Escala de coma de Glasgow

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Escala de Glasgow»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La escala de coma de Glasgow es una escala diseñada para evaluar de manera práctica el nivel de consciencia en los seres humanos.

Fue creada en 1974 por Bryan Jennett y Graham Teasdale, miembros del Instituto de Ciencias Neurológicas de la Universidad de Glasgow, como una herramienta de valoración objetiva del estado de conciencia para las víctimas de traumatismo craneoencefálico.

Su precisión y relativa sencillez extendieron posteriormente su aplicación a otras patologías traumáticas y no traumáticas.

Historia[editar]

La Escala de Glasgow fue diseñada por los neurocirujanos ingleses Graham Teasdale y Bryan Jennett, al publicarla en el año de 1974 en la revista The Lancet, en el artículo titulado Assessment of coma and impaired consciousness. A practical escale [Evaluación del coma y alteración del estado de consciencia. Una escala práctica].[1]

Esta primer edición de la escala estaba formada por 3 categorías a evaluar: la apertura ocular, la respuesta verbal y motora que daban una sumatoria de 14 puntos. En 1976, le fue adicionado un punto a la escala para valorar la flexión anormal (postura de decorticación), en el rubro de respuesta motora dando un total de 15 puntos, tal y como se conoce hasta la fecha.[1]

Descripción de la escala[editar]

La escala está compuesta por la exploración y cuantificación de tres parámetros: la apertura ocular, la respuesta verbal y la respuesta motora. Dando un puntaje dado a la mejor respuesta obtenida en cada categoría.[2] [3] El puntaje obtenido para cada uno de los tres se suma, con lo que se obtiene el puntaje total. El valor más bajo que puede obtenerse es de 3 (1 + 1 + 1), y el más alto de 15 (4 + 5 + 6).

Variable Respuesta Puntaje
Apertura
ocular
  • Espontánea
  • A la orden
  • Ante un estímulo doloroso
  • Ausencia de apertura ocular

4 puntos
3 puntos
2 puntos
1 punto

Respuesta
verbal
  • Orientado correctamente
  • Paciente confuso
  • Lenguaje inapropiado (p. ej. interjecciones)
  • Lenguaje incomprensible (p. ej. gruñidos, suspiros, etc.)
  • Carencia de actividad verbal

5 puntos
4 puntos
3 puntos
2 puntos
1 punto

Respuesta
motora
  • Obedece órdenes correctamente
  • Localiza estímulos dolorosos (p. ej. presión sobre el
    lecho ungueal)
  • Evita estímulos dolorosos retirando el segmento corporal
    explorado
  • Respuesta con flexión anormal de los miembros
  • Respuesta con extensión anormal de los miembros
  • Ausencia de respuesta motora

6 puntos
5 puntos

4 puntos

3 puntos
2 puntos
1 punto

Interpretación[editar]

En el traumatismo craneoencefálico la puntuación obtenida es el elemento utilizado para definir la severidad del cuadro acorde a la clasificación de Gennarelli, y es útil para definir algunas de las conductas diagnósticas y terapéuticas durante el manejo inicial. Su aplicación en exploraciones repetidas permite realizar un seguimiento de las fluctuaciones del estado de conciencia, de gran utilidad en la fase temprana de tratamiento.[4] [5]

Puntaje Interpretación
14 - 15 Traumatismo craneoencefálico leve
9 - 13 Traumatismo craneoencefálico moderado
< 9 Traumatismo craneoencefálico grave

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Muñana-Rodríguez, J. E.; Ramírez-Elías, A. (2014). «Escala de coma de Glasgow: origen, análisis y uso apropiado». Enfermería Universitaria (Universidad Nacional Autónoma de México) 11 (1): 24-35. ISSN 1665-7063. Consultado el 20 de mayo de 2017. 
  2. Argente, Horacio A; Álvarez, Marcelo E (2009). Semiología Médica. Fisiopatología, Semiotecnia y Propedéutica: Enseñanza basada en el paciente (1a edición). Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana. ISBN 978-950-06-072-9. 
  3. Sumie Koizumi, María; Aráujo, Leandro de (2005). «Escala de Coma de Glasgow - subestimacao en pacientes com respostas verbais impedidas». Acta Paulista de Enfermagem (en portugués) 18 (2): 136-142. Consultado el 20 de mayo de 2017. 
  4. «Traumatismo craneoencefálico». Hospitales Nisa. Consultado el 20 de mayo de 2017. 
  5. Luque Fernández, María del Mar; Boscá Crespo, Antonio R. «Traumatismo craneoencefálico».