Envenenamiento de un catalizador

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El envenenamiento de catalizador o catalizador envenenado se refiere en el sentido de que un catalizador puede ser 'envenenado' si éste reacciona con otro compuesto que vincula químicamente (similar a un inhibidor) pero no libera, o químicamente cambia al catalizador. Esto con eficacia reduce la utilidad del catalizador, (es decir el número de sitios activos) como éste no puede participar en la reacción con la cual se suponía para catalizar; entonces se inhibe en términos químicos, aunque existen sustancias, que pueden limitar o revertir tal condición de envenenamiento.

Ejemplos

Un ejemplo puede ser el catalizador de níquel Raney, que ha reducido la actividad cuando está en la combinación con el acero suave. La pérdida en la actividad de catalizador puede ser vencida (teniendo un forro de epóxico u otras sustancias).

El envenenamiento de los catalizadores de paladio y platino ha sido extensivamente investigado. Por regla general, el platino (como el catalizador de Adán, fino dividido sobre el carbón) es menos susceptible. Venenos comunes para estos dos metales son de azufre y heterociclos de nitrógeno como piridina y quinolina.

Bibliografía[editar]

Nelson LD, Cox MM, (2005) Lehninger Principicios de Bioquímica, 4a. Edición, W.H.Freeman, Omega, ISBN 978-84-282-1410-0

Bornscheuer UT, Kazlauskas RJ, (2006)Hidrolasas en Síntesis Orgánica, 2a. Edición, Wiley-VCH, ISBN 3-527-31029-0