Francys Arsentiev

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Francis Arsentiev-Distefano(18 de enero 1958- 24 de mayo 1998) se convirtió en la primera mujer de los Estados Unidos que llegó a la cima del Monte Everest sin la ayuda de bombonas de oxígeno el 22 de mayo de 1998.

Biografía[editar]

Francys Yarbro Distefano-Arsentiev, nació el 18 de enero de 1958, en Honolulu, Hawaii, sus padres son Juan Yarbro y su esposa Marina Garrett. A los seis años, su padre la llevó a las montañas de Colorado. Al crecer, ella estudió The American School in Switzerland, y también recibió educación en los Estados Unidos. Arsentiev asistió a Stephens College antes de ingresar en la Universidad de Louisville. Luego recibió un Máster de la Escuela Internacional en Administración de Empresas en Phoenix. Arsentiev trabajó como contable en Telluride, Colorado, durante la década de 1980. En 1992 se casó con Serguei Arsentiev. Juntos, subieron y escalaron picos de Rusia, entre ellas, la primera ascensión al Pico de 5800m, al que llamaron Peak Goodwill. Arsentiev se convirtió en la primera mujer estadounidense que bajó esquiando el Elbrus, y escalar sus dos picos. Su sueño era convertirse en la primera mujer americana que escalara el Everest sin ayuda de botellas de oxígeno.

Muerte en el Everest[editar]

Francys Arsentiev alcanzó la cima del Everest sin oxígeno el 22 de mayo de 1998 junto a su marido Sergei Arsentiev en un tercer intento. Antes de partir, había pedido permiso a su hijo de 8 años para cometer la temeridad. Durante el descenso la pareja se separó sin darse cuenta en la oscuridad de la noche. Sergei llegó y se enteró de que su mujer todavía no había regresado así que cogió varias botellas de oxígeno y volvió a buscarla.

La mañana del 23 una expedición uzbeka encontró a Francys a unos pocos metros de la cima, semi-incosciente con sintomas de congelación. Tras suministrarle todo el oxígeno que pudieron, intentaron arrastrarla pero resultó imposible, se vieron obligados a abandonarla. Cuando estaban cerca del campamento, se cruzaron con su marido Sergei que subía al rescate, esta fue la última vez que fue visto con vida. Un día después, durante la mañana del 24, dos experimentados escaladores sudafricanos se toparon con Francys tirada en el mismo lugar donde la había dejado el equipo uzbeko. El piolet y la cuerda de Sergei estaban cerca pero no había ni rastro de él. Los sudafricanos cancelaron su ascensión de inmediato. Francys congelada, su marido fue encontrado un año después, se había precipitado por la ladera a pocos metros de alcanzar a su mujer.