Isabel de Francia, duquesa de Orleans

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Isabel de Francia, duquesa de Orleans.

Isabel de Valois nació en el palacio del Louvre, en París, el 9 de noviembre de 1389, siendo la tercera -pero primera en llegar a la edad adulta- de los 12 hijos de Carlos VI, rey de Francia, y de Isabel de Baviera.

En noviembre de 1396, a los 6 años de edad, se casó en Calais con el rey Ricardo II de Inglaterra, como parte de un tratado de paz firmado entre Francia e Inglaterra.

Desde su llegada a Inglaterra, Ricardo II concibió un tierno afecto a la niña, la cual, demasiado joven para convertirse en su esposa de hecho, era muy feliz a su lado.

Pero aquella felicidad sería breve: en 1399, Ricardo II era depuesto por Enrique de Láncaster y encarcelado en Pontefract, donde es asesinado al año siguiente.

El nuevo rey ordena que la joven reina viuda -tenía apenas 11 años- fuera alejada de Windsor, siendo conducida a la localidad de Sunninghill.

Enrique IV no sabía qué hacer con ella, así que planeó casarla con su hijo y heredero, el futuro Enrique V, pero Isabel rechazó totalmente dicha idea ni quiso oír nada sobre el príncipe. Al conocer la muerte de su esposo, la reina se entrega a un riguroso luto y rechaza a los enviados del rey. Finalmente, el rey le permite regresar a Francia.

En 1404, su tío y padrino, Luis de Orleans -hermano de su padre-, solicita la mano de Isabel para su hijo Carlos.

El matrimonio entre Isabel y Carlos se celebrará dos años más tarde, el 29 de junio de 1406, en la ciudad de Compiègne. Isabel, entonces de 16 años, lloró profundamente durante toda la ceremonia, pues se sentía rebajada: luego de haber sido reina de Inglaterra, ahora se casaba con un simple primo, para colmo cinco años menor que ella -Carlos tenía al momento de su boda sólo 11 años-. El rey Carlos VI le otorga a su nuevo yerno la elevación de su condado de Valois -que le fue cedido por su padre Luis- a ducado.

El 23 de noviembre de 1407, el duque Luis de Orleans es asesinado por órdenes de su primo Juan sin Miedo, duque de Borgoña, convirtiéndose Isabel y su esposo en duques de Orleans.

Dos años más tarde, el 13 de septiembre de 1409, en la ciudad de Blois, y con sólo 19 años de edad, Isabel muere al dar a luz a su única hija, Juana, siendo sepultada en la capilla de Notre-Dame des Bonnes-Nouvelles de la abadía de Saint-Laumer, en Blois.

Posteriormente sus restos son depositados, por orden del rey Luis XII de Francia, en el monasterio de los Celestinos de París, destruido por la Revolución francesa.


Predecesor:
Ana de Luxemburgo
Reina Consorte de Inglaterra
1396-1399
Isabella of Valois Arms.svg
Sucesor:
Juana de Navarra