Cayo Vibio Pansa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Gayo Vibio Pansa Cetroniano»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Cayo o Gayo Vibio Pansa Centroniano (en latín, Caius Vibius C. f. C. n. Pansa Caetronianus; m. en 43 a. C.) fue cónsul de la República romana con Aulo Hircio el mismo año de su muerte.

Su padre y su abuelo también tenían el praenomen Cayo, pero poco se sabe sobre la historia de su familia, salvo que su padre fue proscrito por Sila,[1]​ que fue probablemente una de las razones que llevaron a Pansa a abrazar la causa de Julio César, de quien siempre fue un fiel partidario.

Fue tribuno de la plebe electo en 51 a. C. y se opuso activamente, junto con Marco Celio Rufo, a las medidas del cónsul Marco Marcelo y otros cabecillas del partido aristocrático dirigidas contra César.[2]

Se unió a los cesarianos tras el estallido de la guerra civil entre Julio César y Pompeyo, y aunque César no le dio ningún mando relevante durante el conflicto; el 46 a. C. lo nombró gobernador de la Galia Cisalpina como sucesor de Marco Junio Bruto. Cicerón habla de su salida de la ciudad a finales de diciembre de ese año para tomar el mando de la provincia, y dice:

"que fue seguido por extraordinarios buenos deseos por parte de todos los hombres buenos, porque había aliviado a muchos de la miseria, y había mostrado gran calidez y bondad durante las recientes calamidades"[3]

Volvió a Roma el 45 a. C. El 44 a. C. César nombró a Pansa y a Aulo Hircio, que era su colega como augur, para ser cónsules en el año 43 a. C. Poco después César fue asesinado.

A pesar de esto, y como estaba previsto, el 1 de enero del 43 a. C. tomó posesión del cargo de cónsul con Hircio y tuvo que declarar su fidelidad a la constitución existente.[4]​ Los dos cónsules reclutaron numerosos hombres para marchar hacia el norte a combatir a Marco Antonio, que había sido declarado enemigo del Senado y tenía asediado a uno de los asesinos de César, Décimo Bruto, en la ciudad de Mutina.

En marzo, Pansa llegó a Bononia, la cual ya había sido ocupada por Hircio y Octavio, pero al intentar unir sus fuerzas consulares con las de Octavio fue atacado por Antonio dando lugar a la batalla de Forum Gallorum, la cual concluyó con una derrota del sobrino del dictador. Durante la batalla Pansa fue herido de muerte y falleció pocos días después.[5]​ Hircio compensó este desastre con un ataque a las fuerzas de Antonio cuando volvían a Mutina. Antonio fue derrotado, pero el cónsul cayó en combate.[6]

Octavio envió los restos de los dos cónsules a Roma donde fueron recibido con honores extraordinarios y enterrados en el campo de Marte.[7]​ Algunas voces dijeron que había sido muerto por orden de Octavio que esperaba deshacerse de los cónsules y después entenderse con Marco Antonio.[8]

Referencias[editar]

  1. Dion Casio, Historia romana, XLV, 17.
  2. Cicerón, Epistulae ad familiares, VIII, 8.
  3. Cicerón, Epistulae ad familiares, XV, 17.
  4. Cicerón, Philippicae, V, 1, 12, 13, 35; íbd., VI, 1; Dion Casio, Historia romana, XIV, 17; Apiano, De bellis civilibus, III, 50.
  5. Cicerón, Epistulae ad familiares, X, 30; Ovidio, Fastos, IV, 625.
  6. Cicerón, Epistulae ad familiares, X, 30, 33; íbid., XI, 9, 10, 13; íbid., XII, 25; bid., Philippicae, XIV, 9, 10, 14; Apiano, De bellis civilibus, III, 66-71; Dion Casio, Historia romana, XLVI, 36-39; Plutarco, Vias paralelas, «Antonio», 17; íbid., «Cicerón», 45; Veleyo Paterculo, Historia romana, II, 61; Tito Livio, Epítome, 119; Eutropio, Brevario, VII, 1; Orosio, Historiae adversus paganos, VI, 18; Zonaras, Epitomé historion, X, 14.
  7. Valerio Máximo, Hechos y dichos memorables, V, 2; Apiano, De bellis civilibus, III, 76; Veleyo Paterculo, Historia romana, II, 62.
  8. Dion Casio, Historia romana, XLVI, 39; Suetonio, De vita Caesarum, «Augusto», 11; Tácito, Anales, I, 10.


Predecesores:
Cayo Julio César cos. V
Marco Antonio
Cónsul de la República romana
junto con Aulo Hircio
43 a. C.
Sucesores:
Marco Emilio Lépido cos. II
Lucio Munacio Planco