Eudaemonio

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Eudaemonio, eudaimon, o eudemon en la mitología griega era un tipo de demonio o genio (deidad), que a su vez era una especie de espíritu.[1]​ Un eudaemon era considerado como un espíritu bueno o un ángel, y el mal era cacodaemon su espíritu contrario.[2]

Etimología[editar]

La palabra eudaimon en griego significa tener un espíritu de ayuda, y consecuentemente, estar felices. Está compuesta de las palabras εὖ eu, que significa "bien" o "bueno" y δαίμων daimon, que significa "divinidad, espíritu, poder divino, destino, o dios."[2][3][4]​ también daimon es el derivado griego para el término demonio, en ese caso "demonio" significa "repleto de conocimiento".[4][5]​ En ciertas ocasiones eudaimon es incorrectamente considerado con su significado literal "espíritu bueno".[2]

Por otra parte Eudaimon es también un antiguo nombre propio, particularmente era el nombre griego de un sacerdote de Zeus y padre de P. Aelius Aristeides, un notorio retórico del siglo II d.C.[6]

Características[editar]

Eudaemons en la mitología griega se incluían a héroes deificados. Ellos eran considerados espíritus intermediarios entre los dioses y los hombres. Eudaemons, los demonios buenos, eran entendidos como espíritus guardianes, que otorgaban protección y orientación a aquellos que vigilaban.[4][5]

Como consejero, el eudaemon susurraba consejos y opiniones al oído. A dicha persona se le consideraba afortunada. Se decía que, Sócrates durante su vida, tuvo un daemon que siempre le advirtió sobre las amenazas y el mal juicio, pero nunca dirigió sus acciones. De acuerdo a Sócrates, su daemon era más preciso que las formas de adivinación respetadas en la época como lectura de las entrañas o observando el vuelo de aves.[4][5]

Fresco from shrine at a house in Pompeii showing an offering to Agathos, a benevolent daemon, which appears in form of serpent about the altar in a garden, 1st century A.D.

Un demonio bueno adorado era Agathodaemon en cuyo honor, la primera libación al dios Dionisio fue dedicada.[7]

Otras definiciones[editar]

El filósofo Aristóteles creía que una persona feliz era aquel que es un eudaemon, pero aun así, de una manera literal, posee un buen demonio o uno afortunado. Heráclito creía que el carácter de una persona era su deamon guardián.[7]

De vez en cuando, un buen deamon también puede presentarse a las almas de los difuntos. por ejemplo, la heroína Alcestis en 438 a. C. en la tragedia ateniense por la Euripides griega, se mostró como un "demonio bendecido" posteriormente a su muerte.[7]

De acuerdo al psicólogo Carl Jung no hay un eudaemon o bien un cacodaemon sino solo un demonio que es un espíritu único e independiente, ni bueno ni malo que puede vivir dentro de cualquier persona.[5]

En los enfoques místicos, el eudaemon a veces es definido como un símbolo del "yo superior", o de la persona en el "cuerpo causal." de igual manera, es un símbolo de inteligencia en el "plano budista" y planos esotéricos superiores, que asiste a la evolución y es relacionado con los pensamientos y emociones más elevadas.[5]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Russell, Michael; W, J. T. (1865); Vol I, p 157.
  2. a b c Merriam-Webster (1995); p 392.
  3. Prior, William J. (1990); p 150.
  4. a b c d Guiley, Rosemary E. (2008); p 94.
  5. a b c d e Wilhelm, Robert (1995); p 22.
  6. Smith, William (1844); p 295.
  7. a b c Cooksey, Thomas L. ( 2010); pp 69-71.

Referencias[editar]

  • Cooksey, Thomas L. (2010). Plato's 'symposium': a reader's guide. Continuum. ISBN 0826444172. 
  • Merriam-Webster; Encyclopedia Britannica, ed. (1995). Merriam-Webster's Encyclopedia of Literature. Merriam-Webster. ISBN 0877790426. 
  • Russell, Michael; Wheeler, James T. (1865). A Connection of Sacred and Profane History from the death of Joshua to the decline of the kingdoms of Israel and Judah. Londres: William Tegg. OCLC 7051604. 
  • Prior, William J. (1990). Virtue and knowledge: an introduction to ancient Greek ethics. Routledge. ISBN 0415024706. 
  • Wilhelm, Robert (2002). Return to Soul: An invitation to view the soul. iUniverse. ISBN 0595221491. 
  • Guiley, Rosemary Ellen (2008). The Encyclopedia of Witches, Witchcraft and Wicca. Facts on File. ISBN 0816071039. 
  • Smith, William (1844). Dictionary of greek and roman biography and mythology. 1, Abaeus-Dysponteus. Londres: Taylor and Walton John Murray. OCLC 492553013.