestro Diario (13 de diciembre de 1930). «Presidente Lázaro Chacón obligado a renunciar a la presidencia por enfermedad». Nuestro Diario (Guatemala). 
  • Nuestro Diario (17 de diciembre de 1930). «Alzados deponen al presidente Palma». Nuestro Diario (Guatemala). 
  • Nuestro Diario (18 de diciembre de 1930). «El general Manuel María Orellana presidente de la República». Nuestro Diario (Guatemala). 
  • Time (1930). «Wrong horse No. 2». Time magazine (en inglés) (Estados Unidos). 
  • Time (1931). «We are not amused». Time magazine (en inglés) (Estados Unidos). 
  • Time (1931b). Died. General Lazaro Chacon, 56, President of Guatemala. Estados Unidos. 


Predecesor:
Manuel María Orellana Contreras
Coat of arms of Guatemala.svg
Presidente de Guatemala

1931
Sucesor:
Jorge Ubico