Historia general y natural de las Indias

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Historia general y natural de las Indias. 1851.

Historia general y natural de las Indias, islas y tierra firme del mar océano es un libro escrito por Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés en el siglo XVI aunque fue publicado íntegramente mucho tiempo después de su muerte, entre 1851 y 1855, en cuatro volúmenes que estuvieron bajo el cuidado de José Amador de los Ríos por encargo de la Real Academia de la Historia. [1]

Tras dos estancias en América, Fernández de Oviedo publicó un Sumario de la Natural Historia de las Indias (1526), dedicado a Carlos I de España, como un adelanto del "tratado que tengo copioso de todo ello", pues ya había empezado a redactar su obra más famosa e importante, La historia general y natural de las Indias en la que relata acontecimientos que van de 1492 a 1549. La primera parte de esta obra, a manera de sumario, se imprimió en 1535; la impresión de la segunda parte en Valladolid quedó interrumpida por la muerte del autor en 1557 y sólo se editó completa mucho más tarde, ya en el siglo XIX, por interés e iniciativa de la Real Academia de la Historia.

El texto inicial fue traducido al inglés, italiano (Venecia, 1532) y latín, alcanzando en un siglo quince ediciones, transformándose en un clásico de la etnografía y la antropología del mundo renacentista.

Contenido[editar]

Tras una breve disquisición sobre la navegación al Nuevo Mundo, trata de las posesiones hispanas, La Española, Cuba y otras islas de las Antillas, así como de la Tierra Firme de aquellas latitudes, ocupándose de los habitantes y sobre todo de los animales y vegetales.

Narra el autor en su obra las observaciones realizadas por él en el nuevo continente y particularmente los vegetales en ese ámbito encontrados, subdivididos en plantas cultivadas, árboles y hierbas; después, los animales, comenzando por los terrestres, siguiendo con los acuáticos y aéreos y terminando con los insectos. En lo que atañe al reino mineral, presta poca atención a los recursos de la región con excepción del oro, al que dedica una parte de su esfuerzo redactor.

En esta obra critica las Décadas, texto de Pedro Mártir de Anglería a causa de que este personaje tomó sus fuentes de forma indirecta, según dice Oviedo:

Deseaba escribir lo cierto si fielmente fuera informado, mas como habló de lo que no vido... sus Décadas padecen muchos defectos.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]