Felipe Díaz Sandino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Felipe Díaz Sandino
Coronel
Años de servicio 1922 - 1939
Lealtad Bandera de España Reino de España
Bandera de España República Española
Servicio/rama Roundel of the Spanish Air Force.svg Aeronáutica Militar
Roundel of the Spanish Republican Air Force.svg Fuerzas Aéreas de la República Española
Participó en

Nacimiento 25 de septiembre de 1891
Caldetas, España
Fallecimiento 1960
Colombia
[editar datos en Wikidata]

Felipe Díaz Sandino (Caldetas, Barcelona, 25 de septiembre de 1891 - Colombia, 1960) fue un militar y aviador español que luchó en la Guerra Civil Española en el bando republicano. Ocupó puestos importantes dentro de las Fuerzas Aéreas republicanas. Fue también un pionero de la Aviación militar española.

Biografía[editar]

Carrera militar[editar]

Fue uno de los pioneros de la aviación militar española, empezando su carrera ya en 1915.[1]

En 1922 marchó a la Guerra de Marruecos, donde fue jefe de una escuadrilla. En 1924 fue ascendido a capitán y en 1925 dirigió el grupo aéreo que protegió el desembarco de Alhucemas. En 1926, durante la dictadura de Primo de Rivera, participó en la revuelta de Cuatro Vientos y fue encarcelado en Madrid. En 1930 se afilió a la francmasonería y conspiró contra la monarquía de Alfonso XIII, haciendo de enlace con el comité republicano clandestino.[2]

Cuando se produjo la proclamación del Estado Catalán en octubre de 1934 se negó a bombardear el Palacio de la Generalidad de Cataluña, por lo que fue encarcelado en el castillo de Montjuïc durante algún tiempo. Díaz Sandino fue apartado de su puesto militar durante los gobiernos radical-cedistas (1934-1935),[3] especialmente por la labor del ministro de la guerra José María Gil-Robles. En 1935 fue uno de los miembros fundadores de la Unión Militar Republicana Antifascista (UMRA).[4]

Guerra Civil Española[editar]

Al estallar la guerra civil española era jefe de la 3.ª Escuadra aérea con base en el El Prat de Llobregat (Barcelona),[5] [4] y junto con Alberto Bayo Giroud puso la aviación al servicio de la Generalidad de Cataluña, atacando las posiciones de los militares sublevados contra el gobierno de la República. Los ataques de la aviación republicana ordenados por Díaz Sandino desmoralizaron enormemente a los rebeldes de Barcelona, lo que contribuyó a su derrota.[6]

Por este motivo fue ascendido a teniente coronel y nombrado consejero de Defensa[7] de la Generalidad el 31 de julio de 1936, cargo que ocupó en los tres primeros gobiernos de la Generalidad durante la Guerra, hasta el 14 de diciembre.[8] Al frente de este organismo, Díaz Sandino intentó reconducir la situación que reinaba en la zona republicana y militarizar a las milicias que actuaban en Cataluña y en el Frente de Aragón, encontrándose con muchas resistencias y oposiciones de los sectores anarquistas.[9] Si bien logró la disolución del Comité de Milicias Antifascistas de Cataluña,[10] no llegó a llevar a cabo la buscada militarización. La creación del «Ejército Popular de Cataluña» fue más teórica que real y las milicias continuaron manteniendo su estructura e identidad propias. Díaz Sandino abandonó el cargo de consejero de defensa en diciembre de 1936.[11] En estos meses también jefe de toda la aviación republicana en Cataluña, cesando al mando de la 3.ª Escuadra en junio de 1937.[12] Al mes siguiente marchó como agregado militar a la Embajada de París, puesto que ocupó hasta marzo de 1938.[13] Ese mismo año fue nombrado jefe de la aviación de la 4.ª Región Aérea de España, la correspondiente al territorio catalán, cargo que mantuvo hasta el final de la contienda.

Exilio y últimos años[editar]

Terminada la guerra se exilió a Francia y después a la República Dominicana,[1] Colombia y Chile.

Obras[editar]

  • De la conspiración a la revolución, 1929 - 1937 (publicada en 1990).

Referencias[editar]

Pie de página[editar]

Bibliografía[editar]