Heurística de disponibilidad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Heurística de disponibilidad es un mecanismo psicológico para determinar la probabilidad de que un suceso ocurra. En términos simples se trata de un "atajo" mental para tomar decisiones o llegar a conclusiones, basado en nuestra experiencia o recuerdo de eventos similares.[1]

A lo largo de su evolución, el cerebro humano ha optimizado trabajo evitando que gastemos tiempo y esfuerzo para llegar a conclusiones más o menos correctas, sobre todo en asuntos críticos, de supervivencia. En tal sentido la heurística cumple una función de filtro (seleccionar información relevante o reciente, descartar información trivial) o atajo. El de disponibilidad puede resumirse como sigue:

Cuanto más accesible sea un suceso, más frecuente y probable parecerá; cuanto más viva sea la información, más convincente y fácil de recordar será; y cuanto más evidente resulte algo, más causal parecerá.

Scott Plous. The availability heuristic. The psychology of judgment and decision making. 1993, McGraw-Hill, NY[2]

Limitaciones de la Heurística de disponibilidad[editar]

Como todo mecanismo de naturaleza más intuitiva que racional, la Heurística de disponibilidad tiene limitaciones, como hacernos creer que lo más frecuente o los datos que tenemos "a mano" confirman nuestras suposiciones en todos los casos o son aplicables a cualquier situación. Además, intelectuales como Bruce Schneier han propuesto que era más fiable en el pasado, por cuanto nuestras fuentes de información actuales provienen de los medios más que de la propia experiencia, lo cual distorsiona la disponibilidad, viveza (qué tan vívido es un dato en la memoria) y evidencia, resultando en heurísticas menos precisas.[1]

Ejemplos de Heurística de disponibilidad[editar]

1) Si acabamos de ver la noticia de un asalto en cierta calle y recordamos que un amigo fue asaltado en la misma calle tiempo atrás, pensaremos que esa calle es peligrosa basándonos en estos antecedentes, aunque se trate de casos aislados o no haya gran proximidad temporal entre uno y otro evento.

2) Si estamos buscando apartamento y vemos que algunos miembros de nuestro círculo de amistades (o grupo etario) no ha tenido éxito en esa tarea, pensaremos que la oferta inmobiliaria es escasa o difícil (razonamiento semejante a una falacia por generalización apresurada).

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]