Espagiria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Espagiria es un nombre dado a la producción de medicinas a partir de plantas utilizando procedimientos alquímicos. Entre estos procedimientos están la fermentación, destilación y la extracción de componentes minerales de las cenizas de la planta. Estos procesos estaban en uso en la alquimia medieval generalmente para la separación y purificación de metales en menas, o para separar la sal del agua u otras soluciones acuosas.

Etimología[editar]

Palabra atribuida a Paracelso ("Spagyria") del griego "spaô", "extraer" y "ageirô" reunir.
Fue usado como sinónimo de Química.

Paracelso dice lo siguiente:

«Darumb so lern Alchimiam, Die sonst Spagiria heibt,
Die lernt das falsch scheiden von gerechten».

«...por eso aprende la Alquimia, que de otro modo es llamada Espagiria,
ella enseña a separar lo falso de lo justo».


Paracelso, Opus Paramirum

Los medicamentos espagíricos se componen de tinturas principalmente vegetales obtenidas en fechas determinadas de acuerdo a las influencias astrológicas.
En este punto se diferencia de la fitoterapia y de la medicina Homeopática, que no toma en cuenta estas influencias.

La espagiria en la práctica[editar]

La espagiria más comúnmente se refiere a la tintura de la planta, a la que se ha añadido mediante un proceso también la ceniza de la planta ya calcinada. La justificación original para estas tinturas especiales a base de plantas parece haber sido que, utilizando sólo un extracto de alcohol no se puede esperar que contengan todas las propiedades medicinales de una planta viva, y lo que trata este sistema es que el componente mineral de la planta sea quemado, preparado por separado y luego vuelto a añadir para 'potenciar' la tintura alcohólica. Las raíces de la palabra por lo tanto primero se refieren a la extracción o separación del proceso y luego al proceso de recombinación.

Los que fabricaban estas tinturas vegetales sostienen que poseen superiores propiedades terapéuticas que las tinturas de alcohol simple. En teoría, estas tinturas espagíricas opcionalmente, también pueden incluir el material de la fermentación del material vegetal, así como cualquier componente aromático, que puede ser obtenida a través de la destilación. Al producto final de estos procesos se le denomina "esencia".

El concepto de los remedios espagíricos a su vez se basa en los tres principios fundamentales de la alquimia denominados, azufre, mercurio y sal (filosóficos). "La base de estas materias era la trinidad de los principios alquímicos: el azufre, el mercurio y la sal. La sal era el principio de fijeza (no-acción) e incombustibilidad; el mercurio significa el principio de fusión (capacidad de fusión y de fluidez, así como de volatilidad), y el azufre era el principio de inflamabilidad."

Las tres propiedades primordiales alquímicas y sus correspondencias en la espagiria son:

  • Mercurio = elemento agua, que representaría la esencia de la vida de la planta, el extracto de alcohol de la planta, sería el portador de la esencia de la vida.
  • Sal = elemento tierra, lo que representa el vegetal extraído de las cenizas de las sales del cuerpo calcinado de la planta.
  • Azufre = elemento fuego, cualidad de la planta, que representa la esencia de aceites volátiles del vegetal.

Paracelso afirmó que el verdadero propósito de la alquimia no era conseguir oro, sino más bien la producción de medicamentos. El término "Spagyria" ha sido utilizado por Paracelso en su libro "Liber Paragranum", derivado de las palabras griegas "span y ageiro', el significado esencial de los cuales es "separar y combinar". Según Paracelso la naturaleza en sí misma estaba "en bruto y sin terminar" y que el hombre tenía la tarea dada por Dios de hacer evolucionar las cosas a un nivel superior. Como por ejemplo: La planta medicinal "cruda" se ha de dividir en los componentes básicos que calificaba como "azufre" Mercurio", y "Sal" filosóficos y que luego, también hay que eliminar los componentes no esenciales. Estos tres elementos luego se recombinan apropiadamente dando como resultado el remedio espagírico.

En términos contemporáneos, sería la extracción de los aceites esenciales mediante evaporación, y con ese vapor se alcanzaría el "azufre". Luego, la fermentación del resto de la planta y la destilación del alcohol producido sería lo que producirá el 'Mercurio'. La extracción de los componentes minerales de las cenizas calcinadas de la planta constituirían la 'sal'. La dilución de los aceites esenciales en el alcohol, y después la disolución de las sales minerales es cuando se produciría la poción final.

Hay que tener en cuenta que ésta es una representación simplificada del proceso que varía fuertemente según la fuente elegida.

Referencias[editar]

  • M.C Ramos Sánchez, F.J. Martín Gil, J. Martín Gil. "Los espagiristas vallisoletanos de la segunda mitad del siglo XVI y primera mitad del siglo XVII". Estudios sobre historia de la ciencia y de la técnica: IV Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas: Valladolid, 22-27 de septiembre de 1986, 1988, ISBN 84-505-7144-8, pags. 223-228

Enlaces externos[editar]