Inhalación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La inhalación permite el ingreso del aire al cuerpo. Los músculos intercostales elevan las costillas y el diafragma desciende, con lo que el tórax[1] aumenta de volumen y el aire externo se mueve rápidamente hacia adentro.

La inspiración o inhalación es el proceso por el cual entra aire, específicamente el oxígeno desde un medio exterior hacia el interior de un organismo (pulmones). La comunicación de los pulmones con el exterior se realiza por medio de la tráquea. Este proceso es realizado con la intervención del diafragma y la ampliación del tórax con la contribución de los músculos intercostales externos, esternocleidomastoideos, serratos anteriores y escalenos en la respiración forzada. Este proceso se lleva a cabo gracias a la diferencia de presiones tales como la presión pleural (presión del líquido interpleural), alveolar (presión del aire ubicado en el interior de los alveolos) y transpulmonar (diferente presión existente entre el interior y exterior de los pulmones).


Referencias[editar]

  1. «proceso%20de%20la%20inhalaci%C3%B3n - Buscar con Google». www.google.com. Consultado el 2016-06-15. 

http://www.elitearteydanza.com.ar/enciclopedia-fisiologia-apartado-09-intercambio-gaseoso.htm